Dihidrotestosterona: qué es y problemas de salud asociados

Dihidrotestosterona: qué es y problemas de salud asociados

La dihidrotestosterona juega un papel muy importante en el desarrollo de los caracteres sexuales masculinos. Sin embargo, también se halla asociada a problemas como la alopecia en los hombres y algunas enfermedades de la próstata.
Dihidrotestosterona: qué es y problemas de salud asociados

La dihidrotestosterona es un andrógeno; esto es, una hormona masculina. Tiene una gran incidencia durante el desarrollo de las características sexuales en el embrión. Asimismo, está asociada con el desarrollo sexual, la libido, la masa muscular y otros aspectos.

La dihidrotestosterona es un compuesto que tiene su origen en la testosterona, que es la hormona masculina por excelencia. El 5 % de la testosterona termina convirtiéndose en dihidrotestosterona. Este andrógeno influye también en la caída del cabello y en la salud de la próstata.

¿Qué es la dihidrotestosterona?

Urólogo atendiendo a un paciente con hiperplasia prostática
La dihidrotestosterona es una hormona sexual masculina que puede incidir, por ejemplo, en la salud de la próstata.

La dihidrotestosterona, o DHT, es una hormona sexual masculina; es decir, un andrógeno. Todas las hormonas de este tipo inciden en el desarrollo de los caracteres sexuales masculinos. También se les conoce como hormonas androgénicas.

La dihidrotestosterona es resultado de un proceso en el cual hay una conversión de la testosterona. Esto se lleva a cabo por la acción de una enzima llamada 5-alpha reductasa. Tal proceso se lleva a cabo en la próstata, los testículos y las cápsulas suprarrenales.

Se estima que la dihidrotestosterona es unas tres veces más potente que la testosterona. Dentro de sus propiedades, está la de incidir en el crecimiento de la próstata, la implantación pilosa del cuero cabelludo y el aumento del pelo facial y corporal.

Importancia de la dihidrotestosterona en el desarrollo sexual

La dihidrotestosterona cumple un importante papel durante el desarrollo de un embrión. Incide de manera directa en la formación de los genitales externos masculinos. Si algo no anda bien con esta hormona, se pueden producir casos de sexo ambiguo.

Durante la pubertad, la dihidrotestosterona cumple un importante papel en el desarrollo de los caracteres sexuales ya que contribuye en el desarrollo de los genitales y en el crecimiento del vello púbico y corporal. Asimismo, hace que la próstata crezca.

Junto con la testosterona, esta hormona influye en la expresión de las preferencias y conductas sexuales. Se le considera el andrógeno principal en lo que tiene que ver con la próstata y los folículos pilosos.

Las niñas también tienen dihidrotestosterona, pero aún no se conoce en detalle el papel que cumple esta hormona en el organismo femenino. Al parecer, incide en la aparición del vello púbico y determina el comienzo de la pubertad.

Enfermedades asociadas a la dihidrotestosterona

Tanto hombres como mujeres pueden tener problemas asociados a los altos o bajos niveles de dihidrotestosterona. Sin embargo, en ambos géneros estos pueden ser leves en unos casos y notorios en otros. Veamos esto con mayor detalle.

Desarrollo sexual

Los altos niveles de dihidrotestosterona en los hombres no producen efectos apreciables. En el caso de las mujeres, cuando esto ocurre es posible que haya exceso de vello facial y corporal y engrosamiento de la voz. También puede haber problemas con la menstruación.

Si los niveles de la hormona son bajos, las mujeres no presentan efectos de consideración. En cambio, en los hombres sí tiene impacto. Si está en la pubertad, es posible que no desarrolle vello corporal y facial, o que sus genitales no se desarrollen por completo.

Alopecia

Alopecia masculina
El exceso de dihidrotestosterona en los folículos pilotos puede generar alopecia en hombres.

En los hombres, la dihidrotestosterona es el principal factor para la aparición de la alopecia androgenética. En las mujeres también puede incidir en la pérdida de pelo, pero es solo uno de los factores que entran en juego.

Esta hormona está presente en los folículos pilosos. Cuando su nivel es muy alto, provoca alopecia de origen hormonal y genético. La dihidrotestosterona se aferra a los folículos pilosos y hace que estos se reduzcan, lo cual da lugar a la calvicie.

Dicho de una manera más gráfica, lo que hace la dihidrotestosterona es asfixiar el folículo. El efecto inmediato es la pérdida de vitalidad, fuerza y color en el cabello. Cuando el proceso avanza, se produce la caída del pelo. Este proceso se conoce como «miniaturización».

Problemas en la próstata

La dihidrotestosterona también puede afectar a la próstata, ya que está presente en este órgano. Se ha asociado el alto nivel de esta hormona con el desarrollo y la exacerbación de la hiperplasia benigna de próstata.

Sin embargo, no existe ninguna evidencia de que este andrógeno sea el origen del agrandamiento de la próstata. Es decir que agrava esa condición, pero no la genera.

Otros

Tanto en los hombres como en las mujeres se cree que la dihidrotestosterona contribuye al desarrollo del acné, así como también en el desarrollo de la musculatura, en el comportamiento humano de agresividad y libido, y en la sensibilidad insulínica y el tono vascular. Los altos o bajos niveles de la hormona pueden contribuir a generar problemas de salud en esos ámbitos.

La consulta médica es recomendable

Hay varios productos para tratar la alopecia que se hacen a partir de inhibidores de la enzima 5-alpha reductasa. Recordemos que esta enzima es la que propicia los procesos que transforman parte de la testosterona en dihidrotestosterona.

Sin embargo, se ha detectado que dichos productos pueden convertirse en causa de problemas como la disfunción eréctil o eyaculatoria, la pérdida de la libido, depresión y ginecomastia o crecimiento de los pechos en los hombres. Se debe tener precaución en su uso.