Frutas astringentes: listado, beneficios y usos

Frutas astringentes: listado, beneficios y usos

Te vamos a mostrar por qué deberías incluir frutas astringentes en la pauta de forma frecuente. Estos comestibles presentan un alto contenido en fibra soluble y antioxidantes.
Frutas astringentes: listado, beneficios y usos

Las frutas astringentes son aquellas que ayudan a combatir la diarrea, mejorando así la sensación a nivel intestinal. Estos comestibles concentran taninos en su interior, además de fibras solubles que pueden retener agua e incrementar la densidad del bolo fecal. Lo mejor es comerlas crudas para aprovechar todas sus propiedades y evitar alteraciones en la motilidad que puedan condicionar las deposiciones.

Antes de comenzar, hemos de comentar que las diarreas pueden estar ocasionadas por diferentes motivos. Las infecciones son uno de ellos. Existen ciertos tipos de bacterias que causan cambios en el equilibrio hídrico del medio interno, poniendo en peligro la reabsorción de líquido en la zona del intestino grueso. Ahora bien, las intolerancias alimentarias también pueden presentar dicha sintomatología.

Frutas astringentes

A continuación, vamos a presentar un listado de las frutas astringentes que se pueden incluir en la pauta para aliviar la diarrea. Piensa que no solo son positivas bajo esta condición, sino que cuentan en su interior con una serie de nutrientes y de fitoquímicos que provocarán que sean beneficiosas en casi cualquier contexto.

Pomarrosa: características, propiedades y beneficios
Incluye frutas astringentes en tu dieta cuando padezcas de diarrea para aliviar la molestia.

Granada

La granada es una de las frutas más astringentes. Concentra en su interior una dosis significativa de vitamina C. Dicho elemento es fundamental para potenciar la función inmune, según un estudio publicado en Nutrients. Por ello, cuando la diarrea cuenta con un origen infeccioso, será determinante asegurar que los niveles de dicho elemento son correctos para solucionar este problema cuanto antes.

Por si esto fuese poco, la granada aporta una cantidad elevada de antioxidantes, unos compuestos que neutralizan la formación de los radicales libres y su posterior acumulación en los tejidos del organismo. Este mecanismo reduce el riesgo de terminar desarrollando patologías crónicas y complejas, tal y como evidencia una investigación publicada en la revista European Journal of Medicinal Chemistry.

Manzana

La manzana cuenta con un tipo de fibra soluble muy beneficioso para el organismo, las pectinas. Esta sustancia le otorga ciertas propiedades astringentes. La fibra soluble es fundamental para conseguir que la microbiota se mantenga funcional. Sirve de sustrato energético para las bacterias que habitan en el tubo, estimulando así su crecimiento. Una revisión publicada en la revista Current Allergy and Asthma Reports lo corrobora.

Las frutas que inflaman el estómago incluyen la manzana verde
La manzana aporta vitaminas y antioxidantes al organismo.

Además, es fuente también de vitaminas y de antioxidantes. Por ello, no debe faltar en las rutinas diarias. Cuenta con un efecto saciante que logrará incrementar la adherencia a una pauta hipocalórica con objetivo de pérdida de peso. Lo mejor es consumirla cruda, aunque también se puede aprovechar para hacer compotas o purés.

Caqui

El caqui es otra de las frutas astringentes que se caracteriza por su contenido en mucílagos, un compuesto que lubrica las paredes del tubo y que contribuye a regular el tránsito. Este comestible también destaca por su aporte de vitamina C, por lo que será especialmente beneficioso para potenciar la función inmune.

Membrillo

No podemos olvidarnos del membrillo al hablar de las frutas que ayudan a controlar la diarrea. Normalmente, se consume en forma de mermelada o de dulce, pero también cabe la alternativa de incluirlo en su forma fresca en la dieta.

Cuenta con un sabor que agradará a los más golosos y es una excelente fuente de fibra. Incluso, puede aportar una cantidad significativa de compuestos antioxidantes, lo que ayudará a mejorar la salud.

Pera

Para cerrar esta lista, hay que hacer especial mención a la pera. De igual modo que sucedía con la manzana, destaca por su contenido en fibra soluble. Las pectinas también están presentes aquí. Por este motivo, es un alimento que se puede consumir para reducir las diarreas, para mejorar la función de la microbiota o para proteger el buen funcionamiento del medio interno en casi cualquier circunstancia.

Incluye en la dieta las frutas astringentes para controlar la diarrea

Como has visto, las frutas astringentes son esenciales para controlar la diarrea y los desórdenes de tipo gastrointestinal. Consiguen reducir la motilidad y mejorar la mucosa del intestino, previniendo y contribuyendo a la curación de las posibles lesiones que se hayan generado.

Además, concentran en su interior una cantidad significativa de compuestos antioxidantes y de vitaminas, elementos determinantes para mantener un buen estado de salud con el paso de los años.

Por último, no te olvides de que muchas diarreas se pueden prevenir optimizando los procesos de conservación y de manipulación de alimentos. Una gran parte de las ellas están motivadas por procesos infecciosos, generalmente contaminaciones bacterianas.

Recuerda que para evitar estos contratiempos habrá que cocinar bien los productos de origen animal. No hay nada mejor que el tratamiento térmico para terminar con los patógenos que puedan habitar en los alimentos.