Santo Domingo, la única mancha roja del Covid-19 en el país

Santo Domingo, la única mancha roja del Covid-19 en el país

Advertencia. Abinader advierte pueden volver restricciones si la gente no se vacuna en masa en Gran Santo Domingo. -El 80% de recién infectados no se ha vacunado. -Ministro advierte contagio por “hooka” es letal.

SANTO DOMINGO,RD .– República Dominicana está entre los cinco primeros países de América con mayor cantidad de vacunas contra el Covid-19 aplicadas a su población, sin embargo ahora enfrenta la dejadez y el desinterés de un importante segmento de la población joven que, a su vez, está siendo la más desobediente de las medidas de prevención recomendadas por los técnicos sanitarios para contrarrestar la expansión del virus.

El ministerio de Salud Pública reveló que el 80 por ciento de las personas que han contraído Covid-19 en las últimas semanas no se ha vacunado con la primera dosis pese a que desde hace tres semanas ya todo el que tiene más de 18 años puede aplicársela.

El desinterés mostrado por el segmento poblacional joven, más el relajamiento de las medidas de seguridad han hecho que el Distrito Nacional se convierta en el único punto rojo en el control de la pandemia en la República Dominicana.

Le sigue los pasos el municipio Santo Domingo Este, una demostración de que el descontrol está focalizado en la población urbana de mayor concentración poblacional y de gran incidencia de la juventud clase media.

En el resto del país la incidencia del Covid-19 es mínima, lo cual queda de manifiesto en el boletín correspondiente al viernes pasado en el que el Distrito Nacional y la Provincia de Santo Domingo acaparaban el 68 por ciento de los 916 casos registrados (623), mientras que las otras 30 provincias solo registraban el 28 por ciento (293).

Esa desproporción se registra en la ocupación de camas y Unidades de Cuidados Intensivos disponibles para pacientes de Covid-19. Mientras que en el Distrito Nacional prácticamente no hay camas disponible, especialmente en las clínicas privadas, en el interior la ocupación suele estar por debajo del 20 por ciento en los centros sanitarios.

Es como si el resto del país navegara rumbo al control del Covid-19, virus que ha logrado encontrar un reducto en el Distrito Nacional y Santo Domingo Este, propiciado por las fiestas, aglomeraciones e irrespeto generalizado de las medidas sanitarias impuestas para contener la expansión del Covid-19.

Otro factor que incide en el agravamiento y la necesidad de camas en estas dos demarcaciones y el incremento de casos de jóvenes contagiados es el uso de las «hookas», que consiste en un mecanismo para aspirar humo que es compartido entre varios usuarios.

El ministro de Salud Pública, Daniel Rivera, hizo una dramática advertencia al señalar que el Covid-19 que se adquiere a través de las «hookas» entra directamente a los pulmones y casi siempre produce gravedad con altas tasas de letalidad.

«La hooka está prohibida en el país. Y quien la usa, en la forma en que se intercambia, el coronavirus entra directo y provoca una neumonía severa. Cuando se combina con otra bacteria, no se ha salvado ninguno», afirmó el ministro Rivera, quien en la práctica médica privada es un reconocido especialista en medicina interna.

«El que se contamina con hooka no se va a salvar», sentenció el funcionario médico.

Medidas en el Gran Santo Domingo

El ministerio está consciente de que el descontrol se ha focalizado en el Gran Santo Domingo por lo que ha lanzado una serie de recomendaciones con énfasis para esas demarcaciones.

Reconoció que se ha producido un aumento de los casos de Covid-19 y ocupación hospitalaria en la región metropolitana por lo que recomendó a todos los ciudadanos que padezcan de diabetes evitar visitar el Distrito Nacional y Santo Domingo Este. Los diabéticos son de los grupos poblacionales más vulnerables ante el virus.

Recomendó arreciar las medidas de higiene, el uso de mascarillas incluso en espacios públicos o abiertos, mantener el distanciamiento físico, evitar el uso de transporte público con mayor ocupación de la recomendada (cuatro personas en carros y hasta el 60 por ciento de la capacidad en los autobuses)

Vacunas o restricción

El presidente Luis Abinader ha sido un promotor de la vacunación y su administración ha logrado colocar al país entre los cinco primeros lugares de más dosis aplicadas a su población en América.

Al 18 de mayor, República Dominicana solo era superada por Chile, Estados Unidos, Uruguay y Canadá en vacunas aplicadas por cada cien habitantes.

Abinader advirtió ayer a la población que para evitar tener que retornar a las medidas restrictivas, la población debe acudir en masas a vacunarse, aprovechando que el país tiene suficiente dosis disponibles.

El mandatario reveló que los peores índices de vacunación se registran en San Cristóbal y el Gran Santo Domingo, casualmente las poblaciones con mayor incidencia del Covid-19 y ocupación hospitalaria que se registra en la actualidad.

“En el Gran Santo Domingo y en San Cristóbal tienen que ir a vacunarse, hay un por ciento menor de vacunación y al haber un por ciento menor que en otras partes hay un mayor nivel de Covid, y para evitar restricciones yo les pido que esta semana vayan masivamente a vacunarse”, expresó.