Tras expansión Ómicron, mutación XE aparece en varios países

Tras expansión Ómicron, mutación XE aparece en varios países

España.- Tras la expansión de la variante Ómicron, ahora aparece un sublinaje de ésta, conocido como XE, el que empieza a ganar presencia en varios países, incluido España.

Una información dada a conocer por Pfizer, y que publica el periódico digital español AS Diario, señala que el Covid-19 sigue su curso tras más de dos años y, a pesar del levantamiento de muchas restricciones, los casos se siguen acumulando en todo el mundo y continúan apareciendo versiones del virus.

El vicepresidente senior y director médico mundial de vacunas de Pzifer, Luis Jodar, enumera las tres situaciones más probables del futuro del Covid-19, que son: erradicación regional, y dos endemias con diferente potencial.

Argumenta que algunas de estas nuevas variantes pueden evitar de forma parcial las vacunas, por lo que resulta una incógnita cómo puede evolucionar el coronavirus SARS-CoV-2 en los próximos meses.

Le puede interesar:

Estudian nuevas variantes covid por escape inmunitario

Desde Pfizer, la primera compañía en desarrollar una vacuna contra la Covid-19, evalúan los tres posibles escenarios a los que se pueden  enfrentar.

En el marco del seminario «Vacunas, una historia de éxitos», los responsables han expuesto las situaciones más probables.

El primero de estos escenarios, como indica Jodar, es la erradicación regional, el más positivo de todos, pero también el más improbable en un corto plazo.

Implicaría su desaparición total en algunas zonas del mundo, con mayor posibilidad en aquellas con más recursos, aunque sería necesaria una vacuna universal que frenara las mutaciones del virus.

Escenarios más posibles

Un segundo escenario es aquel en el que la enfermedad entre en una situación de endemia con un potencial de evolución moderado.

De acuerdo con el director de Pfizer, esto supondría la aplicación de nuevas dosis de refuerzo de forma periódica, al menos para las personas de mayor riesgo.

Estima que la pandemia como tal seguiría, aunque con una incidencia relativamente baja y estable, sin grandes olas y con una gravedad y mortalidad bajas.

Finalmente, Jodar habla de una situación en la que sea una enfermedad endémica-epidémica, por lo que considera que entraría en una fase endémica, pero con un mayor potencial para que aparezcan nuevos brotes periódicos, así como diferentes mutaciones.

«Si esto sucede, será necesaria la administración periódica a todos los grupos de edad de dosis de recuerdo adaptadas a las nuevas mutaciones hasta que se logre desarrollar una vacuna universal», explica Jodar.