ATENCIÓN: ¿Cómo eliminar el mal aliento mediante la alimentación?

ATENCIÓN: ¿Cómo eliminar el mal aliento mediante la alimentación?

¿Sufres de mal aliento? El mal aliento puede estar causado por varios motivos, uno de ellos puede ser consumir ciertos alimentos. Aquí te enseñamos algunos trucos para eliminar el mal aliento mediante la alimentación. ¡Ponlos en práctica!

Eliminar el mal aliento mediante la alimentación

El mal aliento o halitosis es un signo clínico de poca gravedad, pero muy molesto. Por lo general, está causado por la liberación de gases producto de la fermentación de las bacterias. Si te has sentido identificado, ten en cuenta que ni estás solo, ni es algo nuevo: la halitosis afecta al 25 % de la población.

Si bien existen muchos tipos e intensidades de lo que se considera mal aliento, podemos indicar también que cerca del 90 % de los casos están causados por los millones de bacterias que viven en la cavidad bucal.

Dichas bacterias, al fermentar los alimentos, pueden producir compuestos sulfurados que no tienen el mejor de los olores (para que te hagas una idea el huevo podrido genera compuestos sulfurados).

También te puede interesar: Ojeras, mal aliento y vientre hinchado: ¿Qué lo causa?

Principales causas del mal aliento

Mujer con mal aliento
Hay muchos factores que indicen en la aparición del mal aliento. La placa bacteriana, al igual que algunos alimentos, pueden ser detonantes.

La placa dental

La boca es uno de los lugares del cuerpo con mayor cantidad y variabilidad de microbios. En cuanto al mal olor, la placa dental está relacionada con la putefracción bacteriana de un cóctel que incluye restos de comida, sangre, células y saliva.

Cuando el equilibrio microbiano se pierde, la placa dental puede llegar a producir suficientes compuestos sulfúricos, diaminas o ácidos grasos de cadenas cortas que generan esta sintomatología.

Alimentos

Diferentes tipos de alimentos se han relacionado con el mal aliento:

  • Cebolla y ajo: son ricos en compuestos azufrados que, tanto en la boca, como más tarde, al ser absorbidos y eliminados por gases pulmonares, pueden producir este aliento tan característico.
  • Productos lácteos: varias bacterias que habitan en la boca pueden fermentar aminoácidos presentes en los productos lácteos, generando residuos de nombres tan sugerentes como cadaverina o putrescina.
  • Pescado en conserva: en general, nadie suele confundir el olor a pescado podrido. Durante el tiempo de conserva el pescado continúa degradándose y produciendo aminas biógenas que se asocian a ciertos tipos de mal aliento.
  • Carbohidratos de rápida fermentación (FODMAP): estos son un tipo de moléculas de carbohidrato que con facilidad son fermentadas por las bacterias naturales presentes en la boca y en el intestino, favoreciendo el desarrollo de gases, hinchazón abdominal, alteraciones del tránsito intestinal y, por supuesto, mal aliento.

Tabaco y alcohol

Consumir bebidas alcohólicas con alta frecuencia podría incrementar la intensidad del mal aliento porque el etanol es un agente deshidratante y provoca la volatilización de los productos bacterianos. El tabaco también influye, potenciando los efectos del alcohol.

Lee este artículo: Perjuicios del tabaco en la cavidad oral

Tratamiento para eliminar el mal aliento mediante la alimentación

Mujer tomando agua para cuidar la salud de la piel
En ocasiones, basta con revisar los hábitos alimentarios y aumentar el consumo de agua para combatir el mal aliento. Sin embargo, no debemos olvidar lo asociado a la higiene.

Averiguar la causa del mal aliento

Lo primero que debes hacer antes de empezar cualquier tratamiento es averiguar la causa principal del mal aliento. Quizás solo debes ser cuidadoso con el consumo de ajo y cebolla, o mantener la boca hidratada.

Evitar tabaco y alcohol

Como hemos dicho, el tabaco y alcohol pueden agravar los síntomas del mal aliento. Si los consumes, será fundamental evitarlos para frenar este problema. 

Comer un máximo de tres veces al día

A mayor número de ingestas diarias, mayor alteración del pH bucal, más tiempo dando alimento a las bacterias y más riesgo de que se acumulen restos de comida. Además, los snacks entre horas son, en muchos casos, dulces y apetecibles para las bacterias.

Realizar una buena higiene bucal y enjuagues con aceite de coco

Según los estudios, más que la pasta dental, lo importante es el cepillado. Además, si padeces de mal aliento, al acabar de cepillarte los dientes, te recomendamos que realices periódicamente, enjuages con aceite de coco. La grasa de coco es rica en ácido laúrico, una sustancia que ha demostrado efectos positivos al combatir diversos patógenos.

  • Así, al acabar de cepillarte los dientes, coge una cuchara sopera de aceite de coco y haz enjuagues durante 5 o 10 minutos. Luego, puedes prolongar el proceso hasta por 20 minutos. Una vez transcurrido el tiempo no te lo tragues, escúpelo.

Masticar ciertas hierbas

Masticar perejil, menta, clavo, hinojo y algunas hierbas como la alfalfa, cardamomo, manzanilla, mirra, romero y salvia, también sirven para reducir la halitosis.

Algunos complementos nutricionales útiles

Probióticos
Los probióticos orales pueden contribuir al tratamiento del mal aliento. Sin embargo, consulta al médico antes de tomarlos.
  • Zinc: varios estudios muestran que el consumo de sales de zinc transforman los compuestos azufrados en gases sin olor.
  • Probióticos: en general, la bacteria debería prevalecer en la boca de las personas sanas es la Streptococcus salivarius, en cambio, en personas con mal aliento, se han identificado niveles bajos de esta bacteria o incluso ausencia. Es por ello que parece ser que los probióticos orales pueden ayudar a solucionar este tipo de problemas.

En conclusión, si sufres de mal aliento, espacia tus comidas, modera la fibra de rápida fermentación y apóyate con enjuagues de aceite de coco. En en muchos casos, estas medidas son suficientes para combatir esta incomodidad. En caso de que se mantengan los síntomas, te recomendamos que visites a un profesional.