¿Qué es la migraña oftalmopléjica?

¿Qué es la migraña oftalmopléjica?

La migraña oftalmopléjica se resuelve por sí sola o no provoca complicaciones en la mayoría de los casos. Sin embargo, no debe descuidarse.
¿Qué es la migraña oftalmopléjica?

La migraña oftalmopléjica es una afección poco frecuente que se caracteriza por la presencia de un dolor fuerte en uno de los ojos. Está catalogada como una cefalea ocular, es decir, un dolor de cabeza causado por algún problema en los ojos.

Lo cierto es que no siempre va acompañada de dolor migrañoso. Si este aparece, se siente solo en un lado del cráneo y antes del episodio central.

A la migraña oftalmopléjica también se le conoce como migraña oftálmica, retiniana o silenciosa. Sin embargo, varios expertos piensan que no debería llamarse “migraña”, ya que en estricto sentido no lo es. El nombre más preciso para esta afección es el de “neuropatía oftalmopléjica dolorosa recurrente”.

¿Qué es la migraña oftalmopléjica?

 

La migraña oftalmopléjica es una enfermedad poco común. Según estimaciones de expertos, afecta a alrededor de 0,7 personas por cada millón de habitantes en un año.

Se cataloga como una neuralgia craneal.

Los médicos la definen como la presencia de al menos 2 episodios en los que hay dolor en un lado de la cabeza, acompañados por parálisis de uno o varios de los 3 nervios oculomotores. Sin embargo, con el tiempo se ha descubierto que no todas las personas afectadas presentan dolor de cabeza de tipo migrañoso.

Esta patología no es fácil de diagnosticar, ya que la migraña oftalmopléjica tiene síntomas similares a las de otras afecciones, como los aneurismas cerebrales, la miastenia gravis, el schwannoma del tercer par craneano, la apoplejía pituitaria, el síndrome de Tolosa-Hunt y la parálisis craneal idiopática o isquémica.

Las primeras manifestaciones aparecen durante la infancia o al comienzo de la edad adulta. Se trata de una afección crónica pero cíclica. Una persona puede pasar años sin episodios y luego tener varios seguidos. No deja secuelas.

Síntomas

Los síntomas de la migraña oftalmopléjica pueden variar mucho de una persona a otra. Es habitual que haya dolor en un lado de la cabeza, el cual llega a durar hasta 1 semana o incluso 14 días.

Algunas personas experimentan trastornos de la visión antes del dolor. Esto dura entre 20 y 30 minutos.

Una vez aparece el dolor, se desencadenan síntomas como los siguientes:

  • Visión borrosa.
  • Dolor en los ojos.
  • Náuseas y vómitos.
  • Diplopía o visión doble.
  • Pérdida de la visión en un solo ojo.
  • Sensibilidad inusual a la luz o al sonido.
  • Debilidad en los músculos oculares. Aparece de inmediato o hasta 2 semanas después del inicio del dolor de cabeza. Dura entre dos semanas y tres meses. Es causada por el daño a los nervios oculares.
  • Escotomas centelleantes. Afectan a uno o ambos ojos. Son pequeños puntos ciegos que aparecen en la visión central. A veces van acompañados de luces brillantes y parpadeantes o por líneas luminosas en zigzag.
Dolor en un solo ojo en la migraña oftalmopoléjica.
El dolor en uno de los ojos no siempre es migraña. También influyen el cansancio y las patologías propias del globo ocular.

Causas de la migraña oftalmopléjica

La ciencia no ha establecido la causa exacta de la migraña oftalmopléjica. En la actualidad, no se le considera una migraña como tal, sino una afección nerviosa.

La ambigüedad del nombre refleja la confusión en torno a su verdadera naturaleza.

En algunas ocasiones, se ha asociado la migraña oftalmopléjica con enfermedades como lupus, anemia de células falciformes, epilepsia o depresión. Sin embargo, los datos más recientes indican que esta patología podría estar asociada a las siguientes causas:

  • Inflamación de la carótida interna o de la arteria cerebral posterior: esta condición genera una compresión sobre los nervios oculomotores y provoca el cuadro.
  • Isquemia o reducción del flujo sanguíneo en regiones encefálicas concretas.
  • Neuritis o neuropatía desmielinizante: es una condición en la que hay daño en los revestimientos de las fibras de los nervios, por lo que los impulsos nerviosos son anómalos.

Las personas con antecedentes familiares de migraña tienen más probabilidades de desarrollar migraña oftalmopléjica. También los varones y los niños menores de 10 años. Hay factores que pueden intensificar los síntomas, como los cambios hormonales, el estrés, la dieta, el cambio de clima o la falta de sueño.

Diagnóstico

Lo usual es que el diagnóstico de la migraña oftalmopléjica se haga por descarte. Esto es, que se realicen una serie de valoraciones y pruebas para otras patologías, antes de precisar que se trata de una neuropatía oftalmopléjica dolorosa recurrente.

Las pruebas solicitadas con más frecuencia son las siguientes: