Número de partos puede estar ligado a deterioro de salud cardiovascular

Número de partos puede estar ligado a deterioro de salud cardiovascular

nvestigadores de Johns Hopkins Medicine, mediante el uso de las historias clínicas y los datos recopilados de una encuesta con más de 3 400 mujeres, han podido sumar a la evidencia existente de que las mujeres que dan a luz cinco o más veces son más propensas, que las que dan a luz menos veces, de tener más factores de riesgo de las cardiopatías, como lo son: la obesidad, la hipertensión arterial y la carencia de ejercicio físico.

Los hallazgos, publicados en American Journal of Obstetrics and Gynecology, no sugieren que las mujeres deban tener menos hijos, sino más bien que los médicos, las madres y sus parejas, deben prestar más atención al bienestar integral puerperal y a las revisiones médicas para los factores de riesgo cardiovascular, en particular entre las mujeres que han dado a luz muchas veces.

El estudio no sugiere que exista una relación causa y efecto entre el embarazo y las cardiopatías. “Los posibles responsables de un aumento de riesgo para las cardiopatías son tanto los factores biológicos como los sociales”, dice la Dra. Erin Michos, profesora adjunta de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, y directora del programa de salud cardiovascular de mujeres del Centro Ciccarone para la Prevención de Cardiopatías.

Para el estudio, Michos y su equipo emplearon los datos de la encuesta médica y las historias clínicas de las participantes en el Estudio multiétnico de ateroesclerosis financiado por el gobierno de los Estados Unidos. Entre el 2000 y el 2002, los organizadores del estudio gubernamental reclutaron en los Estados Unidos a 3 430 mujeres de edades 45 a 84, después de hacerles una exploración física, análisis de sangre y de que completaran la encuesta sobre sus hábitos de salud. Treinta y ocho por ciento eran mujeres blancas, 28 por ciento afroamericanas, 23 por ciento hispanas y 11 por ciento chino-americanas. Cada participante registró el número de sus partos (de recién nacidos vivos), incluso los que habían sido mediante cesárea. Un 18 por ciento de las mujeres indicaron nunca haber tenido partos, 39 por ciento indicaron haber tenido uno o dos, 19 por ciento tres o cuatro y 13 por ciento cinco o más partos.

Los investigadores de Johns Hopkins realizaron un tamizaje de los datos de las participantes del estudio y asignaron una puntuación de salud cardiovascular entre el 0 y el 2 para cada uno de los siete factores de riesgo bien establecidos: tabaquismo, ejercicio físico, índice de masa corporal (IMC), dieta de alimentos cardiosaludables, presión arterial, colesterol total y glucemia.

Las 698 mujeres, cuyo número total de puntos quedó entre 11 y 14 para los siete factores de riesgo, obtuvieron las mejores puntuaciones de salud cardiovascular del grupo y se las consideró estar en un estado óptimo de salud cardiovascular. Unas 1 118 mujeres recibieron una puntuación entre 9 y 10 y se las consideró como personas con un riesgo promedio de cardiopatías. Finalmente, 1 164 recibieron una puntuación total de 8 o menos puntos y se las clasificó como mujeres con puntuación de salud cardiovascular “deficiente”. Los resultados de la puntuación cardiovascular fueron más bajos, como promedio, entre las mujeres con antecedentes de muchos partos, con una puntuación de 9.0 para las mujeres con cero partos, 8.7 para aquellas con 1 a 2 partos, 8.5 para aquellas con 3 a 4 partos y 7.8 para las mujeres con 5 o más partos.

Después de normalizar las cifras para eliminar o explicar los factores de etnia, educación, ingresos y otros factores socioeconómicos que podrían distorsionar los datos, los investigadores descubrieron que las mujeres que habían dado a luz cinco o más veces, tenían solo un 50 por ciento de probabilidad de obtener puntuaciones óptimas de salud cardiovascular. Por ejemplo, de entre las 453 mujeres con cinco o más partos, solo 39 tenían la salud cardiovascular ideal en comparación con la salud cardiovascular de las 279 mujeres con la puntuación más baja. Incluso las probabilidades de tener una puntuación idónea de salud cardiovascular fueron aproximadamente 35 por ciento más bajas para las mujeres con cualquier número de partos de neonatos vivos en comparación con las mujeres que nunca habían dado a luz.