A qué se deben los trastornos urinarios masculinos y cómo tratarlos

Los escapes involuntarios de orina pueden prevenirse.

¿Qué tienen en común Samuel L. Jackson, Stephen King o el jugador de fútbol americano Tony Romo?

Además de su fama y sus logros profesionales, todos ellos padecen o han padecido episodios de incontinencia urinaria.

En los últimos años se ha popularizado la atención sanitaria dirigida al mantenimiento del buen estado del suelo pélvico. Sin embargo, en prácticamente todos los casos se hace en referencia a la salud de la mujer durante el embarazo, el postparto y el envejecimiento.

La realidad es que el sexo masculino también es sensible a trastornos urosexológicos de tipo muscular. Es decir, a patologías que alteran la micción, la defecación y/o las relaciones sexuales por culpa de alteraciones del periné. Así es como se llama al conjunto de músculos, tendones y ligamentos que forman el suelo pélvico.