Males respiratorios atacan con dureza a menores de 11 años

Males respiratorios atacan con dureza a menores de 11 años

SANTO DOMINGO, RD.- Aunque los procesos respiratorios que afectan actualmente a una buena parte de la población dominicana no discriminan edades, estando presentes en adultos y niños, son los que tienen menos de 11 años los más afectados.

Personas presentando fiebre, malestar general, dolor de garganta y muscular, así como tos y congestión nasal, se presentan con frecuencia en los servicios de consultas y emergencias de centros de salud públicos y privados.

De acuerdo al reporte de la vigilancia epidemiológica del Ministerio de Salud Pública, en las últimas cuatro semanas registradas hasta el 18 de enero pasado, los episodios de infección respiratoria de vías altas y bajas continúan dentro de lo esperado con índice epidémico de 0.89 para ambos eventos, ya que el referente para esa temporada es 0.75 a 1.25.

El 84% de los casos reportados corresponde a menores de 11 años de edad.

A través de la vigilancia centinela de infección respiratoria aguda grave (IRAG), en esa última semana se notificaron 37 casos sospechosos, el 57% procedente de los municipios de Santiago, Azua, San Pedro de Macorís, Santo Domingo de Guzmán y Baní.

Durante ese período, de acuerdo a lo establecido en el boletín correspondiente a la semana epidemiológica tres, en muestras procesadas en el Laboratorio Nacional de Salud Pública Dr. Defilló se detectó la circulación sostenida de influenza A H1N1 pdm 009, H3N2 e influenza B. Recomendaciones.

El Ministerio de Salud Pública recomienda a la población general cubrirse la nariz y boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar; si no dispone de pañuelo, utilizar el ángulo interno del antebrazo y luego lavarse las manos con agua y jabón; si una persona presenta fiebre acompañada de tos y dolor de garganta acudir al centro de salud más cercano, seguir las recomendaciones del médico y no automedicarse. 

Además se recomienda la vacunación anual contra la influenza, sobre todo en grupos más vulnerables como los menores de cinco años y los mayores de 65, diabéticos, hipertensos y los que tienen enfermedades de base.