Hongos melena de león: beneficios y efectos secundarios

Hongos melena de león: beneficios y efectos secundarios

Los hongos melena de león se han investigado por su potencial antioxidante y antiinflamatorio. Aunque son necesarias más pruebas, se asocian con efectos positivos en la salud. ¡Sigue leyendo!
Hongos melena de león: beneficios y efectos secundarios

Los hongos melena de león también se conocen como hou tou gu o yamabushitake. Su nombre científico es Hericium erinaceus y se caracterizan por su particular forma de globo, cubierta por espinas largas y peludas que se asemejan a la melena de un león conforme van creciendo.

De acuerdo con una publicación en Journal of Agricultural and Food Chemistry, es un ingrediente muy utilizado en las cocinas del continente asiático, donde se valoran por sus propiedades nutricionales. Se emplean tanto crudos como cocidos y en forma de té. ¿Para qué sirven? ¿Cuáles son sus efectos secundarios? A continuación lo detallamos.

Beneficios de los hongos melena de león

Muchos de los beneficios de los hongos melena de león han sido documentados por la literatura científica. En concreto, se les atribuyen propiedades antibióticas, antihipertensivas, antidiabéticas, neuroprotectoras y antiinflamatorias. Además, se cree que tienen potencial como coadyuvante contra una amplia variedad de enfermedades.

Demencia

Dos compuestos activos del hongo melena de león, las hericenonas y las erinacinas, han sido estudiados por sus efectos en la salud cerebral. Una investigación divulgada en International Journal of Medicinal Mushrooms determinó que estas sustancias ayudan a estimular el crecimiento de las células cerebrales.

Por otro lado, estudios en animales, como uno publicado en BioMed Research International, encontraron que este suplemento natural protege frente a la enfermedad de Alzheimer, ya que disminuye los síntomas de la pérdida de la memoria y el daño neuronal causado por las placas beta amiloide. 

Si bien faltan evidencias en humanos para corroborar tales afectos, por ahora los hallazgos son prometedores. A través de Phytotherapy Research se informó que los suplementos de este hongo ayudaron a mejorar el funcionamiento mental en pacientes que tomaron 3 gramos al día durante 4 meses.

Neuronas crecen por el hongo melena de león.
Algunas investigaciones determinaron que el hongo melena de león sería capaz de estimular el crecimiento neuronal.

Lee también: Conoce los beneficios de Cordyceps, el hongo parásito

Ansiedad y depresión

Tanto la ansiedad como la depresión requieren un tratamiento personalizado con profesionales de la salud mental. Aún así, complementos como los extractos de hongo de melena de león se investigan como posibles coadyuvantes para abordar estos problemas.

Respecto a esto, un estudio en animales publicado en International Journal of Molecular Sciences informó que este suplemento tiene efectos antiinflamatorios que ayudan a modular los neurotransmisores asociados a los trastornos depresivos. Además, otros hallazgos señalan que mejora el funcionamiento del hipocampo, región encargada de las respuestas emocionales.

En humanos las evidencias son aún insuficientes. Un pequeño estudio en mujeres menopáusicas observó que aquellas que consumieron galletas con extracto de estos hongos durante un mes tuvieron menos ansiedad.

Salud cardíaca

El extracto del hongo melena de león parece disminuir el riesgo de enfermedades cardíacas. En una investigación hecha en animales, divulgada en Mycobiology, se observó que este ingrediente estimula el metabolismo de las grasas y disminuye los triglicéridos altos.

Asimismo, un estudio de probeta determinó que las sustancias contenidas en estos extractos disminuyen la oxidación del colesterol en la sangre. Así, se reduce el riesgo de aterosclerosis y de eventos cardiovasculares graves, como el infarto de miocardio o el accidente cerebrovascular. Se requieren más evidencias, pero los hallazgos son prometedores.

Diabetes

Los suplementos naturales no deben ser un tratamiento de primera elección para afrontar la diabetes. Aún así, algunos han exhibido potencial para disminuir los niveles de glucosa en la sangre. Por ejemplo, los extractos de melena de león parecen bloquear la actividad de la enzima alfa-glucosidasa, que descompone los carbohidratos en el intestino delgado.

Lo anterior, según un estudio publicado en International Journal of Medicinal Mushrooms le confiere propiedades antidiabéticas. De todos modos, son necesarias más pruebas para comprobar dichos efectos en humanos.

Sistema inmunitario

A través de Food & Function se informa que los extractos de hongo melena de león son útiles para fortalecer las funciones del sistema inmunitario. En particular, contribuyen a reducir la inflamación y la oxidación, dos factores que comprometen la inmunidad. Asimismo, estimulan el crecimiento de bacterias intestinales beneficiosas.

Salud digestiva

Las propiedades antiinflamatorias del hongo melena de león actúan de forma positiva en el sistema digestivo, sobre todo en caso de enfermedad inflamatoria intestinal. Un estudio en Journal of Ethnopharmacology detalla que estos suplementos tienen propiedades antibacterianas que mejoran la digestión.

Entre otras cosas, fortalecen la microbiota intestinal, lo que disminuye el riesgo de enfermedades crónicas. A su vez, actúan como preventivo de úlceras en el estómago, de acuerdo con expertos de Changchun University of Chinese Medicine. 

Cicatrización

La melena de león también se emplea en productos tópicos. Su aplicación sobre heridas superficiales parece ayudar al proceso de cicatrización. En un estudio en animales con heridas en el cuello, la aplicación externa de extracto de melena de león se asoció con una curación más rápida.

Estrés oxidativo

El estrés oxidativo y la inflamación crónica están relacionados con la aparición de enfermedades crónicas no transmisibles, como el cáncer, los trastornos autoinmunitarios y las afecciones cardíacas.

Una investigación compartida en Molecular Medicine Reports expone que los extractos de hongo melena de león concentran antioxidantes que inhiben los efectos de dichos procesos, reduciendo la aparición de enfermedades. 

De hecho, a través de Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine se determinó que Hericium erinaceus tiene la cuarta actividad de antioxidantes más alta en un grupo de 14 hongos. Por eso, se aconseja como fuente de dichas moléculas.

Hongo melena de león en la gastronomía.
El uso gastronómico del hongo melena de león está difundido en países orientales. Poco a poco hace acto de presencia en el mundo occidental.

Efectos secundarios de los hongos melena de león

Hasta ahora, los hongos melena de león parecen seguros para la mayoría de las personas. En Asia los consumen en cantidades moderadas y no se han reportado riesgos.

No obstante, se desconoce si los suplementos derivados son seguros y eficaces, dada la falta de estudios en humanos. Por ahora, no están regulados como otros productos alimentarios y farmacéuticos.

Existe cierta preocupación entre pacientes con alergias y asma, ya que se cree que puede empeorar sus síntomas. Por lo tanto, lo mejor es evitar su consumo cuando se padecen dichas condiciones. Tampoco se recomienda en mujeres embarazadas, lactantes o niños. En caso de tener enfermedades diagnosticadas, lo mejor es consultar al médico.

Descubre: Alergia a los hongos, ¿es posible?

Presentación de los hongos melena de león

En la cocina asiática, los hongos melena de león se cocinan hasta que la capa exterior queda crujiente. Esto evita que el sabor sea amargo.

En occidente, los suplementos de este producto empiezan a popularizarse. Ahora mismo se pueden encontrar en cápsulas, líquidos, tabletas y polvo.

La dosis varían y es necesario seguir las instrucciones del fabricante. No se recomienda exceder su consumo, pues esto eleva el riesgo de reacciones indeseadas.

¿Qué hay que recordar sobre los hongos melena de león?

Las investigaciones en animales y en probeta respaldan muchos de los beneficios atribuidos a los hongos melena de león. No obstante, son necesarias más pruebas para respaldar su uso en humanos. Por lo tanto, los extractos o suplementos no deben ser un tratamiento de primera elección para las enfermedades.

En caso de alergias o antecedentes de asma, se sugiere evitar su consumo. También es conveniente consultar al médico antes de tomar este tipo de remedios, sobre todo si se están ingiriendo otros medicamentos o si hay un diagnóstico previo de afecciones.