Turismo de Salud y Bienestar a punto de relanzarse

El covid-19 ha puesto a prueba la capacidad de respuesta de los sistemas de salud del mundo, que sin contar con una vacuna ni tratamientos aprobados han sido el frente de batalla contra un nuevo enemigo que no conoce fronteras, sostuvo el Dr. Alejandro Cambiaso, presidente de la Asociación Dominicana de Turismo de Salud (ADTS).

El cierre de aeropuertos, puertos, restricciones económicas y las medidas de distanciamiento social, han reducido el desplazamiento de
personas y múltiples actividades, afectando de manera devastadora al sector turismo.

Nunca antes las aerolíneas, hoteles y demás eslabones de la cadena del turismo habían dependido tanto del sector salud y protocolos de higiene para sobrepasar una crisis y relanzarse, señaló el Dr. Cambiaso.

Por esto no podemos hablar de turismo sin hablar de salud. En este momento, explica el galeno, “la prioridad es prestar servicios a la población local, luego a los turistas que nos visiten y posteriormente atraer turistas de salud”. Pese a los obstáculos, es momento propicio para reinventarnos y que el segmento del turismo medico se planifique y sea innovador con atractivas propuestas, diferenciándose de sus competidores regionales.

Debido a la pandemia han aumentando considerablemente las listas de espera para recibir servicios de salud, cancelándose millones de procedimientos electivos y aumentando los costos de tratamientos odontológicos, estéticos y quirúrgicos, informó el reconocido experto.

Esta situación representa una oportunidad para los centros de salud que cuenten con oportunas estrategias de inserción, alta tecnología, garantías de calidad y seguridad, acreditación y departamentos internacionales con experiencia.

En este proceso, asegura el especialista, las alianzas con tour operadores, facilitadores médicos, seguros internacionales y de viajeros y la promoción y transformación digital juegan un rol preponderante. La telemedicina, recetas médicas digitales, expediente electrónico portable, aplicaciones móviles y otros avances tecnológicos, son elementos competitivos fundamentales para captar y asistir pacientes internacionales.

El turismo de salud dominicano tiene grandes desafíos y ventajas competitivas que debe aprovechar, enfatiza el Dr. Cambiaso, quien recomienda iniciar su relanzamiento con sus nichos de mercado naturales y cercanos como son la diáspora e islas del Caribe, que actualmente según informa se encuentran solicitando citas para procedimientos médicos y odontológicos en el país.

De manera adicional, explica, “debemos fomentar inversión extranjera directa de Estados Unidos y Canadá, nuestros principales emisores de turistas, para favorecer la transferencia de tecnología y de pacientes, apostando al potencial desarrollo del turismo de retiro”.

Considera el también coautor de la Guía de turismo de salud y bienestar de República Dominicana, que hay buenas oportunidades en el segmento Wellness, por el perfil de viajeros jóvenes preocupados por su salud y con conciencia ambiental, que según nuestras encuestas serán los primeros en viajar.

Actividades como el yoga, meditación, rehabilitación, saunas, termalismo, contacto con la naturaleza, gastronomía orgánica, turismo de montaña y glamping, pudieran complementar y diversificar nuestra oferta.