Tres factores que afectan la salud cardiovascular del dominicano

Tres factores que afectan la salud cardiovascular del dominicano

La dieta dominicana, rica en sal y grasas, es dañina para las arterias y el corazón

SANTO DOMINGO, RD.- El alto costo de los medicamentos, el sedentarismo y la mala alimentación son los tres ejes fundamentales que inciden en el descuido de los pacientes dominicanos, trayendo como consecuencia un aumento en la incidencia de afecciones cardiovasculares.

De acuerdo al presidente del XX Congreso de Cardiología, Fulgencio Severino, el 38.5 % de las muertes que se registraron en 2019 se debieron a causas cardiovasculares.

Este congreso, organizado por la Asociación de Cardiólogos egresados del Instituto Dominicano de Seguros Sociales y el Departamento de Cardiología del Hospital Salvador B. Gautier, busca socializar las nuevas evidencias en el diagnóstico y tratamiento de estas enfermedades, con miras a influir en la reducción de muertes por estas causas.

Al ser entrevistado , el cardiólogo Severino explicó que la alimentación en el país es muy dañina desde el punto de vista cardiovascular, porque tiene mucha carga de sal, de comidas fritas y guisadas.

El especialista también comentó que en la medida que la inseguridad se ha incrementado, la gente recurre a medios de transportes motorizados. “Cuando esto se acompaña de no hacer ejercicios regularmente, predomina la vida sedentaria”.

El tercer factor que el cardiólogo mencionó fue la falta de recursos económicos, situación que limita el acceso a medicamentos y que, al juntarlos todos, contribuyen para que el sistema arterial se obstruya.

El alto costo de los medicamentos hace que algunos pacientes recurran a métodos alternativos. “Para tratar un problema tan serio como la hipertensión arterial, todavía se escucha decir a la gente que el diente de ajo baja la presión arterial”, dijo Fulgencio, lo que a su juicio, pone en evidencia la falta de información y lo limitante que resulta tener alto costo en gastos de medicamentos.

“Cuando la gente va a comprar una sola pastilla, de dos o tres que use, fácilmente tiene que buscar dos o tres mil pesos y estamos hablando de una población que a veces tiene un salario de miseria”, enunció.

El galeno hizo un llamado de atención sobre el servicio precario en los hospitales, donde se concentran el mayor volumen de pacientes.

Destacó que, aunque las muertes por afecciones cardiovasculares siguen siendo la principal causa de muertes, la tendencia desde 2016 es a la reducción de casos.

“Si lográramos que todos los centros públicos y privados dispusieran estos tratamientos y la población lograra tener acceso a medicamentos para tratar estos problemas, lograríamos aumentar la expectativa de vida de los dominicanos, que sigue siendo muy baja cuando se compara con países con ingresos per cápita similares a nosotros. Estamos hablando de que la media en el país son 70 años”, concluyó el cardiólogo.

El XX Congreso de Cardiología se desarrolla del 23 al 25 de marzo en el hotel Jaragua, con la participación de especialistas de Estados Unidos, España, México, Colombia, Brasil y República Dominicana.