Síndrome metabólico es un enemigo silente

El tratamiento se basa en la modificación del estilo de vida y cambios en la alimentación.

El síndrome metabólico es un trastorno considerado como un problema de salud a nivel mundial que ha ido aumentando progresivamente en los últimos años,

Esto se debe al estilo de vida y el tipo de alimentación, llevando a las personas a ser más propensas de desarrollar diabetes y complicaciones cardiovasculares como los infarto cardiaco o cerebral.

Deborah Cabreja, médico internista de los Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat), explica que el síndrome metabólico se caracteriza por la presencia de tres o más de los siguientes criterios: glucosa en sangre elevada o recibiendo terapia para diabetes; presión arterial >130/80mmhg o uso de medicamentos para hipertensión; triglicéridos más de 150 miligramos (mg) o en tratamiento para su disminución.

Así mismo, niveles de colesterol de alta densidad (HDL) <40mg en hombres o <50mg en mujeres; sobrepeso u obesidad con una circunferencia abdominal >102cm en hombres o >88cm en mujeres.

Las causas
Sobre la causa, la especialista detalla que se ha vinculado principalmente a una resistencia a la insulina así como a la obesidad, siendo esta última la de mayor asociación, independientemente de la edad. Otros factores que influyen son alimentación no saludable, vida sedentaria o poca actividad física, uso de cigarrillos, enfermedades mentales o uso de medicamentos antipsicóticos.

Mayores riesgos
Los pacientes con síndrome metabólico también presentan riesgo de padecer de otras enfermedades como hígado graso, síndrome de ovario poliquístico, apnea obstructiva del sueño, hipotiroidismo y algunos tumores como cáncer de colon, mama y próstata.

“La importancia del diagnóstico de esta condición que suele cursar sin síntomas, se basa en controlar a tiempo las enfermedades y factores de riesgo para así disminuir la mortalidad y complicaciones asociadas a ellas”, señala la doctora Cabreja.

El tratamiento esencial se basa en la modificación del estilo de vida y cambios en la alimentación.

Estudios de investigación demuestran que dietas basadas en alto consumo de fibras, vegetales y granos pueden ser beneficiosos así como una disminución del consumo de sal, azucares y grasas saturadas.

Recomendación para pacientes
-Realizar de manera diaria 30 minutos de ejercicio de moderada intensidad, como caminar a paso rápido o bailar, ayuda a la disminución de peso y a mantener una actividad física adecuada.

-Modificar la dieta y estilo de vida.
-Si usted está en sobrepeso, padece de alguno de estos hallazgos o no conoce su condición de salud, debe realizarse chequeos preventivos, pues los médicos no solo buscan tratar las enfermedades sino también buscar la manera de prevenirlas.