Un dispositivo para medir la creatinina puede cambiar el paradigma de la enfermedad renal

Un dispositivo para medir la creatinina puede cambiar el paradigma de la enfermedad renal

La empresa española Healthsens ha desarrollado un dispositivo portátil que mide, con una sola gota de sangre y en 40 segundos, el nivel de creatinina, indicador de control fundamental en enfermedad renal.

Iván R. Merás, vicepresidente de la empresa de investigación biomédica Healthsens, asegura con pasión y convencimiento que el novedoso dispositivo point of care (POC) diseñado por su compañía para la detección precoz y seguimiento de la enfermedad renal conllevará una revolución tecnológica similar a la que significó hace ya varias décadas atrás la aparición del glucómetro y lo que éste supuso para los enfermos diabéticos.

Este nuevo dispositivo generará un nuevo paradigma en el entendimiento y manejo de la enfermedad renal, “cambiando la vida de millones de personas que padecen la enfermedad en todo el mundo, aportándoles seguridad y tranquilidad”.

La empresa española, asentada en Asturias, ha finalizado tras casi una década de trabajo el desarrollo del primer dispositivo fiable, portátil, económico y relevante para el diagnóstico precoz y seguimiento de la enfermedad renal, un dispositivo POC que es capaz de medir en 40 segundos y con una sola gota de sangre capilar la creatinina, además de proporcionar en pantalla el índice de filtrado glomerular estimado (eGFR) “mediante una fórmula que supone una gran ventaja sobre las existentes hoy en día, que está validada para personas sanas o con insuficiencia renal y que cubre desde el nacimiento hasta los cien años de edad”.

Healthsens NephroPOC, que es el nombre bajo el que se comercializará la tecnología, es un aparato “que se puede llevar a cualquier sitio, efectuar la medición en cualquier circunstancia y proporciona una información fiable con datos relevantes”, según explica Merás.

Además se comercializará a un coste asequible, que se espera que no supere los 300 dólares, requisitos todos ellos para que una tecnología sanitaria pueda ser considerada POC. Los responsables de Healthsens esperan que gracias a este bajo coste pueda llegar a muchas más personas.

Fuente: Diario Médico.