Diferencia entre meningitis y encefalitis

Diferencia entre meningitis y encefalitis

Distinguir entre meningitis y encefalitis no es una tarea sencilla para el equipo médico. Son infecciones parecidas en sus inicios, aunque afecten estructuras distintas.

  • Las consecuencias físicas de la anorexia
  • Puntos gatillo: ¿qué son y cómo se tratan?
  • Kuru, una enfermedad neurodegenerativa

Hay dos grandes infecciones a nivel del sistema nervioso central, que son meningitis y encefalitis. Son distintas en su proceso de lesión del cerebro, y también en el tratamiento que se debe instaurar.

Sin embargo, sobre todo al inicio, pueden compartir síntomas similares. Esto nos lleva a tener que realizar diferentes pruebas para discernirlas y diagnosticarlas.

Importancia de diferenciar meningitis y encefalitis

Cuando tenemos una infección en el sistema nervioso central (SNC), el primer paso entre los médicos es orientarse ante qué tipo de infección estamos. Esto es clave, ya que cada una requiere un manejo y tratamiento diferentes.

Además, estas enfermedades tienen elevada mortalidad si no se aplica la terapéutica correcta. Por ello, los síntomas inespecíficos del inicio son problemáticos.

Las dos enfermedades comienzan con:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Vómitos
  • Malestar general

Seguir leyendo: Día Mundial contra la Meningitis: una enfermedad que tiene vacuna

Meningitis

La infección por meningitis se localiza en las capas que recubren el cerebro o encéfalo, llamadas meninges. El síntoma principal que guia el diagnóstico es la rigidez de la nuca. También encontramos los llamados signos meníngeos:

  • Signo de Kernig: cuando levantamos una pierna estirada, la persona con meningitis doblará la rodilla de manera refleja.
  • Signo de Brudzinsky: cuando levantamos el cuello de la persona, ésta flexionara las rodillas de manera refleja.

Es importante destacar que el paciente tiende a estar orientado y consciente, a diferencia de la encefalitis. Sin embargo, también puede haber casos con desorientación.

Al presentarse rigidez de nuca y signos meníngeos con alteración de la consciencia, entonces tendremos ante nosotros un cuadro de meningoencefalitis. La meningoencefalitis es una enfermedad intermedia entre la meningitis y la encefalitis, que combina síntomas de ambas.

hombre con dolor de cabeza por meningitis
La meningitis cursa con dolor de cabeza intenso por la presión de las meninges inflamadas

Tipos de meningitis

Hay dos tipos de meningitis, según sea el agente causal:

  • Bacteriana: es producida por bacterias, entre las que se encuentran con más frecuencia el neumococo y el meningococo. Esta meningitis tiene un pronóstico malo si no se aplica tratamiento antibiótico.
  • Víricas: tienen un buen pronóstico. Tienden a autolimitarse entre 1 o 2 semanas y el cuadro clínico es muy agudo. Además de presentar rigidez de nuca y signos meníngeos, la persona padece síntomas generales, como si tuviera gripe. El tratamiento es sintomático.

Después de realizar una punción lumbar para el diagnóstico diferencial de meningitis, el líquido que sale es el que orienta. En las meningitis bacterianas sale pus, en cambio en las víricas, el líquido es claro.

Quizás te interese: ¿Cuántos tipos de meningitis hay?

Encefalitis

La encefalitis es la inflamación del cerebro o encéfalo, por tanto, los síntomas que predominan están relacionados con la afectación de la función cerebral.

Al igual que la meningitis tenía como síntoma principal la rigidez de nuca, la encefalitis tiene su síntoma cardinal en la alteración de la consciencia. El paciente está más dormido, confuso y desorientado.

Esta alteración de la consciencia puede conducir al coma. Pero antes, se pueden presentar cambios en el comportamiento y modificaciones de la personalidad, así como convulsiones.

Virus del herpes simple

virus herpes simple en la encefalitis
El virus del herpes simple es la causa principal de encefalitis en todo el mundo

La encefalitis es una infección grave y mortal. Tiene una mortalidad del 50 % si no se trata, y el agente causal principal suele ser un virus. Un 30 % de las encefalitis víricas están originadas por el virus del herpes simple, en concreto del tipo 1.

Por ello, cuando una persona presenta síntomas que puedan resultar confusos entre meningitis y encefalitis, lo que tienden a hacer los médicos, según protocolo, es administrar el tratamiento como si fuera una encefalitis. Se prioriza detener una posible enfermedad con mayor mortalidad.

El tratamiento de una encefalitis por herpes es aciclovir, el cual es un antiviral que inhibe la síntesis del ADN del virus en las células infectadas, sin alterar las células sanas. Si la persona tiene más de 50 años, es alcohólica o tiene una enfermedad crónica de base, se le añade un antibiótico llamado ampicilina.

Las diferencias entre meningitis y encefalitis no son siempre claras

Los síntomas de meningitis y encefalitis no siempre se pueden distinguir con precisión. Es más, en la práctica habitual, es difícil lograr un diagnóstico certero de inmediato. Se deben realizar estudios, como la punción lumbar, para asegurarse.

Ante la presencia de fiebre, cefalea, vómitos y malestar general, la consulta no puede esperar. Será el equipo médico el que defina cómo abordarte y qué tratamiento oportuno detendrá el proceso que ha comenzado.