Manchas en los dientes: ¿por qué aparecen y cómo eliminarlas?

Manchas en los dientes: ¿por qué aparecen y cómo eliminarlas?

Las manchas en los dientes pueden deberse a múltiples causas. Determinar su origen es importante para elegir el mejor tratamiento que las elimine. Entérate aquí cómo se producen y cómo se pueden solucionar.

Manchas en los dientes: ¿por qué aparecen y cómo eliminarlas?
  • Hipogonadismo: todo lo que debes saber
  • Cuello uterino blando: síntomas, causas y consecuencias
  • Chalazión: todo lo que debes saber

Tener manchas en los dientes afecta la apariencia y la autoestima de quien las posee. Además, puede ser indicativo de un problema de salud subyacente.

El esmalte dentario es la capa externa de los dientes y es transparente. Este tejido cubre y protege a la dentina, una capa más profunda que sí tiene color propio y se deja entrever por debajo del esmalte. Así, el color natural de los elementos dentarios no es completamente blanco, sino que varía de una persona a otra entre tonalidades amarillas, marrones y grises muy sutiles.

Pero este aspecto original de las piezas dentarias a veces se ve afectado por la presencia de oscurecimientos o tinciones. En este artículo te contamos cómo y por qué se originan manchas en los dientes. También qué puedes hacer para evitarlas y las opciones de tratamientos.

¿Qué puede generar manchas en los dientes?

La aparición de manchas en los dientes puede ocurrir por acumulación de sustancias y tinciones en la superficie dental, por cambios o alteraciones en la estructura dentaria o por la combinación de ambos. De acuerdo a las causas que las originan se clasifican en tres grandes grupos: intrínsecas, extrínsecas y manchas dentales relacionadas con la edad, que combinan los dos tipos anteriores.

Manchas intrínsecas en los dientes

Las manchas intrínsecas son aquellas que ocurren en los tejidos profundos del diente. Está afectada la estructura interna del elemento dentario y esto es lo que les da un color diferente.

Son más difíciles de diagnosticar y tratar, pero no son tan comunes. La mayoría de las veces ocurren durante la formación de las piezas dentarias. A continuación detallamos algunos factores que pueden originar manchas intrínsecas.

Uso de medicamentos

Existen medicamentos que están asociados al cambio de color de los dientes. Los antihistamínicos, algunos tratamientos para la hipertensión, los antipsicóticos y la quimioterapia, por ejemplo. Enjuagues bucales que contienen clorhexidina y cloruro de cetilpiridinio también pueden manchar de marrón.

El uso de ciertos antibióticos, como tetraciclinas o doxiciclinas, en la mujer embarazada o en los niños menores de 8 años, provoca dientes manchados. En esta etapa están en desarrollo y estos medicamentos afectan su formación, dándoles un tono verdoso.

Persona usando enjuague bucal.
Los enjuagues bucales son uno de los factores que ocasionan manchas intrínsecas en los elementos dentarios.

Condiciones médicas

Ciertas condiciones médicas afectan el color de los dientes, impidiendo la correcta formación del esmalte y de la dentina. Incluso patologías que sufre la madre durante el embarazo repercuten en la coloración de las piezas dentarias que se están desarrollando en el feto.

Estos son algunos problemas de salud que están asociados a manchas intrínsecas en los dientes:

  • Ictericia: es el resultado de un exceso de bilirrubina en el torrente sanguíneo. Si hay demasiado pigmento en la sangre cuando los dientes de leche se forman, estos pueden resultar de color verde. El color de estas piezas dentarias permanecerá así hasta el recambio dental, cuando aparezcan los definitivos, que tendrán una tonalidad normal.
  • Septicemia: es una reacción a una infección que puede suceder a cualquier edad. Genera dientes temporales de color verde si sucede en los niños.
  • Anemia hemolítica: los glóbulos rojos se destruyen más rápido de lo que tarda la médula ósea en volver a producirlos. También está asociada a dientes verdes por exceso de bilirrubina.
  • Enfermedad celíaca: se trata de un problema de absorción de nutrientes con síntomas dentales asociados. Piezas dentarias con parches o manchas marrones, amarillas o blanquecinas y un esmalte muy débil o traslúcido son características. Suelen darse a ambos lados de la boca, sobre incisivos y molares.

Traumas o lesiones en los dientes

Recibir un traumatismo sobre un diente puede provocar un cambio de color del mismo. Si el golpe provoca la muerte del nervio que se encuentra en el interior de la pieza dentaria, la misma irá tornándose más oscura.

Si el traumatismo sucede en un niño, sobre una pieza dentaria de leche, esta puede dañar el germen del diente permanente que se está formando. Al erupcionar el definitivo presentará alterado su color.

Exceso de flúor

El flúor puede incorporarse al cuerpo por fuentes externas, como el agua y alimentos, o por vías tópicas a través de enjuagues, pastas dentales y aplicación de flúor terapéutico en los consultorios odontológicos. Demasiado fluoruro durante la formación de las piezas dentarias causa fluorosis.

Esta condición afecta la formación de los dientes, que presentan rayas blancas o grisáceas. En los casos más graves, el veteado puede ser de color marrón e incluso generar hoyos marrones oscuros.

Hipoplasia del esmalte

Las hipoplasias del esmalte son marcas en los dientes producidas por una interrupción brusca de formación del esmalte durante el desarrollo. En esas zonas el tejido es duro, pero débil, y se ve de color blanco tiza o amarillento.

Esta afección puede suceder durante la niñez o también antes de que el pequeño nazca. Si es en el embarazo recibe el nombre de amelogénesis imperfecta y son las condiciones de salud de la madre las que alteran el normal desarrollo.

Son varios los factores que pueden llevar a la interrupción de la formación del esmalte:

  • Desnutrición o ingesta insuficiente de algunos nutrientes, en especial calcio.
  • Nacimientos prematuros o traumáticos.
  • Enfermedades, infecciones, fiebre o desnutrición de la madre durante el embarazo.
  • Infecciones bacterianas y virales, como sarampión y varicela.
  • Exposición a alérgenos y toxinas.

Te puede interesar: El flúor en exceso y otras sustancias que afectan los dientes

Manchas extrínsecas en los dientes

Estas manchas en los dientes se producen sobre el esmalte, es decir, en la superficie de la pieza dentaria. Suceden por el acúmulo y depósito de bacterias y hongos cromógenos o pigmentos de alimentos y bebidas.

Las tonalidades de color de estas manchas son muy variables y están vinculadas a las causas que les dan origen. Pueden cubrir todo el elemento dentario o bien formar depósitos localizados en un sector puntual, sobre todo en la zona próxima a la encía.

Son múltiples los factores externos que pueden provocar estas tinciones en los dientes. A continuación se nombran las más frecuentes:

  • Alimentos: existen alimentos que poseen muchos pigmentos. Si se consumen de manera habitual pueden teñir las piezas dentarias. Los arándanos, las salsas de tomate y los chocolates son algunos ejemplos. Los colorantes artificiales agregados a los procesados también son responsables.
  • Bebidas oscuras: beber con frecuencia vino tinto, café, té, mate, bebidas con cola y refrescos puede teñir los dientes del color de los pigmentos que contiene el líquido.
  • Tabaco: el uso de cigarrillos y el hábito de mascar tabaco tiñen los dientes de un color amarillo amarronado característico.
  • Suplementos de hierro: su uso terapéutico puede generar manchas negras en las piezas dentarias.
  • Bacterias cromógenas: son bacterias que, al acumularse, provocan manchas verdes en las piezas dentarias, sobre todo en la línea de la encía. Se asocian a malos hábitos de higiene oral.

Manchas de la edad en los dientes

Como ya mencionamos, con el paso de la edad las piezas dentarias sufren la combinación de manchas intrínsecas y extrínsecas. Cuando envejecemos, el esmalte se vuelve más delgado, dejando entrever así el color amarillo de la dentina que está por debajo.

A estos cambios se les suma el depósito de pigmentos de alimentos, bebidas y tabaco consumidos durante toda la vida. Por esto es común que las piezas dentarias de la tercera edad se vean de un color marrón amarillento.

¿Cuándo ir donde el odontólogo?

Siempre que aparezca una mancha en los dientes, la mejor idea es consultar al odontólogo. El profesional podrá determinar el origen de la misma y elegir el tratamiento más adecuado para revertirla.

En algunos casos, además, lo que puede parecer una mancha en realidad es otra alteración, como una caries o la presencia de sarro. Mientras antes se resuelva el problema, mejor será el pronóstico.

Por eso, lo ideal es visitar al dentista cada 6 meses. Los controles y limpiezas regulares reducen el riesgo de que aparezcan manchas.

Tratamientos para eliminar las manchas en los dientes

Al consultar al dentista para resolver manchas en los dientes, el profesional puede sugerir diferentes tipos de tratamientos. La elección dependerá, sobre todo, de las causas que originaron el cambio de color.

Tratamiento en consultorio odontológico

Es el profesional el responsable de realizar el tratamiento en el consultorio odontológico. Tiene un amplio abanico de opciones para elegir, según el caso clínico, los requerimientos estéticos del paciente, sus posibilidades económicas y la causa de la mancha:

  • Blanqueamiento dental: se utiliza una concentración muy alta de peróxido de hidrógeno para blanquear los dientes, combinado con el uso de luz halógena. Es útil para tratar manchas extrínsecas e intrínsecas.
  • Carillas: son coberturas para los dientes que ocultan las manchas en vez de eliminarlas. Se utilizan cuando el blanqueamiento no es posible o no da resultados. Por ejemplo, para encubrir manchas ocasionadas por tetraciclinas o fluorosis.
  • Limpieza dental: una profilaxis dental en el consultorio puede eliminar manchas superficiales de los dientes. A través de un raspado y pulido de las piezas dentarias se logra quitar sarro y algunas manchas extrínsecas, mejorando el aspecto de la dentadura.

Vale aclarar que, en el caso de manchas en piezas dentarias de leche, no se realizan blanqueamientos. En general, se espera el recambio dental, ya que los definitivos no suelen presentar los mismos problemas.

Blanqueamiento dental para quitar manchas.
El blanqueamiento dental es una opción terapéutica que valora el profesional llegado el momento de atender manchas en los dientes.

Tratamientos domiciliarios indicados por el odontólogo

Los odontólogos pueden sugerir un blanqueamiento domiciliario como la mejor opción para ciertas situaciones clínicas. Se diseñan bandejas personalizadas para que el paciente aplique un producto blanqueador en su casa.

El gel se coloca en la cubeta y se utiliza por no más de 1 hora diaria durante las jornadas que indique el profesional, aunque suelen ser varias semanas. Es útil para el tratamiento de manchas de origen extrínseco.

Tratamientos de venta libre

Existen en el mercado pastas dentales blanqueadoras, enjuagues bucales con peróxido de hidrógeno y tiras blanqueadoras que ayudan a quitar manchas superficiales. De todos modos, siempre es preferible consultar a un odontólogo antes de comenzar a utilizar estos productos, pues algunos pueden irritar las encías o causar sensibilidad.

Un dentista podrá brindar asesoramiento sobre cómo usarlos y qué marcas son más efectivas para cada caso en particular.

Lee también: El blanqueamiento dental: qué es y qué tipos existen

Las manchas en los dientes se pueden prevenir

Las manchas en los dientes son muy frecuentes. Son múltiples las causas que pueden originar este cambio de color y actuar sobre el origen resulta ser parte de la solución, a veces.

Mantener los dientes sanos y una adecuada rutina de higiene dental son la mejor manera de prevenir la aparición de manchas en los dientes:

  • Cepillar tres veces al día con pasta con flúor, usar hilo dental y enjuagues bucales.
  • Visitar al odontólogo cada seis meses.
  • Evitar o reducir el consumo de alimentos y bebidas que manchan los dientes.
  • Disminuir o eliminar el uso de tabaco.
  • Cepillar los dientes o enjuagar la boca luego de consumir alimentos o bebidas con pigmentos.

Estos consejos también son de utilidad para mantener los resultados obtenidos después de un blanqueamiento dental. Tener una sonrisa bonita, con dientes sanos y brillantes, es posible.