Los psicólogos paralizarán sus labores desde mañana; estarán “de luto”

Los psicólogos paralizarán sus labores desde mañana; estarán “de luto”

  • Advierten aumentos de consultas deben servir de alarma para las autoridades sanitarias

SANTO DOMINGO, RD.- En demanda de incentivos no recibidos por su labor de acompañamiento desde que inició la pandemia y en solidaridad con cancelaciones que aseguran son masivas, unos 500 psicólogos de todo el país informaron que desde este lunes acudirán a las áreas de salud mental en las que laboran, pero no ofrecerán sus servicios a los pacientes porque estarán “de luto”.

La información fue dada a conocer por el Colegio Dominicano de Psicólogos (Codopsi) y la Asociación de Psicólogos de la Salud (Asopsalud) a través de una nota de prensa.

Amaury Ramírez, presidente de Codopsi, expresó su preocupación por las cancelaciones y amenazas de cancelaciones existentes.

Cuestionó que a los especialistas en la conducta humana no se les ha cumplido con el pago de incentivos por el Covid-19, acordados por su labor de acompañamiento a los usuarios de los servicios de salud mental.

Explicaron que los psicólogos acudirán a sus centros de trabajo portando citas o prendas negras en señal de luto hasta que las autoridades aporten soluciones en corto plazo.

“Rechazamos las desvinculaciones masivas de cerca de 100 psicólogos de distintas entidades en la que ha incurrido en sistema de la Red Pública sanitaria del país y otras entidades públicas, consideramos inapropiado la manera en la cual se ha venido tratando a los profesionales de la conducta. Exigimos el pago acordado por el trabajo que han venido realizando desde el inicio de la pandemia los psicólogos/as tanto de manera presencial como virtual”, dijo Ramírez.

Detalló que más del 80% de los cancelados corresponden al género femenino y que algunos casos corresponden a personas que están de licencia médica, embarazadas o con más de 10 años de servicio en el sector público.

Tanto él como María de Los Santos, presidenta de la Asopsalud, hicieron un llamado al presidente Luis Abinader y a la vicepresidenta Raquel Peña, líder del gabinete de salud, para que reponga a los profesionales de la psicología que han sido cancelados sin causa justificada.

También, solicitaron que se nombren en el sector salud los 6,000 psicólogos para trabajar en los tres niveles de atención, las problemáticas psicosociales como son: la violencia, el suicidio, entre otros.

Pidieron al mandatario que si realmente quiere realizar un cambio y ser justo incluya en el aumento salarial a los psicólogos, quienes también juegan un rol importante dentro del sector salud.

El Codopsi está integrado por 22 mil miembros y la Asopsalud por 700 especialistas en la conducta, de los cuáles 500 paralizaran sus labores.

Deben servir de alarma

El presidente del Codopsi, Amaury Ramírez y la presidenta de Asopsalud, María de Los Santos, advirtieron que debe servir de alarma a las autoridades sanitarias el aumento de la depresión, ansiedad, estrés postraumático, conflictos de pareja, ideas suicidas, consumo de alcohol y droga, entre otros.

Para ellos no hay condiciones para enfrentar esa problemática por lo que consideran que el Gobierno debe dar respuesta de manera eficiente, eficaz y oportuna a una población vulnerada a nivel de salud mental por la pandemia.

Ramírez manifestó su gran preocupación por el incremento de esos casos y precisó que “bajo el actual contexto es imposible seguir ofreciendo atención de calidad”.

De su lado, María de los Santos, presidenta de la asociación que representa los psicólogos que trabajan en los hospitales consideró que los problemas psicosociales en la República Dominicana contaban con un índice significativo de afectación en la población antes del Covid-19 pero que con la pandemia los mismos se han agudizado.

“Desde marzo hasta la fecha como consecuencias de la Covid-19 se han atendido de manera presencial y virtual a 11,105 familias, que han presentado problemáticas de salud mental preocupantes como: aumento de la depresión, ansiedad, estrés postraumático, conflictos de pareja, ideas suicidas, consumo de alcohol y droga, entre otros”, explicó De Los Santos.