Alergia al trigo: síntomas y causas

Alergia al trigo: síntomas y causas

La alergia al trigo se produce porque el cuerpo reacciona frente a las proteínas que contiene este alimento. Ahora bien, ¿quiénes pueden ser alérgicos? ¿Qué síntomas produce? Descubre más a continuación.

Alergia al trigo: síntomas y causas
  • Gonartrosis: síntomas y tratamiento
  • Tipos de arritmia sinusal
  • Pseudogota: síntomas, causas, diagnóstico y tratamiento

Hasta hace un tiempo, la única condición que requería excluir el trigo de la dieta era la celiaquía, sin embargo, hoy en día se conoce otra entidad en la cual este producto también genera reacciones adversas: la alergia al trigo. ¿Qué síntomas produce? ¿Cuáles son sus causas?

Según la evidencia científica, la prevalencia de esta afección es baja, ya que ocurre en el 0,1 % de la población mundial. Así es que, como en otras alergias alimentarias, las manifestaciones son variadas. Descubre más detalles en este artículo.

¿Qué es la alergia al trigo?

Se llama alergia al trigo a la reacción del organismo frente a las proteínas que tiene este alimento. Ocurre porque el cuerpo las identifica como una sustancia tóxica o extraña.

En estas personas, lo que sucede es que el sistema inmune activa sus mecanismos de defensa mediante la producción de anticuerpos. Con ello se producen síntomas de alergia. Como en todas estas situaciones, la sensibilización ocurre desde el nacimiento, pero puede manifestarse en diferentes etapas de la vida.

Campos de trigo.
El trigo es el protagonista de esta forma de alergia particular que incide con poca frecuencia en la población.

¿Cuáles son los síntomas que produce?

La sintomatología abarca la aparición de manifestaciones gastrointestinales, dermatológicas y sistémicas. Según diversos estudios, estos pueden ser desencadenados por otras proteínas del trigo diferentes al gluten, sin embargo, los efectos que produce se confunden con la enfermedad celíaca. Pueden aparecer las siguientes:

  • Erupciones en la piel con picazón o irritación corporal.
  • Irritación e inflamación de la nariz con secreciones nasales.
  • Ojos llororos.
  • Disminución del olfato.
  • Inflamación de garganta, cefalea (dolor de cabeza), vómitos y diarrea luego de la ingesta de trigo.
  • Dolor abdominal, hinchazón y producción de gases.
  • Dificultad para respirar.

Anafilaxia y ejercicio

En algunos casos, la ingesta de trigo en personas alérgicas puede ocasionar una reacción grave, conocida como anafilaxia. En ella, además de los problemas anteriores, aparecen síntomas severos como la disminución de la presión sanguínea, opresión en el pecho, mareos, pérdida de consciencia y latidos cardíacos acelerados (taquicardia).

Así pues, el riesgo de que se produzcan estas complicaciones aumentan luego del ejercicio, ya que los cambios que provoca la actividad física en el organismo empeoran la respuesta inmune. Pueden suceder y aparecer hasta 4 horas luego del consumo del alimento.

¿Cuáles son las causas de la alergia al trigo?

Las causas pueden ser diversas. En primer lugar, debe quedar en claro que la introducción del trigo en la dieta durante la infancia es un momento crítico, ya que el mismo tiene un potencial alérgeno importante.

Sin embargo, aunque la alergia apareciera a edades tempranas, en la mayoría de los casos la misma podría resolverse por sí sola cuando el niño alcanza la edad escolar. Durante el proceso de maduración, los cambios del sistema inmune juegan un papel clave en la asimilación de las sustancias.

Predisposición genética

Las alergias que se presentan en los adultos tienden a ser permanentes. Así es que, según diversos estudios científicos, las personas son más propensas a padecer este problema si provienen de una familia en la que exista una predisposición genética.

Esta predisposición se registra si padres, hermanos, tíos o abuelos han tenido alergias alimentarias o a otras sustancias comunes. Como así también, es importante el antecedente de asma, dermatitis y rinitis.

Sigue leyendo: Alergia a las especias: ¿cómo saberlo?

Asma del panadero

Existen casos, sobre todo en personas que tienen una exposición prolongada al trigo, como los panaderos, en los que las partículas del polvo de harina en suspensión provocan una sensibilización del organismo. En consecuencia, a causa de esta sobreexposición, se presenta alergia, la cual es conocida como asma del panadero.

¿Cuál es el tratamiento?

En el caso de los pacientes con alergia al trigo, la recomendación nutricional es excluir este alimento de la dieta. Cabe resaltar que no es necesario que se eliminen por completo los productos que tengan gluten, como sucede en la enfermedad celíaca, sino que se limitan productos en los que pueda estar el cereal.

Es claro que la harina, el pan, las pastas, los productos de bollería y los cereales para el desayuno son algunos ejemplos en los que el trigo está presente. Sin embargo, un porcentaje importante de la población desconoce que puede ser un ingrediente de otros comestibles, tales como helados, ketchup, algunos cosméticos y hasta saquitos de té.

Una recomendación a tener en cuenta para estar seguros si el producto que se va ingerir o utilizar contiene este alimento, es corroborar el listado de ingredientes con el que se ha elaborado. De este modo, si el trigo figura en el mismo, lo aconsejable es evitar su uso.

Alimentos para la enfermedad celíaca.
Alergia al trigo no es lo mismo que enfermedad celíaca, por lo que las dietas no son iguales.

Descubre más: Pan sin gluten de trigo sarraceno y arroz

Alergia al trigo no es enfermedad celíaca

Aunque esta afección se manifieste de forma similar a la enfermedad celíaca, no es lo mismo. En ella, el responsable de las reacciones adversas en el organismo es el trigo, por lo que es el único alimento a evitar en la dieta.

Asimismo, si tienes algunos de los síntomas descritos y sospechas que puedes llegar a padecerla, lo aconsejable sería que consultes a tu médico y que realices las pruebas diagnósticas. De este modo, podrás estar seguro si es tu problema o no.