Tendinitis de muñeca: síntomas, causas y tratamientos

Tendinitis de muñeca: síntomas, causas y tratamientos

La tendinitis de muñeca está asociada con trabajos en los que se requiere el uso prolongado de la articulación con movimientos repetitivos. Aquí te explicaremos más sobre esta patología dolorosa.
Tendinitis de muñeca: síntomas, causas y tratamientos

La tendinitis de muñeca es secundaria a un proceso inflamatorio, crónico y degenerativo de la estructura fibrosa (tendón) que une el músculo con el hueso. Son varios los tendones que componen la muñeca y pueden estar afectados varios a la vez.

Por lo general, la lesión se produce donde el tendón se cruza con otro o sobre una prominencia ósea. Se manifiesta con dolor y sensibilidad alrededor de la muñeca que puede evolucionar a largo plazo.

Anatomía de la muñeca

Se denomina muñeca al área comprendida entre el antebrazo y la mano. Desde el punto de vista óseo contiene la parte distal de los huesos del antebrazo (radio y ulna) y la parte inicial de los huesos del carpo que se unen con estos.

Son múltiples las articulaciones que se producen entre los huesos de esta área. Muchos más son los ligamentos que se encargan de unir los huesos con los músculos, dando estabilidad y movilidad.

En la muñeca, los tendones conectan los músculos del antebrazo con los huesos de la mano y de los dedos, deslizándose.  Estos tendones se clasifican en dos categorías: flexores y extensores.

Además, los tendones se encuentran rodeados por una vaina que está recubierta en su interior por tejido sinovial. Entre la vaina y el tendón se encuentra el líquido sinovial, que permite el deslizamiento tendinoso. La inflamación patológica no solo se produce directamente en el tendón, sino también en esta área.

Dolor en la muñeca.
La muñeca es asiento de diversos dolores. El que se deriva de la tendinitis suele volverse crónico.

¿Qué es la tendinitis de muñeca?

La tendinitis de muñeca es considerada una patología crónica y degenerativa, ya que los síntomas no se evidencian hasta que ha transcurrido un importante período de tiempo. Son más frecuentes en la mano derecha, debido a que es la mano dominante o hábil en la mayor parte de la población. La edad promedio de diagnóstico es entre la quinta y sexta década de vida.

Existen diferentes variantes de la tendinitis de muñeca. Entre ellas se incluyen la tenosinovitis de De Quervain, el síndrome de intersección y el síndrome del sexto compartimiento.

La tenosinovitis de De Quervain es la más frecuentemente diagnosticada. Esta variante de la tendinitis de muñeca es una tenosinovitis estenosante (es decir, constrictiva) de las vainas tendinosas de los extensores del pulgar en la cara latera de la muñeca. Se manifiesta con dolor y limitación funcional del dedo gordo.

¿Tendinitis, tenosinovitis o peritendinitis?

Por definición, tendinitis es el proceso inflamatorio y degenerativo del tendón, mientras que la tenosinovitis hace referencia a la inflamación de la vaina de tejido sinovial que recubre los tendones. La peritendinitis, finalmente, es el proceso inflamatorio que se produce justo en la intersección del músculo con el tendón.

Las causas se asocian al uso de la articulación

Las causas de la tendinitis de muñeca son diversas, pero se fundamentan en la pérdida de elasticidad del tendón debido al envejecimiento (y la consecuente pérdida de colágeno) y al uso excesivo de las articulaciones, en conjunto con la carga mecánica.

La carga mecánica se refiere a la combinación del uso intenso con movimientos repetitivos y la fuerza y posición de la muñeca. En conclusión, cualquier acción que genere tensión en forma repetida y prolongada en los músculos y en los tendones puede causarla.

La tendinitis de la muñeca es parte de las patologías de medicina ocupacional. Se considera que la prevalencia de patologías en la mano y la muñeca, en trabajadores manuales, es de hasta el 45 %.

En el ámbito laboral es causada por movimientos manuales repetitivos, como la utilización de una máquina de escribir, un ordenador o un celular. El uso de equipos que impliquen hacer fuerza entre el dedo pulgar y el dedo índice también es origen del trastorno.

Síntomas de la tendinitis de muñeca

El síntoma cardinal de la tendinitis de muñeca es el dolor intenso alrededor de la zona cuando se realiza algún movimiento o se sostienen objetos. Si el factor causante se mantiene durante el tiempo, los síntomas evolucionan a dolor persistente hasta con el reposo

Se pueden agregar los siguientes signos:

  • Sensibilidad.
  • Hinchazón.
  • Enrojecimiento.
  • Calor local.
  • Hormigueo.

Al principio, los síntomas ceden o mejoran al interrumpir el movimiento repetitivo o durante el reposo. Sin embargo, a largo plazo el dolor es persistente.

Requiere evaluación médica

Ante cualquier síntoma de tendinitis de muñeca se debe acudir a un médico especialista en el aparato locomotor, es decir, un traumatólogo u ortopedista. El profesional realizará el diagnóstico mediante el interrogatorio y el examen físico.

Al momento de la consulta se suele evidenciar rigidez de la articulación, hinchazón y dolor a la movilidad y a la palpación.

El diagnóstico es básicamente clínico. Sin embargo, en algunos casos se solicita una ecografía de partes blandas o una resonancia magnética para evaluar con mayor exactitud el tendón afectado y la extensión de la inflamación. La radiografía de muñeca se emplea para descartar una lesión ósea en caso de traumas.

Tratamiento de la tendinitis de muñeca

La resolución de la tendinitis de muñeca dependerá de su gravedad. Se inicia siempre con el tratamiento médico conservador y no invasivo.

Este abordaje consiste en lo siguiente:

  • Reposo de la articulación.
  • Uso de inmovilización durante 3 semanas.
  • Prescripción de fármacos antiinflamatorios no esteroideos.
  • Ejercicios de rehabilitación física.

En casos muy dolorosos puede valorarse la colocación de inyecciones con cortisona o anestésicos. Cuando el abordaje conservador no ayuda a resolver los síntomas, se pasa al tratamiento quirúrgico.

Vendaje para tendinitis de muñeca.
La inmovilización en este tratamiento puede indicarse por hasta 3 semanas.

Algunos consejos más

Para evitar los casos de recaídas en la tendinitis de muñeca, la recomendación más importante es modificar la actividad que parezca ser el origen del problema. Si de todas maneras se necesita el uso exhaustivo de las manos a diario, se recomendará cambiar la posición en reposo o usar una muñequera.

Además, se deben realizar ejercicios para estirar y calentar los músculos y tendones antes de realizar cualquier ejercicio físico. El hielo local para disminuir la inflamación podría ayudar.