La diabetes: una enfermedad sistémica que afecta el cuerpo

La diabetes: una enfermedad sistémica que afecta el cuerpo

  • El nutriólogo Franklin Peña explica el comportamiento de esta afección y cómo es impactada por la COVID-19

SANTO DOMINGO,RD.- La diabetes es una de las enfermedades crónicas que más defunciones producen en el mundo. Las personas que tienen diabetes mueren de enfermedades cardiovasculares secundarias a la diabetes”, explicó el médico internista, nutriólogo y coordinador del departamento del Plan Ejecutivo de Salud del Centro de Diagnóstico Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat), Franklin Peña.

El galeno indicó que las estadísticas a nivel mundial revelan que uno de cada 10 pacientes es diabético y tres ya están entrando al área de prediabetes, realidad que ve en su departamento médico.

“La diabetes predispone a muchas cosas, muchas personas creen que la diabetes es solamente tener el azúcar alta y esa es una de las cosas que produce la diabetes. La diabetes es una enfermedad sistémica, que afecta todo el cuerpo”, dijo.

El galeno explicó que la diabetes produce inflamaciones en el cuerpo y altera las paredes y el funcionamiento de las células, por tal motivo cuando una persona diabética se contagia de COVID-19 la evolución de la enfermedad es peor.

De acuerdo con el boletín epidemiológico #432 de los 3,610 decesos por coronavirus, el 17.73% sufría de diabetes, es decir que 614 de los fallecidos tenían esta enfermedad como comorbilidad.

Peña indicó que cuando se produce un aumento de la concentración de azúcar dentro de las células estas se dañan, por eso el paciente diabético empieza a tener visión borrosa, cambio en la piel, trastorno de memoria, insuficiencia renal, problemas de colesterol y se disminuye la producción hormonal.

Inicio de la enfermedad

El especialista explicó que la diabetes empieza a desarrollarse con los años, con el sedentarismo, con el aumento de peso, con la mala alimentación, pero también tiene un factor hereditario.

“La diabetes no empieza de un día para otro, cuando un paciente aparece en la consulta o en la emergencia de un centro de salud diciendo que ha disminuido de peso, que bebe mucha agua, que orina mucho, que no se le quita el hambre, que no tiene ánimo, que está cansado y le hacen análisis de sangre y aparece con la azúcar altísima… ese paciente que llegó ahí ese día ya tiene entre tres a cinco años que empezó la enfermedad”, explicó el galeno.

En ese sentido, el especialista recomienda que las personas deben evaluarse periódicamente para detectar a tiempo esta enfermedad. “Una glucemia en ayunas que se haga una persona al año, con eso usted se da cuenta si hay problema o no”.

Entre tanto, el galeno destacó la obesidad como uno de los principales factores que predisponen a una diabetes, sin embargo, dijo que ser obeso no es sinónimo de tener diabetes. Peña señaló que esta enfermedad no se cura, pero se debe tener mucha vigilancia y llevar un sano estilo de vida.

En 2018, el Instituto Nacional de Diabetes, Endocrinología y Nutrición (Inden) y la Universidad Iberoamericana (Unibe) presentaron el estudio “Caracterización de la diabetes mellitus tipo 2 en República Dominicana”, el cual arrojó que el 13.4% de la población dominicana padece de diabetes y 9.3% padece pre-diabetes.

Medicina preventiva

Por otro lado, Peña se refirió al departamento del Plan Ejecutivo de Salud de Cedimat, primero en desarrollar programas de medicina preventiva en el país. La unidad funciona desde el año 2000. “Aquí hacemos una valoración de los pacientes general, aquí vienen pacientes aparentemente sanos y pacientes y pacientes que ya saben que son hipertensos, diabéticos, pacientes con muchísima patología”, explicó. Peña indicó que en este tipo de unidad al paciente se le realiza un examen físico completo y todos los estudios de lugar. Además, se les explica y se les escribe todo lo que sus resultados arrojaron para que la persona tenga mejor manejo de sus padecimientos. Reveló que de cada 10 pacientes que llegan a la consulta solo por chequeos preventivos, entre siete y ocho no están sanos.