Hospital Gautier entre múltiples precariedades y limitaciones

Hospital Gautier entre múltiples precariedades y limitaciones

Tiene una deuda de 70 millones de pesos, que le impide acceder a los insumos, baja asignación presupuestaria y falta de equipos.

SANTO DOMINGO, RD.- El hospital Salvador B. Gau­tier, centro que durante dé­cadas fue un “buque in­signia” para el sistema de salud dominicano, desde hace años sobrevive en me­dio de precariedades y limitaciones, que le mantienen sumido en crisis y provoca quejas de pacientes.

Una deuda acumulada que ronda los 70 millones de pesos, que le impide acceder a los insumos en la rapidez que el pacien­te lo amerita; baja asigna­ción presupuestaria, falta de equipos básicos y recur­sos humanos específicos, así como la necesidad de intervenciones en diver­sas áreas de su planta físi­ca, son algunas de las difi­cultades que arrastra por años ese centro de salud.

El Gautier, fue inaugu­rado en el 1951 y fue el primero en realizar pro­cedimientos cardíacos im­portantes en el país, inclu­yendo cirugías de corazón, así como trasplantes re­nales. Otra de sus fortale­zas fueron sus programas de enseñanza que actual­mente rondan por las 25 residencias médicas para la formación de especia­listas.

No obstante, es a partir del 2007, con la entrada del Seguro Familiar de Sa­lud (SFS), que de acuerdo a médicos que laboran en el centro, entre ellos el je­fe del servicio de Cardio­logía, doctor Fulgenci.

Severino, empezó su decli­ve, debido a que el Segu­ro Social empezó a perder financiamiento y por en­de sus hospitales y policlí­nicas. Agregó que a partir del 2015, con la entrada de la ley 123-15. que ordenó el traspaso de los hospitales del IDSS al Servicio Nacio­nal de Salud (SNS), se agu­dizó el descalabro, sintién­dose en la “orfandad”.

Viejas precariedades

Otro médico de gran trayec­toria en el centro, el doctor Severo Mercedes, jefe del Servicio de Cirugía Plásti­ca, Estética y Reconstructi­va, asegura que las preca­riedades del Gautier no son nuevas, vienen arrastrándo­se de muchos años y propo­ne como salida un encuen­tro entre las autoridades del SNS, directivos y jefes de servicios del hospital para hacer un diagnóstico real de sus necesidades y buscar so­luciones.

Cambio de directores

Unos cinco médicos de re­conocida trayectoria han pasado por su dirección en los últimos cuatro años, pe­ro la mayoría han salido de­cepcionados por no haber podido hacer los cambios que amerita el centro para garantizar una atención de mayor calidad a los pacien­tes.

El último en abandonar el cargo fue el doctor Fre­dis de Jesús Reyes, quien anunció su renuncia en di­ciembre con efectividad en enero pasado. En la actuali­dad el centro es dirigido por el doctor Miguel Geraldino, quien ayer estuvo reunido con directivos del SFS ante reportes de prensa de falta de reactivos y otras limitan­tes en su área de laboratorio clínico

Pacientes sufren

El periodista Vianco Martínez, quien acom­pañó en sus últimos días de vida a su colega Con­de Olmos, hizo una des­cripción dramática de su transitar por tres centros de salud y las dificulta­des que enfrentó para recibir atenciones mé­dicas dignas poco antes de su muerte. Martínez denunció que fueron de hospital en hospital y el sistema de salud no le respondió a la altura de su condición.