Anís estrellado: propiedades, beneficios y contraindicaciones

Anís estrellado: propiedades, beneficios y contraindicaciones

El anís estrellado es un producto con interesantes propiedades medicinales. Además, su particular sabor también se aprovecha con fines culinarios. ¿Quieres saber más sobre sus beneficios? ¡Sigue leyendo!

El anís estrellado es uno de los ingredientes más populares tanto en la gastronomía como en la medicina natural. Su bonita forma de estrella de 8 picos y su aroma anisado lo convierten en un ingrediente habitual de muchas tisanas y remedios para la tos, los resfriados o los problemas digestivos.

No hay que confundirlo con el anís verde, pues sus plantas no forman parte de la misma familia. Sin embargo, a nivel práctico comparten muchos de sus componentes y propiedades. En el siguiente artículo descubrimos cuáles son y cómo se puede usar de forma segura.

El anís estrellado

Bajo el nombre científico de Illicium verum se conoce tanto el árbol como el fruto del anís estrellado. Es originario del sur de la China, Corea y Japón donde se sembraba en los templos y cementerios. Su uso es habitual en las medicinas tradicionales orientales para mejorar las digestiones y proteger de las infecciones.

En China también tiene un empleo histórico en la cocina y forma parte de una mezcla habitual conocida como «5 especias». Con su llegada a Europa empieza a formar parte de la elaboración de pudín y siropes, y se usa para hacer una gran variedad de aguardientes como el Ouzo en Grecia o Sambuca italiano.

El anís estrellado
El anís estrellado se conoce por sus aplicaciones en la gastronomía y en la medicina natural.

¿Cuáles son sus propiedades?

Las plantas medicinales presentan en su composición una serie de principios activos que las dotan de su capacidad terapéutica. Por norma general, estas se usan para mejorar algunas enfermedades, o bien, sus síntomas. En el caso del anís estrellado los componentes más destacados son las siguientes:

  • Aceites esenciales: anetol, limoneno y estragol.
  • Flavonoides: quercetina.
  • Lignanos.
  • Terpenos.
  • Ácidos orgánicos: shikímico y quínico.
  • Alcoholes: linalol.
  • Taninos.
  • Pectinas y mucílagos.

Debido a su aporte de estas sustancias, esta especia presenta una serie de propiedades específicas para la salud. Una de las más reconocidas es su capacidad antiviral. El ácido shikímico es uno de los ingredientes principales del medicamento Tamiflu que se usa para combatir la influenza aviar.

Esta se complementa con una destacada acción insecticida, antifúngica, antihelmíntica, antimicrobiana y antibacteriana frente a algunos patógenos como E.Coli, Salmonella o Clostridium. También es investigado como un posible tratamiento a todas aquellas bacterias que se han vuelto resistentes a los antibióticos comunes.

Otras propiedades que cabe resaltar son las siguientes:

  • Digestivo y eupéptico: estimula las secreciones gástricas y favorece la digestión.
  • Carminativo: ayuda a la expulsión de los gases intestinale.
  • Expectorante y antiséptico de las vías respiratorias.
  • Analgésico.
  • Sedante.
  • Antioxidante.
  • Antiinflamatorio.

Beneficios del anís estrellado para la salud

Muchos de los beneficios del anís se han aprovechado en la medicina tradicional China y en la ayurveda. De hecho, en la actualidad se están investigando en la ciencia moderna. Debido a esto, su uso es cada vez más aceptado como coadyuvante para algunas enfermedades y dolencias habituales. ¿Para qué sirve?

Molestias del aparato digestivo

El anís estrellado mejora las digestiones pesadas, ya que estimula las secreciones estomacales. Se recomienda en casos de dispepsia hiposecretora (malestar y dolor en la parte alta del estómago) y con pérdida de apetito.

Al mismo tiempo, los remedios con este fruto favorecen la expulsión de gases del aparato digestivo. En consecuencia, disminuye la hinchazón abdominal y las flatulencias. Además, es un buen remedio para tratar los cólicos y espasmos derivados de una mala digestión.

Para los problemas respiratorios

Las propiedades expectorantes y calmantes de este ingrediente se emplean en la medicina natural como complemento para calmar la tos persistente, el resfriado y otras molestias del sistema respiratorio. 

Incluso, parece que ayuda a diluir y eliminar la mucosidad que obstruye el tracto respiratorio ante este tipo de enfermedades. Asimismo, es útil en caso de gripe debido a su actividad antiviral.

Tiene actividad antibacteriana y antifúngica

Los extractos de anís estrellado se han investigado como posible tratamiento contra la Escherichia coli, causante de numerosos problemas respiratorios y digestivos. También puede tener un efecto positivo en los problemas de infección por herpes. 

Incluso, se ha observado que puede contribuir a detener el desarrollo descontrolado de algunos hongos y levaduras. Este es el caso de la Candida albicans, que puede llegar a provocar muchas molestias vaginales en las mujeres.

Ayuda a regular la glucosa en sangre

En este estudio de la revista Molecules se evalúa la posible utilidad de un gran número de hierbas y especias medicinales en el manejo de la diabetes. Entre ellas, se detalla que el anís estrellado presenta actividad antidiabética.

No obstante, aún se desconocen los mecanismos por los cuales ocurre este efecto. Por lo anterior, no debe ser un tratamiento de primera elección a la hora de regular la glucosa en la sangre. Además, es necesario consultar primero con el médico.

¿Cómo consumir anís estrellado?

Existen muchas formas de incorporar el anís estrellado en el día a día. No obstante, la más común es en forma de infusión. Para prepararla se necesitan entre 0,5 y 1 gramo de anís estrellado por cada taza de agua. Se dejan hervir en un cazo entre 5 y 8 minutos, y se cuela el líquido. Se pueden tomar 1 o 2 tazas al día.

De esta manera es un buen remedio para calmar la sintomatología de los resfriados, la tos y los problemas digestivos. En este último caso, lo idóneo es ingerirla después de las comidas. A su vez, se puede combinar con otras plantas medicinales para complementar su acción terapéutica.

Por supuesto, existen otras maneras de poder disfrutar de sus propiedades. Su sabor es parecido al regaliz y al hinojo, aunque no pertenece a sus mismas familias. Por lo anterior, en la cocina combina muy bien con el cilantro, el cardamomo, la canela o el clavo de olor, tanto en platos dulces como salados.

Bajo la forma de aceite esencial se usa tanto para aplicaciones internas como externas. Se pueden ingerir 1 o 2 gotas diluidas en un líquido. Para uso externo o masajes se recomienda aplicar con un aceite vegetal de base (oliva o coco, por ejemplo).

Taza anís estrellado.
El anís se puede preparar en infusión. Sin embargo, también puede incluirse en diversas preparaciones culinarias.

¿Su uso tiene contraindicaciones?

El anís estrellado ha formado parte de remedios tradicionales durante siglos y se considera un ingrediente seguro para consumir. Sin embargo, como en muchas otras ocasiones, esto no es válido para todas las personas y es necesario tomar una serie de precauciones.

Debido a la falta de estudios que avalen su seguridad, no se recomienda durante el embarazo y la lactancia. Tampoco se aconseja su administración en bebés y niños pequeños, aunque sea conocido como un remedio para los cólicos. Puede tener efectos negativos en su sistema nervioso y gastrointestinal.

El anís estrellado de la China (Illicium verum) y sus derivados se consideran seguros por norma general. Sin embargo, en algunas ocasiones sus frutos pueden estar contaminados con anís estrellado japonés (Illicium anisatum). Este último, contiene un componente neurotóxico que puede causar síntomas graves como epilepsia, alucinaciones y náuseas.

Los aceites esenciales derivados de las plantas o sus frutos tienen las mismas propiedades, pero en cantidades muy aumentadas. Por este motivo, es necesario usarlos con mucha precaución, ya que pueden tener efectos irritantes. Deben prestar atención las personas con problemas digestivos y pieles sensibles.

Antes de usar el anís estrellado es necesario consultar con un médico o especialista, sobre todo si se padecen problemas de salud o se toman medicamentos. El anetol es tóxico en grandes cantidades, por lo que no se deben superar nunca las dosis recomendadas.

Lo más destacado sobre el anís estrellado

El anís estrellado también se conoce como «badiana de la China»; tiene una historia muy antigua como ingrediente medicinal. Es popular en el continente asiático, donde forma parte de muchas recetas de cocina y remedios tradicionales.

Hoy en día su uso está indicado para mejorar los problemas digestivos, los gases, los resfriados o la tos. También tiene componentes antisépticos. La forma más popular de tomarlo es en infusión, aunque también se usa en aceite esencial o en polvo.

Para evitar posibles contaminaciones y efectos secundarios con anís estrellado japonés, es necesario verificar el origen de los productos que se compran. Este problema no existe si se adquiere mediante canales de venta seguros, ya que los propios fabricantes han desarrollado técnicas para poder diferenciar ambas variedades.