Prueba de enema opaco: qué es y cómo se realiza

Prueba de enema opaco: qué es y cómo se realiza

Si bien no proporciona un diagnóstico definitivo, algunas enfermedades como el cáncer de colon o la enfermedad inflamatoria intestinal pueden sospecharse con la prueba de enema opaco.

Prueba de enema opaco: qué es y cómo se realiza
  • Cómo aplicar correctamente una inyección de insulina
  • ¿Qué es una prueba de edrofonio y para qué se realiza?
  • Prueba de reagina plasmática rápida para diagnóstico del sífilis

¿Alguna vez escuchaste hablar de la prueba de enema opaco? También se conoce como «colon por enema» y se realiza para facilitar el diagnóstico de muchas enfermedades del tracto digestivo, como la poliposis colorrectal, el cáncer y algunas anormalidades de la enfermedad inflamatoria intestinal.

Por lo general, es una prueba que no produce efectos adversos, a pesar de que existen unas cuantas contraindicaciones que el médico debe valorar antes de realizar el procedimiento. En el siguiente espacio te contamos más sobre las generalidades de esta técnica y la preparación para la misma.

¿Qué es la prueba de enema opaco?

El enema opaco es una técnica para obtener imágenes de las últimas porciones del tracto digestivo. Se basa en el uso de la radiografía y la administración de una sustancia conocida como «contraste», que permite visualizar con mejor detalle algunas anormalidades.

El contraste contiene bario, por lo que es importante notificar al médico cualquier tipo de alergia antes del procedimiento. Esta técnica tiene muchas décadas utilizándose, pero en la actualidad no es la primera opción para diagnosticar ciertas patologías. Aún así, se sigue empleando con regularidad.

¿Qué es la prueba de enema opaco?
La prueba de enema opaco permite diagnosticar algunas enfermedades del tracto digestivo.

Descubre más: ¿Para qué se practica una colonoscopia?

¿Cómo se realiza la prueba de enema opaco?

Una vez que el paciente ha llevado a cabo con éxito la preparación para el examen (cuyos pasos te comentaremos más adelante), este requerirá la asistencia del médico radiólogo o del técnico especializado en dicha área, debido a que el contraste se administra vía rectal, a través de un dispositivo denominado «sonda».

Se trata de un tubo alargado, de pequeño calibre y flexible, a través del cual se instila el contraste con bario. Por lo general, es un proceso que aprovecha la fuerza de la gravedad para ir distribuyendo poco a poco el líquido a través del aparato digestivo. El paciente debe «aguantar las ganas» de evacuar el contraste durante el procedimiento.

Cuando todo esté listo, se posicionarán los equipos para realizar las radiografías en la zona adecuada y se tomarán las imágenes correspondientes. El médico puede solicitar algunos cambios de posición para obtener mejores capturas.

¿Quiénes deben realizarse esta prueba?

A diferencia de algunos estudios de laboratorio, la prueba de enema opaco requiere una indicación médica. Los médicos suelen solicitarla cuando existe sospecha de patologías benignas o malignas del aparato gastrointestinal. Algunas de las más frecuentes son las siguientes:

  • Pólipos: son tumores benignos cuya incidencia aumenta con la edad. Se asocian al dolor abdominal y al sangrado digestivo. En una pequeña proporción de casos, puede aumentar el riesgo de padecer cáncer.
  • Rectocolitis ulcerativa: esta patología forma parte de la enfermedad inflamatoria intestinal. Se relaciona con la aparición de úlceras en la última porción del tubo digestivo.
  • Cáncer colorrectal: a pesar de la utilidad de la prueba de enema opaco, para realizar un diagnóstico preciso se requiere tomar una biopsia de la lesión.

¿Cómo es la preparación para una prueba de enema opaco?

Como este procedimiento puede resultar molesto para muchas personas, los médicos suelen indicar una preparación previa que abarque los dos o tres días anteriores. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Mantener una dieta blanda o líquida y limitar el consumo de lácteos.
  • Utilizar un laxante.
  • Acudir a la cita en condiciones de ayuno.
  • Evitar el consumo de cigarrillo en las horas previas al estudio.

Estas medidas permiten disminuir la incidencia de complicaciones y hacer que el proceso sea lo más higiénico posible.

¿Qué pueden indicar los resultados de una prueba de enema opaco?

Puede que los resultados del informe médico o la conversación con el especialista te haya confundido un poco. Lo más importante es comprender que este estudio solo permite obtener imágenes de calidad variable que hacen posible establecer una sospecha, más no un diagnóstico preciso.

¿Qué quiere decir esto? Que si el médico está sospechando un caso de cáncer rectal, por ejemplo, requerirá más adelante un estudio endoscópico que involucre una biopsia para obtener el diagnóstico definitivo. Solo esto permitirá establecer el tratamiento adecuado en esta y otras enfermedades.

Por lo tanto, los resultados serán orientativos y se basarán en las alteraciones anatómicas del aparato digestivo, algo que siempre será relacionado con la historia clínica de cada paciente.

¿Qué pueden indicar los resultados de una prueba de enema opaco?
Los resultados del enema opaco son orientativos. Si reflejan alteraciones, el médico solicita otras pruebas complementarias para obtener un diagnóstico.

Descubre más: ¿Qué es una laparoscopia?

Riesgos y contraindicaciones de la prueba de enema opaco

Esta técnica suele ser muy bien tolerada y existen pocas contraindicaciones. Los riesgos más probables son el sangrado digestivo, la perforación intestinal y las reacciones alérgicas al contraste. El médico podría postergar o contraindicar el estudio en los siguientes casos:

  • Alergia al bario o a algún componente del contraste.
  • Antecedentes de perforación intestinal por cualquier motivo.
  • Incontinencia anal.

Un ejemplo de técnica conveniente y útil

La prueba de enema opaco es un método poco costoso, orientativo, seguro y de fácil acceso en todo el mundo. Como su indicación debe ser realizada por un médico, es necesario acudir con un gastroenterólogo de confianza para valorar su conveniencia.

En caso de que se observe un resultado anormal, se podrían indicar otros estudios complementarios para un diagnóstico definitivo.