¿Qué es y para qué sirve la muña?

¿Qué es y para qué sirve la muña?

La muña está vinculada con el tratamiento tradicional de enfermedades como la gastritis. Descubre otras de sus bondades, así como sus posibles efectos secundarios.
¿Qué es y para qué sirve la muña?

Minthostachys mollis es el nombre de un arbusto que se caracteriza por ser frondoso, tener pequeñas flores blancas y medir entre 80 y 120 centímetros de altura. Mejor conocido como muña o menta de los Andes, es nativo de algunos países de América del Sur, entre los que destaca Perú. Suele crecer en terrenos sobre los 2700-3400 metros sobre el nivel del mar.

Gracias a que tiene un sabor similar al de la menta, es muy utilizado para condimentar alimentos como chupes y guisos. Así mismo, sirve para preparar una infusión a la que se le atribuyen beneficios, como calmar los dolores estomacales.

Propiedades de la muña

Se ha extendido la creencia de que esta planta es rica en minerales como el calcio, el fósforo y el hierro. Del mismo modo, hay quienes la consideran fuente de retinol, una sustancia derivada de la vitamina A que promueve la producción de colágeno y aclara las manchas dérmiscas.

Por último, a la especie Minthostachys mollis también se le atribuyen propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antisépticas. Sin embargo, se debe tener en cuenta que no existe evidencia científica que certifique tales afirmaciones por completo.

Usos y posibles beneficios de la muña

Desde tiempos ancestrales, la muña ha sido utilizada en Perú con distintos fines. Uno de los más extendidos consiste en aliviar los problemas estomacales. En general, se prepara una infusión con las hojas de la planta que prevendría el malestar después de un gran banquete.

Algo similar ocurre con el mal de altura. Se realiza una infusión que es conocida por reponer las fuerzas y tratar los síntomas asociados a este trastorno.

Muña para el mal de altura.
Uno de los usos tradicionales de la muña es su preparado en infusión para el mal de altura al hacer trekking de alta montaña.

La muña y su conexión con la gastritis

De acuerdo a la tesis doctoral del investigador Mario Carhuapoma Yance, el aceite esencial de muña podría ser capaz de eliminar la bacteria Helicobacter pylori, considerada una causa de gastritis.

Los análisis de Carhuapoma Yance también arrojaron que el aceite puede potenciar el efecto de los medicamentos que se utilizan para tratar esta afección. Como es el caso del omeprazol, por ejemplo. Sin embargo, se requieren más estudios que avalen estos efectos.

La menta de los Andes, un supuesto expectorante natural

Según la medicina popular, la muña podría actuar como un expectorante. Los defensores de esta planta sugieren que tiene la capacidad de descongestionar las vías respiratorias. Para ello, recomiendan aplicar en el pecho y en la espalda una mezcla de muña con aceite esencial de eucalipto.

Otros posibles beneficios de la muña

Otras bondades asociadas a este arbusto son las siguientes:

  • Problemas de la vista: existen relatos anecdótica de que Minthostachys mollis puede reducir problemas de visión como la miopía, las cataratas o la degeneración macular. No hay estudios científicos que lo confirmen.
  • Promover la salud de los huesos: dado que es una fuente importante de calcio, se vincula con la prevención de condiciones como la osteoporosis o la descalcificación ósea. No obstante, se necesitan estudios que respalden dichas contribuciones.

Riesgos y recomendaciones de uso

Así como no existe evidencia que avale los beneficios atribuidos a la muña, tampoco se tiene constancia de posibles efectos secundarios. Sin embargo, los relatos anecdóticos establecen que no se pueden beber más de tres infusiones al día, ya que en exceso podría causar toxicidad hepática.

Del mismo modo, las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia no deberían ingerir o aplicarse de forma tópica esta planta. La recomendación general es consultar con un especialista antes de realizar cualquier acción con la menta de los Andes.

Cómo preparar una infusión de muña

De querer preparar una infusión con esta planta, reúne los ingredientes y sigue las instrucciones detalladas a continuación.

Ingredientes

  • 1/2 taza de hojas de muña.
  • 2 cucharaditas de miel.
Miel para agregar a la muña.
El agregado de miel a la preparación con muña aporta sabor para su consumo.

Instrucciones

  1. Lava muy bien las hojas de muña.
  2. Luego introdúcelas en un litro de agua caliente por al menos 10 minutos.
  3. Pasado este tiempo, agrega la miel y ¡listo!

La muña: un remedio ancestral con poca evidencia científica

A pesar del extendido uso de la especie Minthostachys mollis, ninguno de sus beneficios está avalado por la ciencia. De hecho, algo similar ocurre con sus efectos secundarios.

En ese sentido, la recomendación es limitar su ingesta hasta que se esclarezca la situación. Si aun así procedes con su preparación, consumo o aplicación, se recomienda que consultes antes a un especialista.