Especialistas identifican aspectos a mejorar en atención de emergencia pediátrica del país

Especialistas identifican aspectos a mejorar en atención de emergencia pediátrica del país

Los servicios de emergencias del país, en su mayoría presentan inconvenientes arquitectónicos sustanciales y de dotación, que requieren medidas económicas y gerenciales por parte de sus órganos directivos y entidades gubernamentales, según una investigación realizada por un grupo de especialistas.

De acuerdo con el estudio, República Dominicana no tiene desafíos para lograr una atención óptima a los niños en la sala de emergencia. 

Además, destaca la necesidad de crear normas y estándares para las emergencias pediátricas en el país, así como un comité operativo para el cumplimiento de las directrices.

La investigación realizada por los doctores César Mota Curiel, Ernesto Taveras, Marlene Pérez, Lisandra Corona y Luz Herrera  consistió en entrevista presencial observando directamente siete emergencias pediátricas en todas las regiones del país, a través de un cuestionario tomando las lineamientos de las Normas y Estándares de acreditación de los Servicios de Urgencias Español.

La investigación se realizó en siete hospitales de la Red Pública, entre ellos: Hospital Pediátrico Dr. Robert Reid Cabral, Hospital Santo Socorro; San Lorenzo de Los Mina; Hospital Pediátrico Dr. Hugo Mendoza; Hospital Dr. Arturo Grullón; Hospital San Vicente de Paul y el Hospital Taiwán de Azua; siendo estos los principales departamentos de emergencia pediátricas del país.

De acuerdo con el estudio se  brindaron atención a aproximadamente 201,500 pacientes menores de 18 años en un año, aproximadamente el 10% de la población infantil,lo cual significativamente mayor que en otros países con 4% a 6 %, es decir se evidencia el sobrecupo de las mismas. La sobrepoblación en los servicios de emergencias amenaza la seguridad del paciente, aumenta los errores médicos, prolonga la estancia hospitalaria, disminuye la satisfacción del paciente y pone en peligro la confiabilidad y la capacidad del sistema para atender de manera efectiva a los pacientes, refieren los galenos.

En cuanto a las instalaciones de los Departamentos de Emergencias, el estudio revela  un desequilibrio entre relación volumen de pacientes con número de camas, así como también la mejora de los procesos operativos y disposición de los pacientes por área dentro de la emergencia y la transferencia de pacientes a sala clínica. Los elementos principales  identificados fueron ausencia de  triaje en un 50 %, déficit de sala de observación y de camas de evaluación.

El estudio está disponible en la revista del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC).