La frecuencia y forma de parir entre madres haitianas y dominicanas

La frecuencia y forma de parir entre madres haitianas y dominicanas

Dos de cada tres partos de extranjeras es por vía vaginal; dos quintas partes de las criollas alumbra en clínicas privadas; cada año crece la cantidad de nacimientos de bebés cuyas madres son de Haití

Las haitianas representaron el 30.5% de los partos en hospitales públicos en 2021. | Lésther Álvarez 

SANTO DOMINGO, RD.- La frecuencia de partos de madres haitianas en hospitales públicos va en crecimiento. En los últimos siete años, de 2015 al 2021, los partos de haitianas aumentan en forma escalonada de 19,112 hasta 35,662, pasando de representar un 17% a un 30.5% al cierre del año pasado.

Pero el hecho de que cada vez más madres haitianas estén pariendo en hospitales públicos, mientras se reducen los de dominicanas, aunque siguen siendo mayoría, no implica, necesariamente, que la población de hijos de haitianas esté creciendo en detrimento de la dominicana.

Esto así, porque las estadísticas oficiales publicadas por el Ministerio de Salud Pública solo muestran los partos en hospitales del Estado, no en las clínicas privadas, cuyos indicadores no son publicados.

Registro de nacimiento por nacionalidad de la madre

En los hospitales públicos generalmente van a parir las dominicanas que no tienen protección social, es decir, seguro médico privado. Aquellas que no cotizan al régimen contributivo de las administradoras de riesgos de salud (ARS).

Se da como un hecho que prácticamente todas las mujeres empleadas formales o las esposas de empleados formales acuden a parir a clínicas privadas, grandes o pequeñas, lo que se traduce en una cantidad de partos, cuyas estadísticas no son del todo conocidas.

A eso se agrega que en las clínicas privadas prácticamente no se registran partos de madres haitianas, a menos que sean mujeres en condición económica aceptable, que puedan pagarlo. Por eso, se estima que si bien el año pasado la proporción de partos en hospitales públicos fue de 69.5% dominicanas y 30.5% haitianas, en las clínicas privadas pudo ser de 99% a 1%, respectivamente.

Nacidos vs. declarados

Una estimación aproximada de la cantidad de nacimientos que se producen en clínicas privadas puede desprenderse de las mediciones publicadas por la Oficina Nacional de Estadística (ONE) respecto a las declaraciones de nacimientos en el Registro Civil.

De acuerdo con esas estadísticas, entre 2015 y 2020 (las de 2021 aún no están disponibles) el promedio anual de declaraciones de nacimientos de niños hijos de dominicanas superó en un 74.8% la cantidad de partos de éstas en los hospitales públicos durante el mismo período.

Esto puede guardar relación con la cantidad de niños que nacen en clínicas privadas, que por igual son declarados en el Registro Civil. Entonces, si se toma en cuenta ese promedio anual y se compara con la cantidad de partos de dominicanas en 2021 (81,071), el 74.8% resulta en 60,641, para una proporción de aproximadamente 42% de nacimientos de madres dominicanas en clínicas privadas, mientras los de hospitales públicos representan el 58%.

En el caso de las declaraciones de nacimiento de hijos de madres haitianas, la situación es inversa. Entre 2015 y 2020 el promedio anual fue menor en un 33.3% a la cantidad de partos de haitianas registradas en los hospitales públicos.

Esto puede tener explicación en dos sentidos: primero, que en las clínicas privadas prácticamente no se registran nacimientos de madres haitianas; y segundo, que el 66% de los niños de madres haitianas que nacen en hospitales públicos son declarados en el país, o lo que es lo mismo: de cada tres niños de madres haitianas que nacen en el país, dos se registran como dominicanos y uno regresa a su país de origen o se queda sin declaración por falta de documentación.

Partos de dominicanas y haitianas en hospitales publicos

En 2020, por ejemplo, Salud Pública registró 91,352 partos de madres dominicanas. Ese mismo año se registraron 131,570 registros de nacimientos de hijos de madres dominicanas, para un 43.7% más. La diferencia puede estar en la cantidad de niños nacidos en clínicas privadas.

En tanto que, también en 2020, Salud Pública registró 18,833 partos de madres haitianas. Ese mismo año hubo 7,530 registros de nacimientos de hijos de haitianas en las oficialías de Estado Civil, es decir, 60% menos de los nacimientos.

Vaginales Vs. cesáreas

Los informes estadísticos del Ministerio de Salud Pública indican que desde 2015 al 2022 el promedio anual de partos es en un 53.4% vaginales y 46.6% cesáreas. Incluso, en los últimos siete años esa tendencia no ha tenido grandes variaciones. En 2021, por ejemplo, fue prácticamente igual al promedio, con 116,733 partos, de los cuales el 53.4% corresponde a vaginales y 46.3% a cesáreas.

Pero la situación varía cuando se trata de dominicanas y haitianas por separado. En el mismo período el promedio anual de partos de madres dominicanas es de 48.6% vaginales y 51.4% cesáreas.

En 2021 se registraron 81,071 partos de dominicanas, de los cuales el 47% fue vaginal y el 53% con cesárea.

Las madres haitianas, en cambio, tienden a parir más por la vía vaginal que por cesárea en los hospitales públicos dominicanos. Las cifras indican que el promedio anual de los últimos siete años de partos de haitianas ha sido en un 70.8% vaginal y solo 29.2% con cesárea.

En 2021 la tendencia fue parecida, con 35,662 partos de haitianas, de los cuales el 69% fue vaginal y el 31% cesárea.

Proporción y costos

El alto porcentaje de madres haitianas que paren por la vía vaginal es lo que equilibra la proporción para que resulte en 53.4% de partos vaginales sobre 46.6% de partos con cesáreas en los hospitales públicos.

Aunque no hay estadísticas oficiales sobre los partos en las clínicas privadas, en donde se estima que nace el 42% de los hijos de madres dominicanas, es probable que de esa cantidad, que el año pasado pudo representar 58,700 partos, aproximadamente el 90% haya sido por cesárea y apenas un 10% por la vía vaginal.

Partos de haitianas dominicanas en hostpitales

La explicación puede ser variada: de un lado se afirma que, como son partos con seguro médico privado y las cesáreas son más costosas, entonces los médicos motivan a las madres a parir por esa vía. Otra explicación puede ser que la madre prefiera la cesárea, ya sea por temores de riesgos en el parto o por no someterse a los dolores que implica parir por vía vaginal.

Una tercera razón está en el hecho de que los médicos desean evitar riesgos e irse por la vía más fácil y menos peligrosa, que es el parto mediante cesárea. También está otra razón relacionada con el hecho de que los médicos no desean que se les presente una labor de parto a cualquier hora de la noche o la madrugada, especialmente en fines de semana y por eso prefieren “programar” el nacimiento con cesárea, generalmente entre los días lunes y jueves. Por eso es muy difícil, casi imposible, que hoy en día haya un niño nacido en clínica privada entre viernes y domingo de la semana.

Finalmente, las razones de los elevados indicadores de partos con cesárea en las clínicas privadas puede ser la combinación de algunas de esas cuatro razones o cualquiera de ellas.

Costos para el estado

En el sector público los costos para el Estado de los partos con cesárea y los vaginales están más o menos calculados. En condiciones normales, sin que haya complicaciones adicionales, un parto vaginal tiene un costo aproximado de RD$7,000 para el Estado dominicano. En tanto que un parto por cesárea puede costar alrededor de RD$12,000.

Sin embargo, esos costos no incluyen los adicionales cuando se presentan complicaciones, tanto en la madre como en el bebé, en cuyos casos de intervenciones, medicinas, procedimientos e internamientos y otros elementos adicionales los costos de un parto pueden aumentar a RD$25,000, RD$50,000 y también sobre los RD$100,000.

Pero, aunque las autoridades del sector salud tienden a hacer referencia a esos altos costos, especialmente en atenciones a madres haitianas que llegan a parir sin historial médico, la realidad es que son poco frecuentes, pues en la mayoría de los casos, con pocas excepciones, los partos vaginales o con cesáreas se realizan de forma normal y la madre es despachada lo antes posible a su hogar. Eso en los hospitales del sector público. En las clínicas privadas la realidad es otra por las cuatro razones expuestas.

Mortalidad materna e infantil

De acuerdo con un informe de la Asociación Dominicana de Administradoras de Riesgos de Salud (ADARS), tomado del Boletín 52 de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, la mortalidad materna en el país es de 90 madres por cada 100,000 nacidos vivos, mientras que entre las madres que paren con el seguro de las ARS, ese índice baja a 41. Eso es en el año 2021.

En tanto que, la mortalidad infantil resultó en 22 por cada 1,000 nacidos vivos y cuando se mide a los de centros médicos privados con seguros de las ARS, baja a 8.

Tomando en cuenta esas mediciones, la mortalidad materna en el país fue de 0.09% y, considerando que en 2021 nacieron 116,469 vivos en hospitales públicos, entonces se habrían registrado 104 muertes de madres.

En las clínicas privadas puede que hayan muerto 24 madres.

En el caso de los niños, 22 de 1,000 es igual a un 2.2%. En los hospitales nacieron muertos en 2021 un total de 1,872 niños, que equivalen al 1.6% de los nacidos vivos, aunque puede que llegaran al 2.2% si se suman los que murieron pocas horas después.

Para los nacidos en las clínicas privadas, se estima murieron 485 recién nacidos.

¿Qué te ha parecido esta historia? ¡Comenta!