Relaxina: qué es y cuál es su importancia en el embarazo

Relaxina: qué es y cuál es su importancia en el embarazo

La relaxina es una hormona peptídica que cumple con diversas funciones en el organismo durante el embarazo y el trabajo de parto. No obstante, su efecto puede ser responsable de algunas dolencias comunes, como la lumbalgia.
Relaxina: qué es y cuál es su importancia en el embarazo

El cuerpo de la mujer sufre grandes cambios anatómicos y fisiológicos durante el embarazo. Son modificaciones fisiológicas que buscan preparar al organismo para el crecimiento del bebé y su salida por el canal de parto. Estos cambios están mediados por diversas hormonas, entre las que se encuentran la relaxina.

Esta hormona es secretada por la placenta y el cuerpo lúteo del ovario, posterior a la fecundación. De igual forma, es posible encontrarla en el revestimiento uterino, en las membranas fetales y en las glándulas mamarias. Participa en la diminución de las contracciones musculares espontáneas y en la relajación del canal uterino para el parto.

Mecanismo de acción de la relaxina

Los efectos de la relaxina sobre el organismo están en relación directa con las fases del ciclo reproductivo de la mujer y con los niveles de estrógenos y progesterona circulante. Es responsable de la relajación de los ligamentos al brindarle mayor elasticidad y resistencia. Además, es capaz de disminuir la tensión de las fibras de la musculatura lisa uterina.

Esta molécula peptídica genera una mayor laxitud de los ligamentos al inhibir la formación y depósito de colágeno. Su mecanismo de acción es resultado de la interacción con los receptores RXFP1 ubicados a nivel del tejido conectivo. Este hecho promueve una cascada de transcripción génica que da lugar a la formación de metaloproteinasas de matriz (MMPs) y oxido nítrico sintasa (NOS).

Las MMPs son responsables de inhibir la formación de fibrosis y de romper las hebras de colágeno en la matriz de los ligamentos. Además, actúan bloqueando la acumulación de colágeno. Por su parte, existe un aumento del oxido nítrico mediado por la NOS, lo que incrementa la capacidad elástica.

La relaxina ejerce un efecto paracrino a nivel de las fibras uterinas que favorece el ablandamiento del cuello uterino. De esta forma, influye en el borramiento y la dilatación del canal al iniciar el trabajo de parto.

Mujer en trabajo de parto.
El trabajo de parto requiere una sincronización de sustancias y de mecanismos anatómicos que permitan la salida del bebé.

Lee también: 10 claves que te facilitarán el trabajo de parto¿Qué funciones cumple la relaxina durante el embarazo?

Los niveles de la relaxina varían a lo largo de toda la gestación y se vinculan con varias funciones. Una vez ocurre la ovulación, el cuerpo lúteo inicia la liberación de la hormona, preparando al revistiendo uterino para la implantación del óvulo fecundado. En este sentido, si no ocurre la fecundación, el cuerpo lúteo se degenera y disminuye la relaxina.

Durante el primer y segundo trimestre del embarazo se encarga de reducir las contracciones uterinas involuntarias que podrían dar lugar a un aborto o un parto prematuro. Además, aumenta los niveles circulantes de oxido nítrico, favoreciendo al mantenimiento del sistema cardiovascular de la embarazada.

Por otro lado, una vez la gestante alcanza la semana 37 del embarazo, los niveles de relaxina llegan a su pico máximo. De esta forma, se produce el ablandamiento, la relajación y la dilatación del cuello uterino que da lugar al trabajo de parto. También es capaz de actuar sobre la membranas fetales y estimular su ruptura.

Estudios afirman que la relaxina es la encargada de promover la laxitud de las articulaciones sacrococcígeas y púbicas que rodean al canal de parto. En este sentido, favorece al ensanchamiento de la pelvis mayor, por la que el recién nacido pasará al descender. Por su parte, la relajación sacrococcígea favorece a la retropulsión del coxis necesaria para la salida del neonato.

¿Cómo evitar los efectos negativos de la relaxina durante el embarazo?

En las mujeres embarazadas, la relaxina puede promover el desarrollo de molestias articulares y musculares. Algunas investigaciones sugieren que la retención de líquidos, la laxitud articular y el desplazamiento del centro de gravedad son los responsables de los dolores a nivel de la espalda.

La inestabilidad de las articulaciones promovida por la hiperlaxitud ligamentaria puede causar gran malestar en las mujeres. Esto incluye dolor lumbar, en la cadera o la pelvis y en las rodillas. Por tal motivo, es recomendable aplicar las siguientes medidas para reducir el riesgo de los efectos secundarios de la relaxina:

  • Evitar movimientos bruscos.
  • Mantener una adecuada postura corporal.
  • No levantar objetos pesados.
  • Flexionar las rodillas y descender despacio al recoger un objeto del suelo.
  • Practicar ejercicios de estiramiento durante el embarazo. 
  • Emplear una banda o faja púbica para reducir la presión a nivel del pubis.
  • Colocar una almohada entre las piernas al dormir para reducir la tensión de las articulaciones.
  • Tomar baños de agua caliente de forma periódica para relajar los músculos.
Ejercicios en el embarazo.
Ciertas ejercitaciones durante el embarazo reducen el dolor lumbar asociado al aumento de la relaxina.

Quizás te pueda interesar el siguiente artículo: Actividad física en el embarazo: ejercicios recomendados

Una hormona clave durante el embarazo

La relaxina, al igual que el estrógeno y la progesterona, es una hormona que juega un papel fundamental desde el inicio de la gestación. Sus acciones permiten el adecuado desarrollo del feto dentro del útero y mantienen en equilibrio los requerimientos. Además, es reconocida por su papel coadyuvante en la relajación y distensión del canal de parto para la expulsión del neonato.

Sin embargo, puede producir malestar transitorio en la gestante. Ante cualquier síntoma anormal en las articulaciones y en los músculos, no dudes en buscar atención médica. Los profesionales de la salud están capacitados para reconocer tu afección y ofrecerte el mejor soporte terapéutico.