Colitis ulcerativa, condición sin síntomas propios y que se torna invisible

Una persona con este padecimiento que no cumpla con las indicaciones, puede tener consecuencias muy negativas .

La colitis ulcerativa forma parte de un grupo muy particular llamado enfermedades inflamatorias intestinales (EII). Causa.

Aún se desconoce qué produce esta afección.
Científicamente la colitis ulcerativa (CU) es un proceso inflamatorio del colon, que se caracteriza por inflamación continua de la mucosa que, por lo general, inicia afectando al recto y el resto del intestino grueso, con variabilidad en cuanto a su extensión.

La enfermedad no presenta ningún síntoma propio que la caracterice o defina y que ayude en su diagnóstico, pero sí se destacan los más importantes, como el dolor abdominal, la diarrea frecuente e intensa, el sangrado rectal y la pérdida de peso.

Howard Vásquez Ruiz, gastroenterólogo de los Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat), explica que en sus principios se conocía como una afección propia de países de Oriente, primer mundo, raza blanca, especialmente las personas de ascendencia judía de Europa del Este, hecho que ha cambiado en las últimas décadas, porque el padecimiento ha tenido un repunte, aumentando progresivamente en la vertiente Oeste del mundo, incluyendo lugares donde era prácticamente inexistentes como en Latinoamérica.

En los Estados Unidos la incidencia es de 2.2 a 14.3 casos y la prevalencia de 37 a 246 casos por año, por cada 100 mil habitantes.

En la República Dominicana en estos momentos, al igual que en los demás países de América Latina, se está trabajando con esta estadística, pero se puede confirmar que cada día se van diagnosticando más casos nuevos.

Factores genéticos
En esta condición crónica se ven involucrados factores genéticos, ambientales, nutricionales, higiénicos, alteraciones del microbioma intestinal, entre otros.

“Es importante saber que la Colitis ulcerativa se presenta en pacientes jóvenes, tanto hombres y como mujeres, a una edad promedio de 25 años, presentándose también en los niños y los adultos mayores”, apunta el médico.

Un dato interesante de la afección, según detalla el gastroenterólogo, es que, aunque se limita al colon, el proceso inmunológico que conlleva es muy complejo y tiende a convertirse en un problema sistémico, presentando en un gran número de pacientes lo que son manifestaciones extraintestinales, es decir, señales de la enfermedad fuera del sistema digestivo.

Estos signos pueden presentar un importante impacto en la calidad de vida, pudiendo así comprometer algún órgano del cuerpo o incluso la vida del paciente, como son la inflamación de las articulaciones o artritis (espondiloartritis); en los ojos, la inflamación ocular (uveítis, epiescleritis); en la piel, los nódulos rojos y sensibles (eritema nodoso), así como úlceras en la piel (pioderma gangrenoso) y de las vías biliares (colangitis esclerosante primaria), entre otras.

“Debido a que no se conoce una causa específica ha imposibilitado tener una cura, pero su constante estudio proporciona cada día nuevas opciones terapéuticas con las cuales pueden mantenerse estables e integrarse a sus actividades normales, mejorando así sus condiciones de vida, siempre y cuando se adhieran a las indicaciones médicas y realicen sus visitas regulares al gastroenterólogo”, puntualiza le galeno.

Opciones terapéuticas
Agrega que existen dos grupos de tratamientos, el convencional que está compuesto por medicamentos inmunosupresores e inmunomoduladores (que modifican o suprimen el sistema inmunológico) y los llamados biológicos, los cuales se obtienen por ingeniería genética.

“También tener opciones terapéuticas es excelente para los pacientes, el problema es que en Dominicana no se cuenta con todas ellas y con las que si son costosas y no las cubren las Administradoras de Riesgos de Salud ”, sostiene.

Síntomas
Vázquez describe que las personas con colitis ulcerativa presentan dolor abdominal frecuente, a veces muy intenso, pueden ir al baño hasta 20 veces al día, sufren de anemia y cansancio de manera frecuente.

Los llena de vergüenza
Añade que viven con la incertidumbre de que si pueden realizar una actividad laboral, social o familiar, sin que esto les trastorne su día, también padecen en silencio la culpa, la vergüenza y múltiples preocupaciones, como no saber si puede casarse y procrear una familia.

Asimismo, el miedo a entornos no controlados, a salir de la casa, desencadenando aislamiento y depresión.

“Otro aspecto que causa preocupación a los pacientes, es la pérdida de empleos, en algunas ocasiones por discapacidad laboral, pero en su gran mayoría es por los despidos debido a la incomprensión de sus jefes del por qué los constantes permisos laborales por recaídas, visitas a la sala de emergencias y a la consulta con su médico de cabecera”, indica Vásquez.

Qué se busca

—1— Manejo
El objetivo de los especialistas no es sólo tratar meramente los síntomas, también ocuparse de que el paciente se sienta en óptimas condiciones.
—2— Vida normal
Se busca que pueda levantarse cada mañana y cumplir con quehaceres
—3— Orientación
El tratamiento no es solo a base de fármacos, sino de apoyo familiar, comprensión laboral y apoyo social.

Si no cumples las indicaciones puede ser fatal
Una persona con este padecimiento que no cumpla con las indicaciones, puede tener consecuencias muy negativas tales como:

-Someterse a cirugías frecuentes.
-Las ostomías definitivas, es decir, una operación en la que se extirpa una parte o todo el colon, realizando una abertura (estoma) desde un área en el interior del cuerpo hacia el exterior, por donde realizan sus evacuaciones.
-Las perforaciones intestinales.
– La disminución de la calidad de vida.
-La muerte.