Ataques de ansiedad causan malestar general

La ansiedad es una emoción que genera preocupaciones y miedos que pudieran llegar a ser intensos, excesivos y persistentes. Cuando se siente ansiedad el cuerpo activa una serie de procesos cognitivos y fisiológicos que hacen sentir incomodidad.

Lytza Álvarez, psicóloga de los Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat), explica que “es casi seguro que en algún momento de nuestras vidas nos hayamos encontrado ansiosos, al punto de llegar a experimentar algunos de sus síntomas”.

La psicóloga señala que estos síntomas “desagradables” pudieran hacer pensar que la ansiedad es “mala” o que representa un problema, pero como el resto de las emociones, es normal y juega un papel importante”. Indica que este sentimiento tiene la función de motivar a actuar frente a esas situaciones preocupantes, con el fin de que se utilicen las estrategias necesarias para afrontarlas.

Álvarez especifica que la ansiedad se vuelve un problema cuando: interfiere con la vida diaria, es difícil de controlar, no es proporcional al peligro real existente o dura mucho tiempo, siendo estas señales de un Trastorno de Ansiedad.

Al hablar de los síntomas, Álvarez explica que se puede experimentar: nerviosismo, agitación y tensión, sensación de peligro inminente, aumento del ritmo cardíaco. Respiración acelerada, sudoración, temblores, dificultad de concentración, necesidad de evitar situaciones, problemas para conciliar el sueño, problemas gastrointestinales y sensación de debilidad o cansancio.

Estar alerta
La especialista concluye que no se debe confundir ansiedad con un ataque de pánico, que es cuando ese miedo intenso llega a su punto máximo en cuestión de pocos minutos. No necesariamente quien experimente ansiedad tendrá un ataque de pánico.

Antes de perder el control

Es importante saber que el ser humano tiende a sentirse más ansioso cuando tiene una baja percepción de control. Por ello, mi recomendación para manejar la ansiedad sería que suelte y no ponga su atención en las cosas que no puede controlar y cambie su focus de control a lo que sí controla.