Reflujo de ácido gástrico y acidez estomacal: ¿son lo mismo?

Reflujo de ácido gástrico y acidez estomacal: ¿son lo mismo?

El reflujo de ácido gástrico y la acidez estomacal son términos muy parecidos y relacionados, pero no significan lo mismo. El primero es la causa, mientras que el segundo es la consecuencia.

Reflujo de ácido gástrico y acidez estomacal: ¿son lo mismo?
  • Reacciones alérgicas: tipos y síntomas
  • La hipertensión de la bata blanca
  • Intoxicación por insecticidas: todo lo que debes saber

Las enfermedades gastrointestinales están a la orden del día, pues portales estadísticos estiman que el 22 % de los estadounidenses y el 21 % de los europeos mayores de 18 años tienen algún tipo de afección digestiva. Dos términos muy comunes relacionados con esta temática son el reflujo de ácido gástrico y la acidez estomacal.

A pesar de que a todos nos suenan estos conceptos, no es tan fácil responder a las siguientes preguntas: ¿son ambas afecciones lo mismo? ¿Qué diferencias existen entre el reflujo y la acidez? No te preocupes, pues aquí te resolvemos estas dudas y muchas más.

¿Qué es la acidez estomacal?

Primero es necesario que acotemos que la acidez estomacal se trata de un síntoma, mientras que el reflujo gastroesofágico puede ser la causa del mismo. Así pues, la acidez estomacal se define como una sensación de ardor dolorosa en el pecho o la garganta. Según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, el embarazo, algunos alimentos, medicamentos o bebidas alcohólicas pueden causarlo.

La acidez estomacal es una molestia más común de lo que mucha gente podría creer. A continuación te presentamos algunas estadísticas recogidas en diversos sitios:

  • El 10 % de los seres humanos adultos presentan acidez gástrica a diario y el 30 % una vez al mes.
  • En Estados Unidos, la incidencia —número de casos nuevos en la población— fue del 26 % en el año 2015.
  • En general, se calcula que un 20 % de la población en cualquier lugar y momento dado sufre acidez estomacal.
Gastritis y dolor estomacal.
Los síntomas digestivos son frecuentes en la población e insidiosos, sobre todo si no se toman las medidas dietéticas adecuadas.

¿Qué es el reflujo de ácido gástrico?

Por otro lado, el reflujo de ácido gástrico se considera una condición clínica. Según portales pediátricos, esta patología se caracteriza por un retroceso del contenido del estómago en dirección contraria, es decir, hacia el esófago.

Los seres humanos tenemos una abertura entre el estómago y el esófago que actúa como puerta, la que se cierra en cuanto el bolo alimenticio pasa al estómago. Si esta no funciona de manera correcta, la comida y los ácidos estomacales pueden retroceder hasta el esófago, causando irritación en él y la acidez antes descrita.

Para saber más: ¿Cuáles son las causas de la acidez de estómago?

¿Qué es la ERGE?

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) se trata de un caso más serio de reflujo de ácido gástrico, es decir, una enfermedad crónica. Un síntoma de esta enfermedad es presentar acidez estomacal más de dos veces a la semana, aunque es posible tener ERGE sin signos de acidez.

De nuevo, el mecanismo es el mismo que el descrito en el caso anterior: el anillo de fibras musculares —esfínter esofágico inferior (EEI)— no se cierra bien, por lo que los contenidos del estómago pueden retornar al esófago.

Según la Federación Española del Aparato Digestivo (FEAD), algunos de los síntomas son los siguientes:

  • Dolor en el estómago.
  • Molestia en el pecho no quemante que en ocasiones se puede confundir con un infarto.
  • Dolor al tragar.
  • Faringitis, tos y sinusitis crónicas.
  • Neumonía y despertarse con sensación de ahogo.

Así pues, podemos concluir que la acidez estomacal se trata de un síntoma, el reflujo de ácido gástrico es su posible causa y la ERGE se produce cuando el paciente sufre episodios de acidez más de dos veces por semana.

Tratamientos de venta libre para el reflujo de ácido gástrico

En primer lugar, instituciones de salud como la Clínica Mayo nos avisan de lo siguiente: si tienes acidez más de dos veces por semana, si te cuesta tragar, si tienes nauseas y vómitos o si has perdido peso debido a este síntoma, es hora de acudir con rapidez al médico.

En el resto de los casos, el reflujo y la acidez se pueden regular con medicamentos de venta libre. Algunos de los disponibles son los siguientes:

  • Los antiácidos, como su propio nombre indica, reducen los efectos del ácido en el estómago, neutralizándolo. Provocan un alivio rápido a corto plazo, y además, se presentan en una forma fácil de consumir —cápsulas y pastillas—.
  • Los bloqueadores H2, como la famotidina, no alivian los síntomas tan rápido, pero son más eficaces. Estos reducen la cantidad de ácido producida en el estómago.
  • Los inhibidores de la bomba de protones (IBP) también reducen la producción de ácido. Son las mejores opciones a seguir cuando los bloqueadores H2 no funcionan o en personas con ERGE. Aún así, su efecto es mucho menos inmediato, pues tardan unos pocos días en empezar a actuar. El omeprazol es un fármaco de esta familia.

Precauciones a considerar

Existen factores de riesgo que favorecen la aparición de reflujo de ácido gástrico y acidez estomacal. Por ejemplo, el consumo de alcohol o sustancias ácidas como el café pueden promover la condición.

Por otro lado, la obesidad, el embarazo y el tabaquismo también son eventos que propician este desagradable reflujo. Como último consejo, se recomienda a las personas propensas a sufrirlo que no se acuesten a menos de tres horas después de comer, pues esto facilita el ascenso de los ácidos al esófago.

Estómago con acidez.
El estómago es el órgano afectado por estas condiciones, pero también el esófago puede sufrir las consecuencias.

Quizás te pueda interesar: Claves para evitar el reflujo nocturno

Controlar el reflujo de ácido gástrico

Como hemos podido ver, este tipo de afecciones intestinales son comunes, pues hasta el 30 % de la población presenta acidez al menos una vez al mes. Aunque pueda ser fácil combatir la acidez gástrica desde casa, los casos más graves requieren de atención médica inmediata.

Ante la pregunta que te hemos planteado al inicio, podemos concluir que la acidez es un síntoma de el reflujo de ácido gástrico. Si este se cronifica, el paciente puede desarrollar la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).