ATENCIÓN: Crisis en hospital Arturo Grullón

ATENCIÓN: Crisis en hospital Arturo Grullón

SANTIAGO, RD.-  En la puerta de entrada del hospital Infantil Arturo Grullón hoy hay varios furgones, la señal de que está intervenido.

Atravesamos los pasillos y el ruido es infernal, la remodelación del centro le ha quitado la oportunidad a cientos de niños de ser atendidos, y le ha quitado la paz a los que están ingresados.

En una vista hecha al centro pudimos identificar que varias áreas están intervenidas y que los servicios que ofrece el centro se han disminuido en más de un 50%.

Los niños que vienen referidos de la línea noroeste no siempre son recibidos, ya que el centro no tiene forma de dar respuesta.

La unidad de cuidados intensivos neonatales está funcionando en muy baja proporción.

Ante esto el Voluntariado Jesús con los niños, un brazo de apoyo para el centro y los parientes de los niños ha denunciado las precarias condiciones en las que opera el único hospital infantil con el que cuenta la región Norte.

Le puede interesar:

20 nuevas enfermeras en el Arturo Grullón

La falta de quirófanos ha provocado que las cirugías electivas estén canceladas, y él área donde se están realizando procesos quirúrgicos de emergencia está ubicada entre infectología y la morgue del dispensario, lo cual se constituye en un riesgo para los niños que son operados.

Xenia Gell de Álvarez, fundadora del Voluntariado aseguró que “son muchos los médicos negados a trabajar allí por el riesgo a los pacientes y a su propia integridad, por no contar con el mínimo requerimiento de esterilización y seguridad”.

El voluntariado también denuncia que las intervenciones se están haciendo de manera indiscriminada, ya que sin concluir las áreas se se intervienen otras, y aunque han planteado esto a los ingenieros no reciben respuesta de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE).

Xenia Gell afirmó que esa prolongada situación ha costado la vida de muchos niños y niñas de la región Norte. Y decenas de familias esperan por meses una cirugía que les devolvería la esperanza de vivir, pero que aún no llega.

La fundadora del Voluntariado agregó que desde la OISOE en lugar de ampliar la capacidad de respuesta del centro, disminuyeron el espacio para las camas del hospital, cuando se necesita un centro de mayor capacidad para poder curar las dolencias de niños enfermos.

“Esta situación limita mucho más los servicios y la atención digna que debe proveerse a la población infantil más pobre entre los pobres”, puntualizó Xenia Gell de Álvarez.

La información se dio a conocer en una rueda de prensa en el Centro de Convenciones de Santiago donde estuvieron las directivas del Voluntariado Jesús con los Niños.

Por Indira Vásquez