Depilación facial: todo lo que debes saber

Depilación facial: todo lo que debes saber

El mejor consejo para hacerte una depilación facial adecuada, de larga duración y que, sobre todo, no afecte tu cutis es consultar con un profesional en el tema, como puede ser un esteticista titulado o un dermatólogo.
Depilación facial: todo lo que debes saber

La depilación facial es un tema sobre el cual hay varios mitos y tabús. Muchas mujeres se preguntan si es realmente necesario retirar ese vello del rostro. Otras no se hacen esa pregunta, sino que emplean cualquier método a la mano para eliminar el vello facial.

También circula mucha información en torno a los mejores métodos para lograr buenos resultados con la depilación facial. No todo lo que se dice al respecto es cierto. Descubre todo lo que debes saber al respecto.

Métodos de depilación facial

Depilación facial: todo lo que debes saber
La piel del rostro es sumamente delicada; por lo tanto, hay que tener mucho cuidado al depilar la zona.

La depilación facial exige unos cuidados diferentes a los requeridos para cualquier otra parte del cuerpo. Para comenzar, la piel del rostro es más fina y sensible. Por esa razón, algunos métodos que van bien para depilar otras áreas resultan inconvenientes en el rostro. Descubre cuáles son los métodos de depilación facial más y menos aconsejables.

Depilación facial con pinzas

Es un método que demanda tiempo y paciencia. Debe hacerse vello por vello, lo cual puede ser engorroso. Por contrapartida, se trata de un procedimiento muy barato y completamente natural. Es recomendable si solo hay unos cuantos vellos impertinentes en la zona del bigote o la barbilla. De lo contrario, podría resultar difícil de mantener.

Depilación facial con cera caliente

Se estima que hasta el 90 % de las mujeres optan por este método de depilación facial. Es sencillo, duradero y lo puedes realizar en casa sin ningún problema. Ayuda a eliminar los vellos desde la raíz por unas cinco semanas. Sin embargo, las pieles sensibles pueden tener problemas para tolerar la depilación con cera caliente y es posible que les cause irritación y hasta quemaduras.

Depilación con cera fría

La depilación con cera fría corresponde a las bandas depilatorias listas para usarse. Estas exigen un tirón fuerte para retirar el vello, lo cual puede resultar muy agresivo o irritante para ciertas mujeres. Sin embargo, suele ser un procedimiento mejor tolerado por las pieles sensibles. Con la técnica adecuada (tensar la piel con una mano en sentido contrario al tirón) llega a ser una alternativa muy práctica y eficaz.

El uso de cremas depilatorias

Las cremas depilatorias son una alternativa económica, muy práctica y rápida, y, además, sencilla de aplicar. Es muy importante no aplicarlas por más tiempo del indicado. Lo malo en este caso es que no retiran los vellos de raíz, sino que los cortan. Por eso, al poco tiempo vuelven a aparecer, quizá de manera más abundante. La opción es ideal para salir del paso ante una emergencia, pero no como método frecuente.

Aclarado del vello

Aunque no es depilación facial en estricto sentido, sí constituye una buena manera de disimular el vello. La aplicación del decolorante es rápida, pero tiene efectos de larga duración. Es posible que cause algo de picor al comienzo; no obstante, es indoloro. Solo es recomendable para las mujeres que tengan poco vello facial. De lo contrario, podría ser contraproducente desde el punto de vista estético.

Depilación eléctrica

Las maquinillas eléctricas eliminan el vello de raíz y solo deben usarse cada cuatro semanas. Asimismo, cuando el vello reaparezca, será más escaso y débil. Aunque este método de depilación facial no es indoloro, sí causa menos molestias que el depilado con pinzas, por ejemplo. Lo fundamental es emplear una maquinilla especial para el rostro, ya que de lo contrario podría causar fuerte irritación.

Este método consiste en retirar el vello haciendo movimientos oscilatorios con un hilo que se enrolla en los pulgares. Se requiere de mucha práctica para hacerlo bien. Da muy buenos resultados, en especial en el área de las cejas. Ofrece una depilación facial indolora, pero lo mejor es que la lleve a cabo una persona experta.

Depilación facial con láser

La tecnología láser es una alternativa excelente para la depilación facial. Es recomendable sobre todo para las personas con piel blanca y vello oscuro. Asimismo, resulta eficaz cuando el vello es muy grueso. La depilación láser es un método permanente en el que se debe tener cuidado de acudir a un buen especialista, además de seguir todas las recomendaciones de cuidado al pie de la letra.

Consejos para una buena depilación facial

Depilación facial: todo lo que debes saber
La exfoliación previa a la depilación del rostro suele ser recomendable.

Sea cual sea el método de depilación facial que elijas, resulta conveniente seguir una serie de consejos para obtener un mejor resultado. Toma nota de las siguientes recomendaciones:

  • Conviene exfoliar la piel del rostro unos cinco días antes de realizar la depilación facial.
  • El rostro debe estar muy limpio, seco e hidratado antes de hacerte la depilación facial.
  • Es conveniente aplicar un producto hidratante después de depilarte.
  • No tomes el sol ni te expongas a rayos UVA artificiales en las 24 horas siguientes al depilado.
  • El momento ideal para depilarte es después de la ducha, en la noche.
  • Asegúrate de que estás usando el método correcto de depilación facial. Evalúa los resultados y si no son satisfactorios, consulta con un especialista para recibir consejo.
  • Debes esperar al menos 72 horas entre una depilación y otra.
  • Hacerte depilación con frecuencia hace que el vello se vuelva menos denso y más débil, siempre que utilices un método que lo arranque de raíz.
  • Las pinzas son una buena alternativa cuando necesites retocar tu depilación facial.

El rasurado: una nueva tendencia

El rasurado ha tomado fuerza como método de depilación facial. Aunque es una técnica bastante sencilla y rápida, lo cierto es que no es la mejor alternativa para obtener un resultado agradable y duradero.

Se ha puesto de moda emplear la maquinilla manual, pero el efecto no es el mejor. A los pocos días vuelve a aparecer el vello, quizá más grueso y oscuro. Su poca duración y los efectos a largo plazo no lo hacen recomendable. Si tienes una piel muy sensible, lo mejor es que consultes con el dermatólogo antes de utilizar un método que no conoces.

Algunos aspectos a considerar

Aunque la cera caliente es el método más popular de depilado facial por su eficacia y duración, no está exento de problemas. En algunas ocasiones hace que con el tiempo se forme una mancha oscura en la zona del bigote. Es más recomendable la cera fría.

En los métodos de arranque, como las pinzas o el hilo, existe el riesgo de enquistamiento o foliculitis. Estos procedimientos debilitan el vello, que luego tiene dificultades para atravesar la piel y podrían causar problemas.

Cuando se arranca el vello más visible, pero se pasa por alto el vello fino y apenas perceptible, se produce un efecto de «activación del vello»; es decir,  un estimulo para que salga más vello en esa zona. Esto puede ocurrir cuando se utilizan pinzas o un láser inadecuado.

Consulta con el especialista sobre el mejor método para ti

El método láser es sin duda alguna el más eficaz para hacerte una depilación facial. Sin embargo, no es aconsejable en todos los casos, en especial si tienes acné, rosácea o herpes. Por lo tanto, lo mejor es consultar con un especialista antes de hacértelo.

Hay productos naturales que inhiben el crecimiento del vello, como el aceite de nuez orgánica, el extracto de árbol de cera y el extracto de trufa negra orgánica. El secreto está en aplicártelos con mucha regularidad.