OJO: Se avecina crisis mental a causa del coronavirus

OJO: Se avecina crisis mental a causa del coronavirus

SANTO DOMINGO, RD.- El sistema de salud dominicano debe prepararse para la crisis de salud mental que se avecina como secuela de la pandemia de Covid-19, la cual ha empezado a manifestarse no sólo en la población general sino entre el mismo personal de salud que atiende a los pacientes.

La advertencia hecha por especialistas de la conducta humana se basa no sólo en estudios científicos realizados por organismos de prestigio mundial, sino por lo que ya están viendo en República Dominicana, donde están recibiendo una alta cantidad de pacientes, incluyendo médicos,  con diversas condiciones de salud mental, sobre todo depresión y conducta suicida.  Así lo afirman  los psiquiatras Héctor Guerrero Heredia y Marisol Taveras, presidenta de la Sociedad Dominicana de Psiquiatría, al participar junto al doctor Alejandro Báez, director del Comité de Emergencia y Gestión Sanitaria frente al Covid, en la “Cita con el Covid” que realiza cada lunes Listindiario.com. Señalan que la tendencia actual que se observa en los pacientes es de depresión y conducta suicida, lo cual es de mucha preocupación y requiere de preparación e intervenciones, por lo que es importante que los psiquiatras tengan entrenamiento para trabajar la depresión post Covid.

Un gran reto
Guerrero Heredia recordó que el gran reto que tienen en lo adelante los países es economía y la salud mental. Recordó que en inicio de la pandemia entre las personas reinaba la ansiedad fruto de la incertidumbre a lo desconocido tanto en los pacientes como en el médico, pero que ahora se ve la respuesta sentimental que es la depresión mayor post Covid en el mundo entero.

“El futuro de los países es que la pandemia post Covid va a ser económica y psiquiátrica, con miles y millones de depresivos, que es una enfermedad cerebral igual que cualquier otra”, señala el psiquiatra, quien apunta que ahora lo que se observa es un cansancio físico y mental del personal médico.

Esto se da, señala el especialista, porque una cosa es el trabajo normal de cuidados intensivos, y otra es cuando el médico como ser humano es parte del problema,  ya que se debe cuidar igual que el resto de la población, porque tiene el mismo riesgo de ser paciente.

Recordó que eso se vio luego de lo ocurrido con las  Torres Gemelas el 11 de septiembre del 2001, donde en los próximos siete  años se triplicaron los casos de depresiones y suicidios en personas que habían intervenido.

Más de 9,000 atenciones
La doctora Taveras reveló que dentro del programa de asistencia en salud mental  que coordina el Ministerio de Salud Pública con la participación de profesionales de la conducta humana se han ofrecido hasta la fecha 9,374 intervenciones psicológicas y psiquiátricas, que incluye a más de 2,000 médicos.

De los atendidos 6,322 son mujeres y 3,052 hombres,  con edades entre 18 y 59 años, la mayoría de los casos.

Entre las patologías que más han estado afectando a la población citó la ansiedad en el 39%, seguido de trastornos del sueño en un 24%; depresión con 16%, trastornos de estrés en 12% y los trastornos adaptativos en un 7%. En menor proporción está la conducta suicida, de la cual han visto 284 casos de intentos que han sido derivados a las unidades de intervención en crisis.

En la consulta privada, dijo, la tendencia actual es de depresiones e intentos suicida, lo cual es de mucha preocupación. Señaló que ahora se tiene una situación con los médicos mismos, donde muchos profesionales de la medida están muriendo a causa del COVID, lo que afecta la salud mental de los profesionales, además del cansancio físico.

 Qué hacer
Guerrero Heredia recomienda que se establezca como política de salud obligatoria una evaluación semanal del personal de salud, médico, paramédico enfermeras que están dando la cara en hospitales y clínicas privadas.

Además que se empiece a capacitar a los profesionales de la psiquiatría para trabajar la depresión post COVID y enseñar el valor de “la pausa” en el personal que esté trabajando directamente con el COVID en las emergencias, cuidados intensivos, el personal de enfermería y los médicos residentes.

 “Yo estoy en práctica privada y veo decenas de médicos semanalmente, que están somatizando igual que su paciente, porque el médico es parte de la pandemia”, señaló. La doctora Taveras  sugiere además no detener los planes sino “readaptarnos, reinventarnos, mantener y continuar la vida planes y proyectos, no detenernos porque eso afecta la salud”.

Se debe buscar ayuda en el momento en que se rompe con la funcionalidad, la cotidianidad o se sientan síntomas físicos, psicológicos o conductuales.

LAS MEDIDAS
Bajar la presión  por enfermedad
Política de salud.
Guerrero Heredia recomienda se establezca como política de salud obligatoria una evaluación semanal del personal de salud, médico, y enfermeras que dan la cara en hospitales y clínicas privadas y  capacite a profesionales de la psiquiatría para bajar  la depresión post Covid.