Cómo funciona la glándula pineal, el enigmático órgano que regula nuestro sueño

La glándula pineal es del tamaño de un guisante y se encuentra detrás del hipotálamo.

Cierto es que hay pocas cosas más placenteras que un sueño reparador tras «caer en los brazos de Morfeo». Ahora bien, otra gran verdad es lo molesto que es «pasar una noche en vela».

Dormir bien es uno de los procesos fisiológicos con más impacto en nuestro bienestar diario. De hecho, la falta de sueño a largo plazo tiene efectos negativos sobre nuestra salud.

La regulación del sueño

El sueño se regula por la combinación de dos procesos. Por un lado, los ritmos circadianos. Por otro, la acumulación de sustancias inductoras del sueño en el cerebro, como la adenosina. Su cantidad depende de varios factores. Entre otros, el tiempo que llevemos despiertos (a más tiempo, más adenosina) o la calidad del sueño.

Nuestro ritmo circadiano controla el denominado ciclo sueño-vigilia, dividido en una fase de descanso (oscuridad-sueño) y otra de alerta (luz-actividad). Por eso está relacionado con nuestro comportamiento a lo largo del día.