Edad y antecedentes familiares, lo que hay que “oír” en Alzhéimer

Las informaciones fueron ofrecidas en la presentación en el país un nuevo medicamento para tratar las demencias producidas por el Mal de Alzheimer.

Santo Domingo.- La edad y los antecedentes familiares son características a tomar en cuenta para saber si en el futuro se va a sufrir del Mal de Alzhéimer, una enfermedad que se roba la memoria y provoca demencias.

Varios médicos especialistas en el tema trataron la importancia de atender mensajes temprano y de un diagnóstico oportuno de ese mal que  padecen 50 millones de personas en el mundo, la mayoría en países de medios y bajos ingresos como República Dominicana.

Las informaciones fueron ofrecidas en la presentación en el país un nuevo medicamento para tratar las demencias producidas por el Mal de Alzheimer.

El fármaco fue presentado por MemanVitae 10mg, de la línea Galenicum Vitae.

La presentación contó con el apoyo de las sociedades de Psiquiatría, Geriatría,  Neurología y Neurocirugía y se realizó en el marco del webinar “Enfocados en demencias”.

La memantina, compuesto activo del fármaco, pertenece a los medicamentos antagonistas del receptor de NMDA y tiene como función reducir la actividad anormal en el cerebro.

Segio Malagrida, SEO para Europa de Galenicum, afirmó que todos sus fármacos son bioequivalentes y fabricados en Europa.

Durante el encuentro disertaron los doctores Martin Medrano, Patricia Recio y Rose Nina.

El doctor Medrano habló sobre la base molecular de la enfermedad de Alzheimer, de la cual dijo que los principales factores de riesgos para desarrollar la enfermedad son la edad y los antecedentes familiares.

La doctora Recio trató las actualizaciones en el diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer.

En la misma ponderó la importancia del diagnóstico temprano y la utilización de las herramientas de detección como las pruebas neuro psicológicas, que según dijo ayuda a ver el estado basal de los pacientes, así como los bioquímicos, tomografía y otros como los múltiples sensores.

La doctora Nina destacó la función de la neuromodulación o neuroestimulación, aprobada por la FDA en el 2008, procedimiento no invasivo que busca mejorar los síntomas de depresión.

Dijo que la estimulación magnética intracraneal repetitiva mejora la función cognoscitiva del lenguaje en pacientes con Alzheimer.