¿Es cierto que bañarse con agua fría transforma tu cuerpo y mente?

¡Uy, qué frío!

¿Quieres hacer algo que, en tan sólo un minuto, combatirá tu estrés, te mantendrá alerta e impactará tu sistema inmunológico?

Requiere valentía pero, si estás decidido, párate al borde de un lago, río o el mar cuando esté haciendo frío.

Si no tienes la suerte de estar cerca de ninguno de los anteriores, una piscina, tu ducha o hasta una manguera sirven.

Respira profundo, haz acopio de tu fuerza de voluntad y… ¡entrégate!