Casos activos de COVID-19 aumentan en ligera proporción

Casos activos de COVID-19 aumentan en ligera proporción

Un estudio de la universidad Johns Hopkins, en Maryland, afirma que el confinamiento no fue efectivo para bajar la tasa de mortalidad

SANTO DOMINGO,RD.- Las autoridades de Salud informaron, a través del boletín 686, la detección de 1,017 nuevos casos de COVID-19,  lo que aumenta a 558,936 el total de contagios a nivel nacional desde el inicio de la pandemia.

En las últimas 24 horas se procesaron 10,724 muestras, de las cuales 2,126 fueron PCR y 8,598 antigénicas. La positividad diaria se establece en 16.44 % y la letalidad en 0.77 %.

El total de casos activos subió a 5,402 infectados con coronavirus, 232 más que en el boletín anterior.

Las autoridades sanitarias informaron, además, sobre el fallecimiento de dos personas para un acumulado de 4,315 decesos.

Sobre las hospitalizaciones, Salud Pública informó que 338 personas en condiciones estables permanecen ingresadas, para una ocupación de un 14 % en camas Covid; 155 en cuidados intensivos, una tasa equivalente al 26 % y 95 conectadas a ventiladores, el 20 % de la capacidad.

Las demarcaciones donde se registraron mayores contagios fueron Santiago, el Gran Santo Domingo y La Vega. 

Al 2 de febrero, el portal VacúnateRD confirmó que 7,005,519 dominicanos ya se han inoculado con la primera dosis de vacuna anticovid; 5,806,741 con la segunda dosis y 2,016,535 con la dosis de refuerzo.

Estudio cuestiona el confinamiento

Los confinamientos en Estados Unidos o en Europa tuvieron poco o ningún impacto para reducir las muertes producidas por COVID-19, según un estudio realizado en la Universidad Johns Hopkins.

El equipo liderado por Steve Hanke, se basó en 34 estudios preexistentes para concluir que los encierros en todo el mundo solo previnieron el 0.2 % de las muertes por coronavirus y “no fueron una forma efectiva de reducir las tasas de mortalidad durante una pandemia”.

El impacto de los cierres de fronteras fue aún menos efectivo, con tasas de mortalidad que solo bajaron alrededor del 0.1 por ciento.

Es importante recalcar que los investigadores de Johns Hopkins solo se centraron en estudiar las tasas de mortalidad, descartando cualquier estudio que examinara el efecto en la baja de las hospitalizaciones o las tasas de contagio.

Jennifer Grant, infectóloga de la Universidad de Columbia Británica, dijo que centrarse solo en la mortalidad es una medida “cruda”.