La obesidad: No se trata de un problema estético

La obesidad: No se trata de un problema estético

Al pensar en obesidad es probable que lo primero que te llegue a la mente sea una persona que come mucho y que se ejercita poco, lo que lleva a pensar que se trata de un problema estético; sin embargo, no lo es.

Esta aclaración fue hecha por Víctor Nolasco, gerente médico de obesidad de Novo Nordisk, durante un taller de sensibilización sobre el tema, ofrecido en Panamá por referida farmacéutica. Durante su intervención, el galeno hizo énfasis en que la obesidad es considerada una enfermedad por la Organización Mundial de la Salud, ya que, como cualquier otro padecimiento crónico, tiene factores psicosociales y metabólicos, altera la calidad de vida y de no ser tratada, puede llevar a la muerte de quien la padece.

En el encuentro, realizado a propósito de que el próximo cuatro de marzo se conmemorará por primera vez de manera unificada el Día de la Obesidad, y en el que participaron representantes de diversos medios de comunicación de Latinoamérica y el Caribe, Nolasco indicó que el porcentaje de personas con sobrepeso ha ido en aumento con el paso del tiempo.

Esto, en su opinión, además de deberse a problemas fuera del control de quienes la padecen, como factores genéticos y hormonales, también tiene mucho que ver con la realidad que se vive actualmente, en la que convergen temas como la inseguridad (ya que la gente opta por transportarse en vehículos en lugar de caminar), falta de espacios verdes y parques, y el afianzamiento de la tecnología, que se ha convertido en la nueva forma de entretenimiento de los niños, desplazando realizar actividades físicas al aire libre.

Discriminación
“Así como sucede con las personas con VIH, a los cuales se les llama de esta manera y no sidosos, debe suceder con la obesidad; en lugar de decirles obesos, debemos referirnos a ellos como personas con obesidad, porque en ambos casos se trata de un padecimiento”, dijo Nolasco.

A su vez, el doctor destacó que hay que dejar atrás las etiquetas respecto al tema y optar por emplear un leguaje que deje atrás la discriminación, ya que el estigma tiene un impacto negativo en las personas que la padecen, que puede desencadenar trastornos psicológicos como depresión, aislamiento social e incluso hasta pensamientos suicidas.

“Cuando en el trabajo o escuela estigmatizan a la persona diciéndole ‘el gordito’, no saben el trabajo que le cuesta a esa persona ir a una tienda a comprar ropa. No se ponen en los zapatos de ese individuo que tal vez quisiera ser talla médium, pero que es XL, y no necesariamente porque así lo decidió”.

Barreras
Además de que la obesidad no es reconocida como enfermedad, otras de las barreras más significativas que hoy en día tiene este mal es que no hay una especialidad médica que se destine solo a su tratamiento y manejo, aparte de que las opciones de tratamiento y atención son muy limitadas.

Reporte
República Dominicana es el país latinoamericano con mayor porcentaje de obesidad.