¿Cuál es la diferencia entre un humectante y un hidratante para la piel?

¿Cuál es la diferencia entre un humectante y un hidratante para la piel?

Al momento de elegir cremas corporales, es probable que dudes si llevar una humectante o una hidratante. Te aclaramos la función de cada una.
¿Cuál es la diferencia entre un humectante y un hidratante para la piel?

La salud de la cutánea tiene mucho que ver con la hidratación. Es común creer que solo las pieles con apariencia reseca necesitan atención, cuando en realidad todas requieren dosis adecuadas de humedad. Aportas este beneficio con un humectante o un hidratante. No obstante, para saber cuál es el indicado hay que conocer sus diferencias.

Ambos tipos de sustancias hidratan, ya que representan el papel del agua como nutriente. Aunque suponen un mismo efecto, la clave está en la composición. Esto se debe a que los ingredientes varían, lo que cambia tanto las consistencias como las funciones para cada tipo de piel. ¿Cuál elegir? ¡Descúbrelo!

Objetivos de los humectantes y los hidratantes cutáneos

La piel actúa como un escudo frente a agentes patógenos; de este modo, protege de los procesos alérgicos e infecciosos, informa la Cátedra Internacional de Estudios Avanzados en Hidratación.

Esta misma entidad resalta que hidratarse de modo adecuado favorece la humedad de los tejidos corporales y contribuye con la elasticidad, la suavidad y el color de la piel.

Es así como los hidratantes y los humectantes colaboran para preservar el agua en la dermis y evitar que se reseque. Si este es el caso, la deshidratación manifiesta 3 señales que lista la Academia Española de Dermatología y Venereología:

  • Opacidad.
  • Arrugas faciales.
  • Falta de elasticidad y de suavidad.
Objetivos de los humectantes y los hidratantes cutáneos
El uso simultáneo de hidratantes y humectantes es la mejor manera de mantener la piel húmeda y elástica.

Diferencia entre un humectante y un hidratante para la piel

No existe mayor distinción al utilizar los términos humectación e hidratación, pero es la mecánica de cada uno lo que establece una diferencia. La hidratación contiene el agua en las células de la piel, mientras que la humectación sella la humedad en las capas dérmicas.

Si el estrato córneo pierde agua producto de un recambio epidérmico acelerado o por daños de la función barrera, entonces la piel se reseca, enfatiza una publicación de la revista Offarm.

Los humectantes son fórmulas con base de aceites y ésteres que corresponden a oclusivos y emolientes, idóneos para no evaporar el agua y suavizar la piel. Entran en esta categoría los aceites minerales y vegetales, y la vaselina.

De acuerdo con el artículo « Hidratación cutánea. Estética y salud », los humectantes son sustancias higroscópicas, capaces de absorber agua del ambiente. También contrarrestan las incidencias de los rayos solares, del viento y del frío.

Por su parte, la composición de los hidratantes suele incluir emolientes, oclusivos y filmógenos. Por ejemplo, la glicerina, la urea y el ácido hialurónico (AH) son emulsiones acuosas que crean una película para retardar la pérdida transepidérmica de agua.

A partir de su diferencia: ¿cómo saber si necesitas un humectante o un hidratante?

Por recomendación de la Academia Americana de Dermatología (AAD), al seleccionar la hidratación tópica es imprescindible conocer las propiedades del producto y el tipo de piel. Esto se debe a que existen presentaciones variadas como las cremas, las lociones y los geles.

La Asociación Colombiana de Dermatología y Cirugía Dermatológica (AsoColDerma) propone descartar con un especialista posibles patologías en la piel y recibir orientación sobre la incorporación de sustancias con antioxidantes. Además, AsoColDerma coincide con la AAD en considerar el tipo de piel, con el objetivo de seleccionar el mejor producto.

Seca

Para la dermis facial seca invitan a la aplicación de sueros o cremas hidratantes; en tanto, para el cuerpo aconsejan las cremas o los bálsamos humectantes espesos con alto contenido en ácido hialurónico y con derivados naturales como los aceites de coco, de jojoba y de nueces.

La revista Ars Pharmaceutica acota que los componentes vegetales se consideran seguros y tienden a emplearse como materia prima en la elaboración de cosméticos que cuidan la piel.

Grasa

Si quieres humectar la piel corporal sin dejarla grasa convienen las cremas ligeras, las emulsiones y las lociones. Los cutis grasosos reciben mejor los geles o los humectantes con base acuosa.

Debido a la tendencia al acné, los humectantes livianos y los aceites resultan favorecedores, en especial con componentes como los propóleos, la niacinamida y el ácido salicílico.

Sensible

En el caso de las dermis con heridas o resequedad,AsoColDerma sugiere los ungüentos. Si sufres descamaciones, instan al uso de cremas o lociones con urea y humectantes emolientes y espesos. Esto con el fin de sellar la superficie para que no escape la humedad.

Cuando prevalecen diagnósticos de psoriasis o de dermatitis, las pieles asimilan bien las cremas o los bálsamos que no produzcan picor.

Una investigación divulgada por la Revista de la AAD puntualizó que las pieles sensibles requieren una hidratación que mejore la debilidad del estrato córneo.

Después de probar una crema para dermis sensibles, fabricada con glicerina y con un complejo hidroscópico de carbohidratos, el análisis concluyó que mejoraron los signos visuales de la resequedad a largo plazo.

A las pieles mixtas les van mejor lociones o cremas hidratantes acuosas y de rápida absorción.

Mujer se aplica mantequilla
A la hora de elegir un producto humectante o hidratante es necesario considerar el tipo de piel.

¿Cómo aplicar un humectante y un hidratante?

Para optimizar la hidratación, lo correcto es efectuarla en las mañanas y en las noches, de preferencia al salir de la ducha, para atrapar la humedad que la piel acaba de recibir, reseña la AAD. Primero hidrata y después humecta.

Es posible aplicar un único producto que cumpla las 2 funciones en la piel. Lo que no conviene es el mismo cosmético corporal para el rostro. Por la delicadeza de su dermis, el cutis necesita ingredientes particulares. Ahora que sabes la diferencia entre hidratante y humectante, ¿precisas lo que requiere tu piel?