¿Qué es el Saccharomyces boulardii y para qué se usa?

¿Qué es el Saccharomyces boulardii y para qué se usa?

El Saccharomyces boulardii funciona como un probiótico, aunque no se trata de una bacteria viva, sino de una levadura. Su papel consiste en ayudar a recuperar el equilibrio en la microbiota cuando ha sido afectado por algún patógeno.
¿Qué es el Saccharomyces boulardii y para qué se usa?

Saccharomyces boulardii es una levadura natural, sin modificaciones genéticas, que se obtiene de la corteza de algunas plantas como el litchi y el mangostán. Tales plantas son originarias de Indochina y se cree que han sido utilizadas en la medicina tradicional de varios países.

El Saccharomyces boulardii es un tipo de probiótico. A diferencia de otros, este no es una bacteria viva, sino una levadura que funciona como probiótico en el organismo. Este tipo de sustancias ayudan a combatir las «bacterias malas» que hay en el cuerpo.

En la mayoría de los casos, el Saccharomyces boulardii se emplea para prevenir y aliviar la diarrea, incluyendo la inducida por rotavirus en niños. Asimismo, parecería ser eficaz para aliviar otros problemas gastrointestinales y el acné, y para fortalecer el sistema inmunológico.

¿Qué es Sacharomyces boulardii?

Levadura nutricional: nutrientes y como usarla.

Como ya se indicó, el Saccharomyces boulardii es una levadura natural. Fue descrita por primera vez por el científico Henri Boulard, en 1923. En principio se creyó que era una cepa del Saccharomyces cerevisiae, la levadura que se emplea para elaborar cerveza y pan. Hoy se sabe que son dos especies diferentes.

El Saccharomyces boulardii es catalogado como un «micromiceto», esto es, un hongo muy pequeño. Sin embargo, tiene un tamaño de cinco a 10 veces superior al de una bacteria y es resistente a los antibióticos.

En su forma liofilizada (o deshidratada a través de aplicación de bajas temperaturas), el Saccharomyces boulardii se convierte en el principio activo de un medicamento probiótico que se comercializa en más de 100 países.

¿Cómo funciona?

El Saccharomyces boulardii tiene la capacidad para almacenarse de forma rápida y en grandes cantidades dentro del tracto intestinal. Sus niveles se mantienen estables. En otras palabras, se adapta muy bien a las condiciones fisicoquímicas del medio intestinal.

Sin embargo, cuando la flora intestinal es normal, esta levadura es eliminada del organismo con relativa rapidez. Asimismo, cuando se suspende el tratamiento, sale del cuerpo en dos o tres días. Por lo tanto, ejerce una función de protección frente a los microorganismos negativos sin provocar problemas adicionales.

Beneficios para la salud

Según la Natural Medicines Comprehensive Database, una enorme base de datos en donde se compila la investigación verificada sobre sustancias y medicamentos naturales, el Saccharomyces boulardii podría ser benéfico para la salud de la siguiente manera.

Probablemente eficaz

Significa que existe amplia evidencia de que ofrece beneficios en los siguientes casos:

  • La diarrea. Reduce la duración de la diarrea hasta en un día. Sin embargo, algunos medicamentos convencionales parecen ser más eficaces.
  • Diarrea por infección de rotavirus. En los bebés tratados con Saccharomyces boulardii la diarrea disminuye su duración hasta en un día.

Posiblemente eficaz

Significa que hay alguna evidencia de que puede ser benéfico, pero la investigación disponible no es concluyente al respecto. Desde ese punto de vista, el Saccharomyces boulardii es posiblemente eficaz para:

  • Diarrea por antibióticos. Uno de cada nueve pacientes tratados con esta levadura no tiene diarrea al ingerir antibióticos.
  • Infección gastrointestinal por Clostridium difficile. Al parecer, el uso de Saccharomyces boulardii, junto con antibióticos, ayuda a prevenir la recurrencia de diarrea causada por este microorganismo.
  • Infección que puede causar úlceras. La ingestión de esta levadura, junto con el tratamiento convencional para Helicobacter pylori, parece ser provechoso.
  • Diarrea en pacientes con VIH/SIDA.
  • Enfermedad intestinal grave en bebés prematuros.
  • Diarrea del viajero.
  • Acné.

Evidencia insuficiente

Corresponde a los casos en los que hay ciertos indicios de que el Saccharomyces boulardii contribuye a la mejoría o no, pero aún no existen estudios suficientes al respecto o los estudios disponibles no corroboran el efecto de forma clara. Comprende afecciones como las siguientes:

  • Cólera. No parece tener efecto.
  • Memoria y habilidades cognitivas. No parece tener efecto.
  • Enfermedad de Crohn. En combinación con mesalamina parece tener incidencia positiva.
  • Fibrosis quística. No parece tener efecto.
  • Insuficiencia cardiaca. Es posible que ayude a mejorar la función hepática en personas con esta enfermedad.
  • Colesterol alto. No parece tener efecto.
  • Síndrome de colon irritable. El efecto es ambiguo.
  • Infecciones por parásitos. Junto con antibióticos, parece disminuir los efectos de la diarrea por ameba.
  • Ictericia (piel amarillenta) en recién nacidos. En un grupo pequeño de bebés prematuros, la ingestión de Saccharomyces boulardii reduce la necesidad de incubadora y previene la ictericia.
  • Bajo peso al nacer. Parece mejorar el peso y tener efectos positivos en bebés prematuros.
  • Exceso de bacterias en el intestino. Parece disminuir el crecimiento de bacterias en el intestino, junto con el uso de antibióticos.
  • Colitis ulcerosa. Parece ser eficaz en los casos leves a moderados, en combinación con el tratamiento convencional.
  • Otros. Se requiere más evidencia en los casos de: llagas en la boca, herpes labial, sarpullido, enfermedad de Lyme, intolerancia a la lactosa, infecciones de las vías urinarias, infecciones por hongos y otras.

Los datos disponibles indican que el Saccharomyces boulardii posiblemente es ineficaz para el tratamiento de la infección en la sangre, o «septicemia», en los bebés prematuros.

Posibles efectos secundarios

Todo indica que el Saccharomyces boulardii es seguro, cuando se ingiere por la boca, para la mayoría de los adultos. Sin embargo, su uso no debe extenderse por más de 15 meses. Solo en algunas personas provoca gases y en raras ocasiones genera una infección por hongos conocida como fungemia.

En los siguientes casos se debe tener precaución y consultar con el médico antes de emplear esta levadura:

  • Embarazo y lactancia.
  • Niños.
  • Ancianos.
  • Personas con el sistema inmunológico debilitado.
  • Alergia a la levadura.

Si el Saccharomyces boulardii se utiliza en combinación con algún medicamento contra los hongos, o antifúngico, es posible que reduzca su eficacia. No hay contraindicaciones con ningún tipo de suplemento, hierba o alimento.

Dosis y recomendaciones

Microbiota intestinal y levadura nutricional.

Los estudios disponibles no permiten establecer una dosificación única para esta levadura. Esto puede depender de la edad, el sexo y los antecedentes médicos de cada persona. Dicho esto, las dosis usuales en los adultos son las siguientes:

  • Diarrea por antibióticos. De 250 a 500 miligramos, entre dos y cuatro veces por día, durante un lapso máximo de dos semanas.
  • Infección por Clostridium difficile. Dosis de un gramo, dos veces por día, durante cuatro semanas y en combinación con el tratamiento de antibióticos.
  • Infección por Helicobacter pylori. De 500 a 1 000 miligramos por día, durante cuatro semanas.
  • Diarrea en personas con VIH. Tres gramos por día.
  • Diarrea del viajero. De 500 a 1 000 miligramos por día, durante un mes.

En el caso de los niños, las dosis habituales son las siguientes:

  • Diarrea por antibióticos. Dosis de 250 miligramos, una o dos veces por día en combinación con antibióticos.
  • Diarrea grave. Dosis de 250 miligramos, una o dos veces por día.
  • Diarrea por rotavirus. De 200 a 250 miligramos dos veces por día, durante cinco días.
  • Enfermedad intestinal grave en bebés prematuros. De 100 a 200 miligramos por cada kilogramo de peso, una vez al día, una semana después del nacimiento.

Solo se debe ingerir bajo supervisión médica. Algunos de los nombres comerciales del Saccharomyces boulardii son los siguientes: Probiotic, Probiotique, Saccharomyces, Cerevisiae boulardii, Saccharomyces cerevisiae (Boulardii) HANSEN CBS 5926, Saccharomyces cerevisiae var boulardii, S. Boulardii, SCB.