4 razones por las que te duele el cuello al despertar y no tienen nada que ver con estrés

Despertar con dolor de cuello por un par días puede ser considerado como «normal» por algunas personas, ya que se le suele adjudicar a malas posturas durante el sueño.

No obstante, si la molestia continúa por varias semanas puede que la almohada o el colchón no sean los culpables y debas investigar las posibles causas para descartar algo más serio.

¿Por qué tengo dolor de cuello al despertar?

Existen cuatro razones muy comunes que podrían estar provocando tu dolor de cuello.

Osteoartritis
Esta es la forma más común de artritis, una condición que daña el tejido que cubre los extremos de los huesos en las articulaciones.

Según el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel, esta enfermedad tiene sus peores momentos al despertar o después de un descanso prolongado.
Las zonas más afectadas por la rigidez que ocasiona la osteoartritis son las manos, rodillas, cadera, espalda baja y el cuello.

Compresión nerviosa
Los especialistas de la Clínica Mayo explican que las hernias de disco o espolones óseos en las vértebras del cuello pueden presionar los nervios que se ramifican fuera de la médula espinal.

También puede deberse a que los músculos del cuello se encuentran tensos, debido a que en la noche se apretó la quijada por estrés o falta de descanso.

Meningitis
La meningitis ocurre cuando hay inflamación en el tejido del cerebro o la espina dorsal, lo que ocasiona dolores severos de cabeza, fiebre y, en algunos casos, dolor y rigidez total en el cuello.

De acuerdo con el Instituto de Salud Nacional en Estados Unidos «NIH, por sus siglas en inglés», esta es una enfermedad grave que requiere de tratamiento, pues de no aplicarse podría dejar secuelas en el organismo o incluso conducir a la muerte.

Lesiones
Es probable que un frenado repentino en el auto o un impacto fuerte en la zona de las cervicales resulte en una lesión del cuello.

En el caso del automóvil, la cabeza es empujada hacia adelante y de vuelta en un tipo de latigazo, lo que hace que los tejidos blandos del cuello se estiren demasiado.

¿Despiertas de manera recurrente con dolor de cuello? ¿Has visitado a un médico para que te ayude con este problema?

Fuente: VIx