Contraindicaciones del té verde

Contraindicaciones del té verde

Las contraindicaciones del té verde son poco conocidas, pero existen. Es importante descubrirlas antes de ingerir esta bebida de manera habitual. ¡Sigue la lectura!
Contraindicaciones del té verde

El té verde como infusión se ha tomado desde hace siglos en muchos países asiáticos. Hoy en día es —junto al café— una de las bebidas más consumidas en el mundo. Algunos lo eligen por su sabor y otros por sus propiedades. En cualquier caso, conviene saber que también existen contraindicaciones en el consumo de té verde.

Por lo anterior, es aconsejable evitar o moderar su consumo, pues su uso excesivo podría tener efectos negativos. ¿Quieres saber más al respecto? A continuación, te contamos en qué casos es mejor evitar su ingesta y cómo consumirlo de forma segura.

El té verde: una bebida ancestral y beneficiosa

En muchos países occidentales, el té verde se puede considerar una bebida novedosa. Sin embargo, en Oriente su uso y su cultivo se remonta siglos atrás. En la actualidad, los principales países productores son China e India, seguidos de lejos por Sri Lanka, Kenia o Indonesia.

El té verde (como el negro o el oolong) proviene de la planta Camellia sinensis. En este caso, se trata de un té no fermentado, por lo que mantiene intactos algunos de sus principios activos. Sus hojas se recogen frescas y después se enrollan y se secan.

En China siempre se ha considerado una infusión medicinal. En particular, se destaca por su contenido de vitaminas, minerales, cafeína, polifenoles, así como catequinas con capacidad antioxidante.

Estudios en humanos sugieren que puede contribuir a reducir el riesgo de algunas enfermedades, como las cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. También promueve la salud bucodental, es neuroprotector y ayuda a aumentar la densidad mineral ósea.

Esto lo sitúa dentro del grupo de alimentos y bebidas funcionales. Las investigaciones son prometedoras, pero es preciso más evidencia para poder entender sus contribuciones a nivel de salud y, de este modo, formular consejos sobre su consumo.

Además, como hemos comentado, su consumo no siempre es adecuado y en exceso podría tener algunos efectos perjudiciales. ¿Cuáles? En el siguiente espacio los detallamos.

Principales contraindicaciones del té verde

Principales contraindicaciones del té verde
Aunque el té verde contiene nutrientes que contribuyen al bienestar, en ciertos casos es mejor evitar su consumo.

Anemia por déficit de hierro

Como pasa con el café, el té verde interfiere en la absorción del hierro. Esto sucede tanto en el caso del hierro no hemo (que proviene de vegetales) como del hemo (el que aportan las fuentes de origen animal).

Por este motivo, su ingesta excesiva podría causar una anemia por déficit de hierro por problemas de absorción. En este sentido, es aconsejable evitarlo o consumirlo lejos de las comidas en caso de tener anemia o tendencia a padecerla.

Problemas para conciliar el sueño

Las bebidas que contienen cafeína no son las más adecuadas para aquellas personas con dificultad para dormir. Así lo señalan los expertos de Sleep Foundation, basados en datos de estudios científicos.

La adenosina es una sustancia química que se produce en el cerebro y que favorece el sueño. La cafeína tiene la capacidad de bloquearla y, cuando esto sucede, las personas permanecen en estado de alerta y vigilantes durante más tiempo.

Asimismo, se ha descubierto que la cafeína interfiere en los ritmos circadianos de la melatonina. Por esto, si se consumen infusiones de té u otras bebidas cafeínadas cerca de la hora de acostarse, se retrasa el inicio del sueño.

Síntomas de ansiedad

Aparte de los problemas de insomnio, la ingesta excesiva de cafeína también está relacionada con la ansiedad y el sistema nervioso. Es más, la Asociación Americana de Psiquiatría observa la existencia de cuatro trastornos relacionados con la cafeína:

  • Intoxicación por cafeína.
  • Abstinencia de cafeína.
  • Algunos trastornos no específicos.
  • Problemas inducidos por cafeína, como ansiedad y trastorno del sueño.

Cuando las cantidades de cafeína son muy elevadas, los efectos debidos al bloqueo de la adenosina se multiplican. Y entonces pueden aparecer los síntomas de ansiedad. Las personas con trastorno de pánico o de ansiedad social podrían ser especialmente sensibles.

Entre los principales signos de alerta se incluye lo siguiente:

  • Nerviosismo.
  • Inquietud.
  • Dificultades para dormir.
  • Problemas gastrointestinales.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca.

Efectos negativos en el hígado

Uno de los principios activos más abundantes en el té son las catequinas. Entre ellas se destaca la epigalocatequina-3-galato (EGCG) cuya ingesta excesiva se ha relacionado con posibles daños hepáticos.

En efecto, como concluye un panel especial de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) existe evidencia científica de estos. Para ser más exactos, se observa en algunas personas un aumento de las transaminasas tras la ingesta de dosis superiores a 800 miligramos de EGCG.

Sin embargo, cabe señalar que este mismo grupo de expertos considera que la toma de infusiones preparadas de la manera tradicional y las bebidas reconstituidas son seguras, dado que aportan niveles de catequinas inferiores.

Otras contraindicaciones del té verde

A menudo, las contraindicaciones sobre el consumo del té verde hacen referencia a grandes dosis o al uso indebido de los suplementos. En general, la ingesta de infusiones se considera segura para la mayoría de adultos sanos. No obstante, existen algunos grupos de personas en los que se desaconseja su consumo.

Personas con sensibilidad a la cafeína

La susceptibilidad a este componente puede variar entre personas. Para aquellos que lo son en un grado alto es mejor evitar el consumo de té verde y otros tipos de bebidas con cafeína.

Toma de medicamentos

Los principios activos del té verde pueden interaccionar con algunos fármacos u otros suplementos. Algunos ejemplos son la efedrina o la teofilina. Así que en caso de seguir una pauta de medicación, es preferible consultar con el médico para evitar posibles perjuicios.

Embarazo y lactancia

Para las mujeres embarazadas, la Agencia Americana del Medicamento considera seguro la toma de menos de 6 tazas de té verde al día. Sin embargo, esta misma organización cita estudios que muestran que las mujeres gestantes que lo consumen presentan niveles de folatos en sangre inferiores.

El ácido fólico se considera un nutriente crítico por su capacidad de reducir el riesgo de defectos del tubo neural. Por este motivo, puede ser prudente evitar el té verde durante el embarazo. Además, durante la lactancia es aconsejable consultar con el médico para asegurar un consumo adecuado.

Embarazada toma té verde
Por seguridad, es prudente evitar el consumo habitual de té verde durante la etapa de gestación.

Niños y adolescentes

La Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Adolescente señala que no existe una dosis de cafeína considerada segura para los menores. En general, los pediatras desaconsejan su consumo en niños de menos de 12 años. También proponen limitar la cantidad máxima a 100 miligramos diarios para los jóvenes de 12 a 18 años.

Cómo hacer un consumo seguro y sin contraindicaciones de té verde

Para la mayor parte de la población, el consumo de bebidas como el té verde o el café se considera seguro. Incluso, en el marco de una dieta saludable pueden aportar algunos beneficios para la salud.

La Administración Americana de Alimentos y Medicamentos (FDA) establece en 400 miligramos de cafeína al día el límite considerado seguro. Esto quiere decir que en personas sanas no significa un riesgo para la salud, ni hace pensar en la aparición de efectos secundarios como nervios, alteración del sueño o náuseas.

Una taza de té verde o negro (de unos 225 mililitros) contiene entre 30 y 50 miligramos de cafeína. La mayoría de personas pueden beber entre 2 y 4 tazas al día sin experimentar problemas. De cualquier modo, para otras personas este umbral podría ser menor.

Por este motivo, ante cualquier síntoma tras su toma, lo mejor es reducir la cantidad o detener el consumo. Además, quienes empiezan a tomarlo deberían iniciar con dosis bajas. Si hay más dudas respecto a su ingesta adecuada, es preferible consultar con el médico.