Pasado gerente del CNSS responde a director de ARS CMD

Pasado gerente del CNSS responde a director de ARS CMD

SANTO DOMINGO,RD.- El señor Arismendi Díaz Santana, pasado gerente del Consejo Nacional de Seguridad Social, respondió al doctor César Gómez, director ejecutivo de la ARS-CMD tras tildarlo de privatizador.

De acuerdo con el señor Díaz Santana, “esa es ya una norma recurrente cuando se carece de argumentos para justificar los resultados lamentables que arroja el propio informe del CMD”. 

Cuestionó que la ARS del Colegio Médico Dominicano, según sus explicaciones, solo entrega en servicios 63 pesos por cada 100 que recibe mientras que la ARS Senasa y ARS privadas entregan 90 de cada 100. “La ARS del CMD se queda con 37 pesos de cada 100 que recibe”.

Puso en tela de juicio la credibilidad de la cúpula del colegio, ya que insiste en que las ARS privadas son intermediarias y administra una ARS que paga alta intermediación. “¿Cómo explicar que se gasten más de 20 millones de pesos en “promotores de salud”, si los afiliados a la ARS del CMD son los propios médicos, que se supone que no necesitan motivación para continuar en su ARS? ¿Por qué tanta intermediación “improductiva” si los servicios son tan buenos, solidarios y oportunos, que no necesitan promoción?”.

Reiteró que apoya el aumento de las tarifas y honorarios. Recomendó un reajuste con el aumento de la cápita. Demandó la reducción gradual de los copagos ilegales. Exigió mayor y mejor fiscalización de la SISALRIL. Y recomendó un estudio independiente sobre la administración del riesgo y el desempeño de las ARS, incluyendo a la ARS del CMD. 

Sostuvo que “los mayores privatizadores de la medicina han sido el Estado, por su incapacidad durante más de 60 años, de brindar servicios públicos de calidad, forzando incluso a las familias más pobres y vulnerables hasta a endeudarse para acudir a un centro privado. Y también son privatizadores corresponsables, aquellos grupos que protegen a quienes no solo no cumplen con un horario limitado de 4 horas, sino además, suspenden los servicios, dejando a la población desamparada. La preferencia marcada por lo privado no es tanto por su eficiencia, sino por la ineficiencia del sector público”.