ATENCIÓN: Fiebre, dolor de garganta, resfriados… ¿sabes cuáles son los mejores remedios caseros?

ATENCIÓN: Fiebre, dolor de garganta, resfriados… ¿sabes cuáles son los mejores remedios caseros?

Limón, jengibre, miel… estos alimentos te ayudan a curar el resfriado.

Poco a poco llega el frío y con él las bajadas de temperaturas, así que es normal que empiecen los primeros estornudos, los dolores de garganta, la fiebre, el dolor de cabeza… Amiga la gripe está cerca y lo sabes.

Aunque lo mejor es que acudas al médico, tenemos algunos remedios naturales que te ayudaran a sentirte mejor.

Más vitamina C: Las dosis altas de vitamina C pueden reducir ligeramente la duración de la gripe, ya que ayuda al sistema inmunológico. Los alimentos con alto contenido de este tipo de vitamina son: la naranja, los limones; las verduras de hojas verdes. Se puede hacer un té de limón con miel . Este te ayuda a descongestionar la nariz, la garganta y a mejorar la respiración.

Ingredientes: Jugo de 1 limón, 2 cucharadas de miel, 1 taza de agua hirviendo. Se mezcla la miel con el agua hirviendo hasta que se tenga una mezcla homogénea y se añade el jugo del limón.

Vahos: Para abrir las vías respiratorias, ayudar a expectorar toda la mucosa y aliviar el dolor de garganta, los vahos de eucalipto son una buena opción. Se ponen 6 hojas en un bol de agua caliente y se inhala el vapor durante unos minutos.

Jengibre: posee propiedades analgésicas, antipiréticas y antibacterianas. Una forma de consumirlo es hacerse este té con los siguientes ingredientes: 1 cucharada de jengibre, 1 cucharada de miel, 1 taza de agua hirviendo, unas gotas de limón. Se deja reposar unos 10 minutos el jengibre con todos los ingredientes y se cuela.

Otros alimentos

El ajo, la mostaza o la pimienta son beneficiosos para descongestionar la nariz, reducir la fiebre y los dolores en el cuerpo.

El caldo de pollo contiene vitamina A, C y E, las cuales ayudan a aumentar la resistencia del sistema inmune, además aporta sodio que ayuda a la regulación de la temperatura corporal, siendo útil en casos de fiebre.

La cebolla alivia la congestión pulmonar, calma la tos y desinfecta las mucosas.