Salida de cadáveres; la cara más dramática del covid-19

Salida de cadáveres; la cara más dramática del covid-19

En hospital Aybar parientes de enfermos covid han tenido que comprar costosos medicamentos

SANTO DOMINGO,RD.- En menos de 15 minutos del hospital Luis Eduardo Aybar dos familias retiraron ayer los cadáveres de sus parientes que fallecieron de coronavirus, y mientras esto sucedía el personal del centro ingresaba a la morgue móvil, que está en la entrada trasera del hospital, los restos de otra persona que estuvo contagiada del virus.

La morgue móvil es una especie de cuarto frío que contiene mesas de dos divisiones (tarimas) y en cada una se coloca un cadáver. Sin embargo, también hay difuntos en el suelo de la unidad. Son demasiados.

Aunque mientras se retira un cadáver de la morgue a los familiares que esperan por las informaciones de sus parientes internos de covid-19 lo trasladan momentáneamente a otra área “para evitar contaminación de la enfermedad”, en realidad, ellos pueden observar todo el proceso.

Esa situación acrecienta la angustia y los nervios de las personas cuyos parientes están en estado crítico de salud desde hace varias semanas en la unidad de cuidados intensivos de ese hospital.

No obstante, lo que más mortifica a los familiares, según sus testimonios, es que cada día la doctora solo les reporta que su paciente está estable “pero pasan las semanas y no les dan de alta”, por ello reclamaron más transparencia sobre las informaciones del estado de salud de sus parientes.

Tal es el caso de María Marte (nombre ficticio), quien se quejó de que la única información que le ofrece la doctora es que “está estable”, mientras cuestiona que su esposo lleva 21 días en cuidados intensivos y que cuando le iban a dar de alta empeoró.

“Aquí todos los días solo nos dicen que está estable. Deberían dar más información de la realidad del familiar de uno, porque muchos llegan al día siguiente y se encuentran con que su familiar está entubado o ha fallecido, y eso desespera a uno”, dijo la dama, quien no ofreció su nombre real porque su hija está enferma de los nervios y no sabe que su padre está interno, cree que está de viaje.

Otra queja de los familiares es que a veces deben comprar los medicamentos para sus pacientes. Marte mostró recibos de 5 cajas de redemsivir de 100 mg que no tiene cobertura en el seguro médico por lo que tuvo que pagar 59 mil 904 pesos, “eso con el descuento”.

Además ha tenido que comprar ampollas para inyecciones y otros medicamentos de bajo costo; no obstante, aunque admite que puede costearlos, realizó la denuncia “por las demás personas que no pueden hacer el sacrificio”.

Quiso subrayar que los doctores dan buenas atenciones a todos los pacientes y que antes de pedirles que compren algún medicamento revisan si aún quedan en el almacén.

El escenario en su conjunto provoca que los familiares se desesperen. Permanecen de pie a espera de que la doctora salga con alguna noticia alentadora sobre su paciente, pero se inquietan porque llegan muy temprano y deben esperar demasiado, como ayer, que a las once de la mañana aún no salía la doctora. Una enfermera explicó que el retraso se debía a que una sola doctora recorría todas las salas de covid-19 para salir a dar las informaciones de lugar.

Falta de medicamento
Familiares de pacientes enfermos de coronavirus denunciaron que a veces deben comprar los medicamentos para sus pacientes. Una persona mostró recibos de 5 cajas de redemsivir de 100 mg, que no tiene cobertura en el seguro médico por lo que tuvo que pagar 59 mil 904 pesos, “eso con el descuento”. Además ha tenido que comprar ampollas para inyecciones y otros medicamentos de bajo costo, no obstante, aunque admite que puede costearlos realizó la denuncia “por las demás personas que no pueden hacer el sacrificio”.