Director del Inden: “Cerca del 25 % de la población en RD tiene diabetes o prediabetes”

Director del Inden: “Cerca del 25 % de la población en RD tiene diabetes o prediabetes”

Especialistas del Inden destacan el aumento en diagnósticos, cada vez en una población más joven, fanática de la comida rápida y pocas horas de ejercicio

SANTO DOMINGO,RD.- La diabetes está creciendo de forma alarmante”, esa fue la frase introductoria con la cual el director general del Instituto Nacional de Diabetes, Endocrinología y Nutrición (Inden), Ammar Ibrahim, rompió el hielo al iniciar la conversación.

En 2018, el Inden, junto a la Universidad Iberoamericana (Unibe), presentaron la investigación “Caracterización de la diabetes mellitus tipo 2 en República Dominicana”, la cual determinó importantes estadísticas sobre la situación de pacientes diabéticos en el país.

“Se demostró que el 13.45 % de la población dominicana tiene diabetes, adicionalmente hay 9.9 % en prediabetes. Si sumamos esas dos cifras estamos hablando, aproximadamente, del 25 % de la población dominicana con diabetes o prediabetes”, destacó Ibrahim sobre los resultados.

“Eso es alarmante, tenemos que acelerar el paso, porque sigue creciendo. Como centro de salud, la misión del Inden es educar para tratar de parar el daño o por lo menos, limitar sus complicaciones. Nunca la diabetes nos puede llevar la delantera”, agregó.

En el estudio, el 80 % de las mujeres entrevistadas presentaban aumento en el área de la cintura. En el caso de los hombres, la cifra rondaba entre el 68 % y 70 % del universo, siendo la obesidad uno de los factores de riesgo al diagnóstico de la diabetes.

Por su origen, esta enfermedad progresiva puede ser autoinmune (tipo 1) o por resistencia a la insulina (tipo 2), siendo esta última la de mayor incidencia.

«A la población hay que enseñarle que hay que tomar la glicemia una vez al año si no tiene factor de riesgo, y si lo tiene, hacerlo cada seis meses»Ammar IbrahimDirector del Inden“

Obesidad en niños

El cirujano y especialista en pie diabético indicó que estas cifras no solo engloban a la población adulta, sino que el crecimiento de la obesidad en niños es notorio.

“Nosotros somos un país reflejo de la sociedad internacional, en Estados Unidos la obesidad infantil da miedo”, acotó el galeno.

Ibrahim atribuye esta situación a dos factores fundamentales: largas jornadas laborales de parte de ambos padres, lo que deriva en acceso a comida rápida de fácil cocción y cambios en los estilos de vida más apegados a la tecnología que a la actividad física.

“Cuando éramos niños, después de hacer la tarea, salíamos al patio a correr, a jugar pelota, a jugar fútbol, a hacer ejercicio. Hoy en día, los niños no son así. La mayoría se queda en la casa frente a un videojuego, frente a un televisor, a un celular o una tablet y eso les desarrolla algunas habilidades intelectuales, pero elimina las actividades físicas”, comparó.

Un tercer elemento que se suma es la disponibilidad de vehículos, ya sean públicos o privados, que han minimizado las horas de caminata de niños y adultos.

 “Tienes que hacer los ejercicios no solamente como tratamiento, sino como estilo de vida. No tenemos que esperar a estar obeso o a tener un par de libras de más para iniciar los ejercicios”, dijo.

Por su parte, la diabetóloga Daniana Perdomo explicó que “la obesidad es una enfermedad. Eso tiene que introducirse en la mente de todos nosotros para que el cambio empiece mucho antes”. 

Perdono indicó que los niños copian los comportamientos de los adultos, incluyendo hábitos alimenticios, por tanto, un padre no puede exigirle que coma frutas o vegetales si no impone el ejemplo.

“Todos los obesos son prediabéticos hasta que se demuestre lo contrario”, acotó el Ibrahim.

Anteriormente, a los niños no se les solía aplicar controles porque no era común encontrar padecimientos de colesterol o diabetes.

Diabetes controlada

La diabetes descontrolada produce complicaciones, pero la controlada, si las tiene, va a ser muy sencilla o fácil de tratar.

“La diabetes que no está controlada, que el paciente no se lleva de su médico, no se toma el medicamento correcto, le produce complicaciones y no hay órgano que no se afecte por la diabetes, uno más que otro”, detalló Ibrahim.

Entre los principales, el doctor citó: cerebro, ojos, corazón, riñones, los nervios, las arterias, el sistema digestivo y pie diabético.

“Uno tiene que hacer los chequeos de azúcar de forma rutinaria. Los que no tienen factores de riesgo una vez al año y los que tienen factores de riesgo, una vez cada seis meses”, añadió.

Sobre los valores de azúcar en sangre, la doctora Perdomo precisó que una persona sin diabetes debe arrojar valores menores a 100 en ayunas y un paciente diabético no debe exceder de 130.

Diabetes gestacional

Los especialistas observaron que un bebé que nazca de más de nueve libras, es posible que la madre haya tenido una diabetes gestacional o que tuviera prediabetes antes del embarazo y no se había dado cuenta.

“Cuando una mujer desarrolla diabetes durante el embarazo tiene dos posibilidades, o vuelve a su estado normal o sigue siendo diabética”, puntualizó Ibrahim.

La importancia de cuidar los ojos

La jefa de oftalmología del Inden, Rosa Fernández, destacó que la diabetes es la segunda causa de ceguera en el país, superada únicamente por las cataratas. 

Suele ocasionar daños a la retina. Normalmente, los diagnósticos de retinopatía imperan en la población en edad laboral, entre los 20 y 74 años, “pero, esto no quiere decir que antes o después no pueda existir”, comentó Fernández. El tiempo de desarrollo de la enfermedad y su evolución son fundamentales para medir el daño a los ojos, “quien tiene menos de cinco años de padecer diabetes, raramente tiene (efectos). Si el paciente tiene 10 años de padecer diabetes, un 50 % de ellos desarrollan retinopatía. Cuando el paciente tiene hasta 30 años con diabetes, tiene hasta un 90 % de posibilidad”.