Las técnicas para despedir el año de una manera asertiva

Despedirse no significar olvidar, se trata más bien de la aceptación de lo que se deja atrás.

Sin lugar a dudas el 2020 ha sido un año repleto de grandes cambios. Un año de mucho dolor y pérdidas, pero también de mucha unión, de recibir apoyo y servir como soporte entre unos y otros.

El año vino acompañado de una pandemia que hizo que la vida, como se conocía, cambiara radicalmente, teniendo esto un impacto psicológico en la mayoría de las personas.

Paola Rosa, psicóloga de los Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat), explica que este año hemos tenido que evolucionar, aprender y adaptarnos. El trabajo virtual logró ser una realidad para muchos, igual los “encuentros” por videollamadas, las clases a distancia, el sonreír con la mirada.

“Ahora que nos encontramos en la recta final, a punto de terminar para iniciar un año nuevo, puede resultar interesante y a la vez terapéutico reflexionar sobre lo vivido. Para sanar hay que soltar y un buen paso para empezar es despidiendo lo que ha cumplido su tiempo en nuestra vida y agradeciendo por la enseñanza recibida”, sugiere Rosa.

Despedirse
¿Qué significa despedirse? La especialista explica que la despedida es un modo de desprenderse de lo que se deja atrás, ya sean personas, etapas de la vida, entre otros.
“Aunque se suele dar una connotación negativa a dicho proceso, como sucede en los casos de despedida a familiares fallecidos (por la dificultad emocional que supone), todo va a depender del contexto en el que se presenta y qué representa lo que se deja atrás.

Por ejemplo, en este caso en el que hablamos de despedir un año que ha sido difícil de afrontar, para dar la bienvenida a una nueva oportunidad con el año entrante, la despedida podría verse como un acto que genera esperanza, alivio y satisfacción”.
Detalla que respecto a la forma en la cual las despedidas se pueden llevar a cabo, es importante identificar a qué o a quién se dirige el adiós.

Si se trata de personas con las que se podría facilitar el contacto, pues una de las formas más comunes es a través de las palabras, ya sea de manera oral o escrita.
Por otro lado, cuando se busca desprenderse de situaciones difíciles, cerrar ciclos, decir a adiós a personas que ya no forman parte de nuestra vida o incluso a animales u objetos (como puede ocurrir en las situaciones de mudanza al tener que dejar el hogar al que se le tenía gran aprecio), para todas estas situaciones se suele hablar de la despedida simbólica, ya sea a través de cartas, fotografías, ceremonias, las cuales tienen especial significado para quienes las hacen.

Aceptación
La psicóloga sostiene que, contrario a lo que muchos podrían pensar, despedirse no significar olvidar, se trata más bien de la aceptación de lo que se deja atrás, de lo que ya no está, para poder seguir adelante y afrontar lo que viene.

Nos ayuda a organizar de otra manera y dar un nuevo significado a los recuerdos y emociones asociados a lo que se deja atrás para ayudar a disminuir el dolor y la tristeza que se puede sentir al recordar.

Explica que es un proceso importante y necesario debido a que a lo largo de nuestra vida estamos en constantes cambios y crecimiento, muchos de ellos inevitables, por lo que resulta saludable y además recomendable dar lugar a la despedida. Es un acto que ayuda a hacer real la pérdida o los momentos de transición y así externalizar las emociones relacionadas.

“Es importante recordar que para lograr que la despedida tenga valor y cumpla con los objetivos deseados, debe tener significado para quien la realiza, por lo tanto, las técnicas mencionadas a continuación son solo modelos que pueden ser adaptados a la situación de cada quien”, concluye Rosa.

Terapia

— Dibujar, pintar.
Cuando resulta difícil expresar con palabras los sentimientos, ideas y experiencias, utilizar el dibujo como herramienta puede tener el mismo efecto liberador.

Técnicas para despedir el 2020
Escribir una carta. Ayuda a expresar con las palabras las experiencias y emociones que de alguna otra manera resultarían difíciles de expresar. El contenido va a depender de lo que se desea lograr.

Puede ser tanto de despedida (al año que se va para dar bienvenida a uno nuevo), como también de agradecimiento (por lo que se tiene a pesar de los momentos difíciles vividos, por la nuevas habilidades adquiridas, por los aprendizajes recibidos.

La escritura creativa. El contenido puede estar relacionado con alguna emoción vivida. Puede incluir aprendizajes, sentimientos que no había podido expresar, entre otros. La poesía por ejemplo, es una de esas composiciones literarias muy utilizada dentro de la escritura creativa.

Organizar un encuentro virtual. En él pueden estar incluidos algunos amigos, familiares, y puede servir como un espacio para hablar y compartir cada uno la experiencia vivida durante el año.

Tiene el efecto de una terapia grupal en donde personas que han pasado por experiencias similares se reúnen para comentar sobre sus emociones, pensamientos, inquietudes y lo que les ayudó a salir de momentos difíciles.