Unidades de cuidados intensivos del Gran Santo Domingo empiezan a saturarse

Unidades de cuidados intensivos del Gran Santo Domingo empiezan a saturarse

  • Pacientes confrontan dificultades para conseguir espacio

SANTO DOMINGO, RD.- La propagación del COVID-19 arrecia en el Gran Santo Domingo, que al día de hoy registra 405 nuevos contagios. De los 540 casos nuevos reportados este jueves, 161 ocurrieron en el Distrito y 244 en Santo Domingo. En ambas demarcaciones se reporta el mayor número de muertes por la enfermedad: una de las dos registradas el miércoles y 11 de las 18 del martes.

El Distrito y Santo Domingo acumulan 236 del total de 635 fallecidos por COVID-19 que se registran en el país.

Al número de muertes antecede un aumento considerado en la hospitalización y el ingreso en las unidades de cuidados intensivos (UCI) que experimentan sus centros de salud.

Un paciente que el pasado miércoles requirió atenciones de emergencia, debió llamar a varios centros de salud antes de encontrar uno que tuviera disponibilidad para acogerlo en intensivos. El señor presentó un cuadro grave de neumonía.

El Servicio Nacional de Salud (SNS) registra 287 pacientes hospitalizados por COVID-19 en el Distrito y Santo Domingo, lo cual implica una ocupación del 57% de las 507 camas disponibles para esa enfermedad, en un total de 12 hospitales en ambas demarcaciones.

Las UCI habilitadas suman 85, de las que están ocupadas 64, igual al 75%, mientras los ventiladores artificiales son 79 y de esos, 36 están ocupados.

A nivel nacional, el SNS destina a pacientes con COVID-19 un total de 2,595 camas de hospitalización y 138 unidades de cuidados intensivos, que tienen una ocupación de 23% y 63%, respectivamente.

Esas unidades corresponden a camas del sistema público, sin incluir los centros privados y de cogestión, como Plaza de la Salud y Cedimat.

El ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, informaba el martes, durante la lectura del boletín epidemiológico #89, que en el país había 713 personas hospitalizadas, lo que representaba el 47% de ocupación en los centros de salud habilitados tanto a nivel público como privado. Los pacientes en UCI eran 139, equivalentes al 20% del total de hospitalizados, y había 58 personas bajo ventilación mecánica.

Según informó en el país hay 3,020 camas de hospitalización para COVID-19, de las que el Ministerio de Salud monitorea 1,531.

Para este jueves, Salud Pública reporta un total de 162 pacientes en cuidados intensivos, de los que el 53.9%, equivalente a 87 pacientes, se encuentran en el Gran Santo Domingo.

De acuerdo con el ministro Sánchez Cárdenas, el pico en la hospitalización se produce debido a un repunte de los casos que se dio luego de la reapertura de las actividades económicas, el 20 de mayo, tras dos meses de confinamiento para evitar la propagación del coronavirus.

La nueva “covidianidad”, como denomina el Gobierno a la etapa de convivencia con el COVID-19, no solo empuja el incremento de los contagios, sino que está provocando una saturación de los servicios de salud en general, debido a que pacientes regulares de diversas dolencias que dejaron de asistir a los centros por temor a contagiarse, acuden ahora a demandar atención en situaciones más críticas.

El hospital Plaza de la Salud tiene al día de hoy unos seis pacientes graves en espera de UCI, pues todas sus unidades están llenas. De esos enfermos, dos corresponden a afecciones relacionadas al coronavirus, pero los otros cuatro tienen otras complicaciones de salud.

Médicos consultados coinciden en que la situación actual “es crítica”, pues, además del incremento en los casos de COVID-19, los centros se están llenando con pacientes que estuvieron “guardados en sus casas” y acuden a demandar atención en un momento de repunte regular de afecciones como las cardiovasculares, neurocerebrales y renales.

Se suman también los traumas diversos, incluyendo los provocados en accidentes de tránsito que vuelven a aumentar luego de una baja considerable por el confinamiento y un aumento de la circulación de los ciudadanos.

En Santiago

El miércoles, la clínica Corominas de Santiago informó que las 86 camas de internamiento y 17 de UCI destinadas para COVID-19 estaban ocupadas en su totalidad. También el Hospital Metropolitano de Santiago (HOMS) alertaba de un incremento en el número de pacientes ingresados, contando 54 en una semana.