¿Por qué pueden doler los riñones?

¿Por qué pueden doler los riñones?

Frente a la pregunta de por qué pueden doler los riñones hay varias respuestas. El hecho de que haya dolor en esos órganos es razón suficiente para consultar al médico, ya que todas las afecciones renales deben tratarse cuanto antes para evitar consecuencias graves.

¿Por qué pueden doler los riñones?
  • ¿Cuáles son los síntomas de la oncocercosis?
  • Mastoiditis: síntomas, causas y tratamiento
  • Sialorrea: ¿qué es y cuál es su tratamiento?

Frente a la pregunta de por qué pueden doler los riñones no hay una sola respuesta. Lo primero que hay que decir es que no es frecuente que estos órganos presenten dolor, por lo que este síntoma siempre debe ser tomado muy en serio.

Ahora bien, existen muchos mitos en torno a por qué pueden doler los riñones. Popularmente se cree que esa molestia obedece a que no se lleva bien cubierta la espalda y el frío “se mete en el cuerpo”, de tal modo que termina causando dolor. Esta y otras creencias por el estilo son falsas.

A este error se suma el hecho de que muchas veces no sabemos identificar de forma precisa cuál es la zona en la que se presenta la molestia. En ocasiones nos preguntamos por qué pueden doler los riñones, pero en realidad el dolor tiene lugar en una zona diferente.

¿Por qué pueden doler los riñones?

El dolor en los riñones puede tener diversas causas.

Los riñones son órganos vitales que cumplen un papel fundamental en el organismo. Básicamente se encargan de filtrar la sangre para mantenerla limpia y equilibrada desde el punto de vista químico. Procesan alrededor de 190 litros de sangre por día y eliminan aproximadamente dos litros de desechos en el mismo lapso.

Los riñones se ubican en la parte posterior del abdomen, justo debajo de las costillas y a cada lado de la columna vertebral. Cuando duelen estos órganos la sensación se experimenta en la zona media de la espalda o a los lados de esta área. A veces duele a un solo lado. Sin embargo, no todos los dolores de espalda son dolores de riñón.

Muchas enfermedades renales cursan en silencio hasta que ya están avanzadas. Los motivos de por qué pueden doler los riñones van desde la presencia de cálculos renales hasta cáncer de riñón. Los siguientes son algunas de las razones frecuentes por las que se presenta ese molesto dolor.

Piedras en los riñones

Las piedras en los riñones, conocidas como “cálculos renales” o “litiasis renal”, generan un fuerte dolor o cólico nefrítico. Los cálculos se forman por la acumulación de sustancias presentes en la orina. A veces son tan pequeños como un grano de arena, pero pueden alcanzar el tamaño de una perla.

Cuando las piedras son muy pequeñas se mueven libremente por el tracto urinario y generalmente se expulsan sin que haya ningún síntoma. En cambio, cuando la piedra es más grande genera un fuerte dolor que se presenta en oleadas, se siente en la espalda o el abdomen bajo y empeora con el movimiento.

Lo más habitual es que el dolor se ubique en un costado, pero con el paso de las horas desciende y abarca la zona de la ingle y de los genitales. La molestia no se alivia en ninguna postura y suele estar acompañada de náuseas, vómitos y escozor o ardor al orinar.

Infección

hombre con dolor en riñones

Frente a por qué pueden doler los riñones, una de las respuestas es la presencia de una infección. Lo más habitual es que dicha infección comience en la uretra o la vejiga y luego suba hasta los riñones. Esta puede causar daño permanente en esos órganos o diseminarse en el torrente sanguíneo y poner en riesgo la vida.

Uno de los síntomas es un dolor profundo y persistente en la espalda, así como dolor y ardor al orinar. Frecuentemente se sienten ganas de ir al baño y la orina expide un olor bastante fuerte. No es raro que también haya náuseas, vómitos, fiebre y escalofrío.

Descubre más: Antibióticos para las infecciones urinarias

Riñones poliquísticos o quiste

Un quiste en el riñón puede no causar ningún síntoma hasta que alcanza un volumen importante. Cuando se da ese caso aparece un fuerte dolor en la espalda y/o en los costados bajos de la espalda. También es habitual el dolor de cabeza y el sangrado en la orina.

Los riñones poliquísticos tienen que ver con una enfermedad genética por la cual se forman grupos de quistes que crecen e impiden que el órgano funcione correctamente. Provocan dolor lateral o en la espalda y suelen dar lugar a cálculos e infecciones frecuentes.

Otras causas de dolor

Los riñones también pueden doler por hidrofrenosis, que es una inflamación renal debida a la acumulación de orina. Causa profundo dolor en la espalda, además de orina con sangre y fiebre. El dolor también puede ser motivado por una trombosis de la vena renal; un problema grave en el que hay dolor fuerte en la espalda, detrás de la parte inferior de las costillas y en las caderas.

Las lesiones y los golpes también dan lugar al dolor de riñones, al igual que el estado de embarazo. En este último caso se debe a alteraciones de la columna por el peso de la barriga. El dolor a un lado de la espalda y en el abdomen, simultáneamente y acompañado de hematuria, puede ser síntoma de cáncer de riñón.