Bacopa, una planta con beneficios para la memoria

Bacopa, una planta con beneficios para la memoria

La bacopa es una planta popular en la medicina ayurvédica. Se utiliza para potenciar la memoria, proteger la salud cerebral y prevenir el envejecimiento prematuro.
Bacopa, una planta con beneficios para la memoria

La bacopa (Bacopa monnieri) es una planta bastante conocida en la medicina ayurvédica tradicional. Pertenece a la familia de las escrofulariáceas; la misma de las graciolas y los gordolobos. También se conoce con otros nombres, como «neer brahmi», «hisopo de agua» y «hierba de la gracia».

Se trata de una planta acuática que crece en ambientes tropicales húmedos de países como Pakistán, India, Vietnam, Taiwán y el sur de China. También se distribuye por varias zonas de Norteamérica, Centroamérica y África tropical.

Si bien se utiliza como planta de jardín, debido a sus llamativas flores, su popularidad se debe a sus aplicaciones medicinales. En particular, la evidencia sugiere que tiene potencial antiinflamatorio, neuroprotector, analgésico, sedante y antiepiléptico. ¿Te interesa saber más al respecto? A continuación repasamos sus principales beneficios.

Principales compuestos bioactivos de la bacopa

Antes de detallar los usos y beneficios de la bacopa, cabe destacar sus principales compuestos bioactivos. Estos explican su potencial farmacológico y sus múltiples propiedades.

De acuerdo con información divulgada en la revista Frontiers in Nutrition , sus principales constituyentes incluyen lo siguiente:

  • Saponinas.
  • Alcoholes.
  • Esteroides.
  • Alcaloides.
  • Azúcares.
  • Aminoácidos.
  • Flavonoides.
  • Cucurbitacinas.
  • Glucósidos, glucósidos de esterol y glucósidos de feniletanoide.

El principal compuesto activo son las saponinas, que a su vez abarcan los bacósidos, los bacopasidos, las bacosaponinas, el ácido betulínico y la monnierina. Se asocian con beneficios para la salud neuronal y del cerebro.

Usos y beneficios de la bacopa, la planta que estimula la memoria

En la práctica de medicina ayurvédica, la bacopa se valora por su potencial para estimular la memoria y reducir el riesgo de enfermedades neurodegenerativas. Además, tiene otros atributos terapéuticos que hoy por hoy se evalúan en diversos ensayos clínicos y farmacológicos.

Veamos qué dice la ciencia hasta el momento.

Ayuda a estimular la función cerebral

No es casualidad que la bacopa y los suplementos derivados tengan un amplio uso como estimulantes cerebrales. Las investigaciones en animales y en humanos sugieren que mejora la memoria, la atención y la tasa de aprendizaje.

Un estudio compartido a través de Psychopharmacology informó que los adultos sanos que tomaron 300 mg de Bacopa monnieri al día, durante 12 semanas, presentaron una mejora de la memoria, de la capacidad de procesar información visual y del aprendizaje.

Una investigación compartida en Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine respalda dichas propiedades. De forma similar, los adultos que tomaron entre 300 mg y 600 mg de extracto de Bacopa monnieri por día informaron mejoras en la atención, en el proceso cognitivo y en la memoria de trabajo. 

En estudios en animales, la planta también demostró potencial como coadyuvante para mejorar el aprendizaje espacial y la capacidad para retener información. Se requieren más investigaciones para corroborar estos efectos.

Bacopa mejora la memoria de un hombre.
Los estudios científicos dan cuenta de un efecto beneficioso sobre la memoria en los adultos que consumieron bacopa.

Tiene potencial neuroprotector

Sumado a lo anterior, la bacopa se destaca por su efecto neuroprotector. Este se vincula con la prevención de trastornos neurodegenerativos, como el alzhéimer y otras formas de demencia. Al respecto, un estudio en Drug Target Insights determinó que los bacósidos tienen potencial terapéutico en la enfermedad de Alzheimer.

Estas sustancias de acción antioxidante protegen al cerebro frente al daño oxidativo y el deterioro cognitivo relacionado con la edad. La hipótesis sugiere que tienen la capacidad de cuidar las neuronas contra la toxicidad inducida por los beta amiloides.

Aun así, en una revisión compartida en Interactive Journal of Medical Research se ponen en duda estos efectos de la planta. Los investigadores concluyeron que la evidencia obtenida es de «certeza baja», ya que no observaron efectos relevantes de la planta al compararla con un placebo y con donepezilo (un fármaco usado para potenciar la memoria).

Exhibe potencial antiepiléptico

Una revisión en la revista Fitoterapia detalla que la bacopa se emplea como tónico para aumentar el rendimiento mental. Debido a sus cualidades antioxidantes, sería neuroprotectora. Por ello, también es beneficiosa ante trastornos como la epilepsia.

Dicha enfermedad neuronal se caracteriza por la presencia de ataques epilépticos, alteraciones del aprendizaje y problemas de la memoria. Por ahora, solo estudios en modelos animales han podido determinar este potencial.

El contenido de bacósidos y de triterpenoides es el que se vincula a su capacidad para mejorar la transmisión del impulso nervioso. Asimismo, se ha observado que puede proteger la cognición.

Se requieren estudios en humanos para comprobar estos efectos.

Ayuda a prevenir la ansiedad, el estrés y la depresión

El efecto adaptógeno de la bacopa fue evaluado en un estudio hecho en ratas compartido en Pharmacology, Biochemistry and Behavior. Este concluyó que el extracto de B. monnieri tiene una «potente» actividad adaptogénica. Así las cosas, podría mejorar la respuesta del cuerpo frente al estrés.

Un pequeño estudio en humanos respalda estas propiedades. En el mismo, la administración de extractos de la planta se vinculó a una disminución de los niveles de cortisol, hormona que provoca los síntomas del estrés y la ansiedad.

Por su parte, un ensayo controlado aleatorio divulgado en The Journal of Alternative and Complementary Medicine evidenció que la planta mejora el rendimiento cognitivo y disminuye los estados de ansiedad y depresión en los adultos mayores afectados por trastornos degenerativos incipientes.

Otros posibles usos de la bacopa

El abundante contenido de antioxidantes de la bacopa suele vincularse con otros interesantes beneficios. Y si bien son necesarios estudios más amplios y completos, algunas investigaciones preliminares tienen hallazgos prometedores, como los siguientes:

  • En un ensayo clínico compartido por Advances in Mind-Body Medicine, un 85 % de los niños con TDHA, tratados durante 6 meses con 225 mg diarios de extracto de Bacopa monnieri,tuvieron una mejoría en el control de los impulsos y la falta de atención. 
  • Estudios en probeta y en animales sugieren que Bacopa monnieritiene potencial para inhibir el crecimiento de células malignas. No obstante, son necesarios más estudios para comprobar estos efectos en humanos.
  • Los flavonoides y los saponósidos de la bacopa tienen cualidades antioxidantes y vasodilatadoras. En estudios en animales, la planta exhibió potencial vasodilatador, lo que a su vez se vinculó a la prevención del riesgo coronario. Son necesarios estudios sólidos en humanos.
Cuidado del cerebro con bacopa.
La acción de la planta sobre el sistema nervioso permite hipotetizar sobre efectos variados, mejorando la memoria, la transmisión nerviosa y la adaptación al estrés.

Riesgos y efectos secundarios de la bacopa

Por lo general, la bacopa es segura para la mayoría de los adultos sanos. Aun así, puede derivar en reacciones adversas como náuseas, calambres estomacales y diarrea.

De igual manera, su uso está contraindicado en los siguientes casos:

  • Úlcera estomacal.
  • Obstrucción renal.
  • Embarazo y lactancia.
  • Trastornos de la tiroides.
  • Obstrucción biliar e intestinal.
  • Pacientes con bradicardia (frecuencia cardíaca baja).

Al igual que otras plantas, su consumo simultáneo con medicamentos puede conllevar interacciones. De modo concreto, se ha observado que interactúa con amitriptilina, que es un medicamento usado para calmar el dolor.

Para evitar estas reacciones conviene consultar al médico antes de ingerir los suplementos.

Dosis y presentaciones

En tiendas en línea, farmacias y herbolarias, la bacopa se distribuye como comprimidos, extractos, en combinados con otras plantas medicinales y como planta seca para infusión. Sin embargo, no suele ser fácil encontrarla en el mercado.

En cualquier caso, todas las formas de consumo deben hacerse con precaución, respetando las dosis sugeridas por el fabricante. A menudo, se sugieren entre 300 mg y 450 mg por día. Esto puede variar según la presentación.

¿Qué hay que recordar sobre la bacopa?

En la medicina ayurvédica, la bacopa se valora por su potencial para estimular la memoria, reducir los niveles de estrés y proteger la salud cognitiva. Algunas investigaciones han evaluado estos efectos y han hecho hallazgos prometedores. Aun así, se requieren estudios más sólidos y concluyentes.

No debe ser un tratamiento de primera línea contra las enfermedades. Su uso es meramente complementario y, en la medida de lo posible, debe estar supervisado por el médico. En el mercado, la planta es escasa y difícil de encontrar, lo que también supone una desventaja.